El Sol se acerca a un cambio de ciclo: ¿tendrá consecuencias para la Tierra?

Por 20minutos.es
22 de Junio de 2019 Actualizado: 22 de Junio de 2019

El campo magnético del Sol pasa por un ciclo que cambia cada 11 años y que actualmente vislumbra su fin. Según los científicos del Servicio Nacional Meteorológico de EE. UU. (NOAA, por sus siglas en inglés), se prevé que el ciclo solar actual, llamado Ciclo 24, concluya a finales de 2019 o a principios de 2020.

Ese será el momento de menor actividad solar. ¿Cómo afectará a la Tierra el nuevo ciclo? Según las predicciones de los expertos, el Ciclo 25 se asemejará al 24: “Esperamos que sea otro ciclo bastante débil, precedido por un mínimo largo y profundo”, aseguró el pasado abril Lisa Upton, doctora en física solar y copresidenta del panel de expertos encargado de predecir cómo será el próximo ciclo.

La predicción del ciclo solar ayuda a los científicos a hacerse una idea de la frecuencia de las tormentas de clima espacial de todo tipo, desde apagones de radio hasta tormentas geomagnéticas y tormentas de radiación solar.

Tal y como explican en un comunicado los expertos del NOAA, el clima espacial puede afectar a las redes eléctricas, a las comunicaciones militares, a los satélites y a las señales GPS, e incluso puede exponer a los astronautas a dosis de radiación dañinas.

Pronóstico preliminar para el Ciclo Solar 25. (NOAA)

De acuerdo a estos vaticinios, el nuevo ciclo solar “podría tener un comienzo lento, pero se anticipa que alcanzará su mayor nivel con un máximo solar entre 2023 y 2026”. No obstante, el número de manchas solares que esperan, entre 95 y 130, se encuentra “muy por debajo del promedio, que normalmente oscila entre 140 y 220 manchas solares por ciclo solar”, sostienen.

A pesar de que los pronósticos sugieren un Ciclo 25 tranquilo, no descartan que puedan producirse “violentas erupciones del Sol en cualquier momento”, indica el físico Doug Biesecker.

Además de daños en infraestructuras como la red eléctrica o satelital, las erupciones solares también pueden influir en el clima de la Tierra.

Según recoge el diario ABC, una investigación de Robert Leamon, científico investigador del Centro de Vuelo Espacial Goddar de la NASA, los rayos cósmicos pueden afectar a la conductividad eléctrica en la atmósfera superior, lo que influiría en la formación de las nubes.

Según explica Leamon en su estudio, “el pronóstico del comportamiento global del Sol coloca la próxima terminación solar a principios de 2020 y, por lo tanto, anticipamos un fuerte fenómeno de El Niño en 2019, y una fuerte La Niña en 2020”.

***

Te recomendamos

Esta es la historia de una chica solitaria y acosada que recuperó su autoestima después de asistir a un evento que cambiaría su vida para siempre.

TE RECOMENDAMOS