El suimanga dorsioliva, de colores azul y amarillo metálicos, tiene un secreto escondido bajo las alas

Por Louise Chambers
21 de Enero de 2023 6:51 PM Actualizado: 21 de Enero de 2023 6:51 PM

El ejemplar macho del ave suimanga dorsioliva del sudeste de Asia y Australia es una pequeña belleza con un colorido rasgo escondido bajo las alas. Su plumaje azul metálico y amarillo aumenta con un repentino estallido de albaricoque cuando llega el momento de buscar pareja.

Por su parte, la hembra del suimanga dorsioliva es menos vistosa que su homólogo masculino, que saca a relucir todo su esplendor durante la época de apareamiento. Este pequeño pájaro cantor también tiene un vientre amarillo brillante, atractivas plumas azules iridiscentes en la parte superior del pecho y la garganta, y plumas del dorso y las alas de color oliva, pero el salpicado de plumas albaricoque bajo sus alas es realmente su arma secreta, que solo muestra cuando el macho intenta atraer a la hembra.

Ave suimanga dorsioliva (macho) en los Jardines Botánicos de Singapur fotografiada el 26 de diciembre de 2008. (Lip Kee Yap/ Creative Commons CC BY-SA 2.0)

Las aves suelen aparearse entre los meses de abril y agosto en el hemisferio norte, y entre agosto y enero en el hemisferio sur.

Cuando una pareja se aparea con éxito, la hembra construye sola un nido en forma de pera con tallos de hierba y otros materiales fibrosos, con una pequeña entrada lateral, según One Big Birdcage. Pondrá hasta tres huevos de color verde pálido con motas marrones y los incubará durante 11 días.

Ave suimanga dorsioliva (hembra) en los Jardines Botánicos de Singapur fotografiada el 26 de diciembre de 2008. (Lip Kee Yap/ Creative Commons CC BY-SA 2.0)
Esta foto, tomada el 4 de enero de 2022, muestra un ave suimanga dorsioliva en el Parque Reina Sirikit de Bangkok. (LILLIAN SUWANRUMPHA/AFP vía Getty Images)

Una vez nacidos los polluelos, el macho regresa y comparte la alimentación con su compañera durante 16 días, hasta que los volantones abandonan el nido.

El ave suimanga dorsioliva –cinnyris jugularis– mide unos 12 centímetros de largo y es omnívora, se alimenta del néctar de las flores de coco y papaya y busca invertebrados como arañas, hormigas y orugas. Vuelan rápido y muchas toman el néctar planeando, pero a menudo prefieren encontrar una percha desde la que alimentarse, según el Parque Nacional de Tailandia.

Cinnyris jugularis – macho de ave suimanga dorsioliva revoloteando mientras se alimenta (Doug Janson/ Wikimedia Commons- CC BY 3.0)

Estas aves tienen un extenso hábitat que incluye el sur de China, Filipinas, Myanmar, Laos, Tailandia y Malasia, Indonesia y el noreste de Australia. Aunque inicialmente estaban ligadas a los manglares, ahora se han aclimatado a los espacios humanos. No es infrecuente ver pájaros solitarios suimanga dorsioliva en bosques, huertos y plantaciones de cocoteros que bordean ciudades y pueblos.

Se cree que su población es estable, y sus alas especiales de color albaricoque pueden deleitar a los amantes de las aves durante generaciones.

Esta foto tomada el 4 de enero de 2022 muestra un pájaro sol dorsoliváceo en el Parque Reina Sirikit de Bangkok. (LILLIAN SUWANRUMPHA/AFP vía Getty Images)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.