El último adiós a Muhammad Ali en Louisville, su ciudad natal

10 de Junio de 2016 Actualizado: 10 de Junio de 2016

El cuerpo de la leyenda del boxeo, Muhammad Ali, abandonó hoy a las 10:35 a.m. la funeraria en Louisville, Kentucky y se dirigió en una kilométrica peregrinación por la ciudad que lo vio crecer.

Durante el trayecto, fue escoltado por 16 limusinas y miles de fans que lo acompañaron hasta su destino final. Mike Tyson, Lennox Lewis y Will Smith fueron algunos de los que sacaron el féretro de Ali y abordaron los autos que los llevarían hasta el cementario de Louisville Cave Hills.

El portavoz de la familia, Bob Gunnell, dijo el viernes que la lápida en el Cementerio Cave Hill estará en sintonía con la tradición islámica. Ali siempre dijo que deseaba ser cremado en su lugar de nacimiento, donde aprendió a boxear y donde realizó su primera pelea. También en esta ciudad se erigió un museo como orgullo a sus triunfos, a sus causas humanitarias y a su sentido de justicia social, del mismo modo que en su honor y como homenaje a su persona la ciudad nombró un boulevar con su nombre.

El sepelio seguirá por la tarde con un gran servicio en el que asistirán más de 15.000 personas, incluidas cientos de celebridades y funcionarios públicos. Entre los oradores programados están Bill Clinton, el comediante Billy Crystal y el periodista televisivo Bryant Gumbel.

Ali falleció el viernes pasado a los 74 años, luego de una larga batalla con el mal de Parkinson. Un servicio funerario tradicional musulmán se llevó a cabo el jueves por la tarde, con admiradores que llegaron de todas partes del mundo para presentarle sus respetos y el último adiós al “más grande”.

TE RECOMENDAMOS