El último Blockbuster que queda en el mundo atrae personas de todas partes y tiene pelis que no están en internet

Por Jesús de León – La Gran Época
17 de Agosto de 2018 Actualizado: 17 de Agosto de 2018

Una tienda Blockbuster en Bend, Oregón, se convirtió en el último del mundo y sobrevive porque todavía hay clientes que lo buscan queriendo salir de las pantallas digitales y del celular.

Los otros dos locales independientes que existían en Alaska cerraron en Julio. Diez años atrás había 9.000 tiendas Blockbuster en todo el mundo. Después de un declive en la década de 2000, la compañía se declaró en bancarrota en EE. UU. en 2010.

Ahora, ¿cómo es estar en el último Blockbuster que queda en EE. UU. y en el mundo?

“Me siento triste y nostálgica de ver a Blockbuster desaparecer. Esta tienda ha estado aquí desde 1992 y vine a trabajar para ellos en 2004. Cuando me enteré de que este iba a ser el último, me puse nerviosa, sin saber qué iba a pasar”, contó la gerente del local Sandi Harding a BBC.

Entrar a este último Blockbuster, según la gerente del local Sandi Harding: “es algo así como volver a la biblioteca. Puede ir por los pasillos y todo va a estar exactamente de la forma en que estaba en los años 90”.

Los elementos de un Blockbuster tradicional se conservaron: paredes amarillas, máquinas de dulces, e incluso el sistema informático con su pantalla azul. Y obviamente, el buzón para devoluciones.

Un cliente en Blockbuster el 11 de noviembre de 2004, en Wilsonville, Oregon. (Foto de Craig Mitchelldyer/Getty Images)

Sandi no es la única afectada por la nostalgia, también los antiguos clientes lo sienten.

“¡Me trae todos los recuerdos de cuando era pequeño! Hasta el olor del lugar es parte de mi vida. Alquilaba películas por un dólar y pasaba el tiempo buscando en los mostradores la película perfecta para una gran noche”, dijo a la BBC Erin Sahul, 37años, visitante procedente de Seattle.

Como es el último de este tipo de establecimientos, Sandi recibe personas de todo el mundo y de todo el país.

Además, luego que cerraran los dos otros locales en julio, este último Blockbuster recibió una inusitada atención de los medios. Razón por la cual la gente viene incluso por turismo, para hacerse fotos en el establecimiento.

Joe Webber busca un alquiler en una tienda de Blockbuster el 11 de noviembre de 2004, en Wilsonville, Oregon. (Foto de Craig Mitchelldyer/Getty Images)

Por lo demás, Sandi sigue con su rutina de empleada. “Tenemos que seguir llamando a clientes para que devuelvan las películas que alquilaron, aunque no lo hacemos con la misma frecuencia que antes”, cuenta la encargada del último Blockbuster del mundo.

Todos los martes, Sandi Harding -gerente del establecimiento- sigue yendo a los hipermercados a comprar nuevos títulos para su tienda, que cuenta con Blu-ray, DVD y videojuegos, viejos y nuevos.

Sin embargo, Sandi confiesa que no sabe qué pasará en los próximos años, pero que si llega a cerrar el último Blockbuster del mundo, “no importa” porque durante este tiempo ella “amó trabajar para esta compañía”.

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS