El uso de asistencia social disminuye con Trump, ahorrando miles de millones a los contribuyentes

Por Petr Svab - La Gran Época
05 de Marzo de 2019 Actualizado: 05 de Marzo de 2019

Casi 3,9 millones de estadounidenses han dejado de recibir beneficios de cupones de alimentos desde que el presidente Donald Trump asumió el cargo, ahorrando a los contribuyentes más de USD 8500 millones.

Según los últimos datos disponibles, unos 38,2 millones de personas recibieron pagos de cupones en noviembre de 2018, frente a los 42,1 millones de febrero de 2017, el primer mes completo en que Trump ocupó el cargo.

Los cupones de alimentos –renombrados Programa Suplementario de Asistencia Nutritiva (SNAP) en 2008 para “combatir el estigma”– proporcionan en promedio de unos USD 250 por hogar al mes para comprar comestibles.

Cada estado tiene diferentes reglas para recibirlos, pero en general, los participantes deben tener bajos ingresos. El beneficio también es restringido para los adultos sin hijos y sin discapacidades entre los 18 y 49 años de edad, que por lo general solo pueden recibirlo durante tres meses cada tres años, a menos que trabajen o se capaciten para un trabajo por lo menos 20 horas a la semana. Los estados pueden descartar los requisitos de trabajo en zonas con alto desempleo o escasez de trabajo.

Ahorro

Durante los primeros 22 meses de Trump, el gobierno pagó más de USD 112.000 millones por SNAP, más de USD 8500 millones menos que en los últimos 22 meses de la presidencia de Obama.

La inscripción en el SNAP alcanzó su máximo histórico en diciembre de 2012, con cerca de 47,8 millones de personas y casi uno de cada cinco hogares recibiendo la asistencia. Desde entonces ha estado disminuyendo, pero a un ritmo mucho más rápido desde que Trump asumió como Presidente.

En los últimos 22 meses del mandato de Obama, la asignación se redujo en más de 2,7 millones, pero eso incluyó una caída repentina de más de 770.000 en abril de 2016, cuando entraron en vigor los requisitos laborales para los adultos sanos. Antes de eso, la mayoría de los estados descartaban los requisitos, debido a la recesión de 2008.

“Incentivo al trabajo”

La administración Trump ha estado tratando de revisar el SNAP y otros programas de asistencia social para impulsar a los inscritos a encontrar trabajo.

Incorporar a la gente en la fuerza laboral fue una de las promesas de campaña de Trump cuando anunció su candidatura el 16 de junio de 2015.

“Tenemos gente que no está trabajando. Tenemos gente que no tiene incentivos para trabajar”, dijo en su discurso en la Torre Trump. “Pero tendrán un incentivo para trabajar, porque el mejor programa social es un empleo”.

Trump buscó expandir los requisitos de trabajo a todos los adultos sanos hasta la edad de 59 años, pero la medida murió en el Senado, donde una delgada mayoría republicana no pudo reunir suficientes votos demócratas para superar una obstrucción.

Nueva regla

En cambio, el Departamento de Agricultura propuso endurecer las reglas para las exenciones de los requisitos de trabajo, incluyendo recortar a las regiones más prósperas de las zonas exentas, limitar la duración de las exenciones a un año, y solo permitir exenciones locales en zonas donde la tasa de desempleo excede el 7 por ciento. Actualmente, se puede considerar que una zona no tiene “suficientes puestos de trabajo” si tiene una tasa de desempleo del 5 por ciento.

“Creemos que (…) el propósito es ayudar a la gente a avanzar hacia la independencia”, dijo el secretario de Agricultura Sonny Perdue ante el Congreso el 28 de febrero. “Debemos ayudar a la gente cuando están mal, pero eso no debe ser interminable”.

***

Descubre a continuación

El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad

TE RECOMENDAMOS