Elecciones en EE.UU.: Republicanos toman el control del Senado y los Demócratas de la Cámara

Por La Gran Época
07 de Noviembre de 2018 Actualizado: 07 de Noviembre de 2018

El 6 de noviembre los estadounidenses votaron por los 435 escaños en la Cámara de Representantes, por 35 de los 100 escaños en el Senado, y 36 gobernadores de los 50 estados, lo que significó un nuevo reto para el gobierno de Donald Trump.

De acuerdo a los resultados preliminares, el gobierno de Trump mantuvo la mayoría en el Senado con el triunfo de los Republicanos sobre 51 de los 100 asientos y los Demócratas tomaron el control de la Cámara.

Entre los puestos de Gobernadores, los Demócratas también avanzaron tomando el control de Colorado, Nueva York, Illinois, Maine y Nuevo México, pero perdieron las plazas de Florida y Ohio.

El presidente Donald Trump festejó los resultados.

“Es un tremendo éxito esta noche. Gracias a todos”, escribió Trump en Twitter, conociendo que los resultados de elecciones de medio período presidencial son los más difíciles para un mandatario mantener la popularidad.

Los resultados de las elecciones a medio plazo suelen ir en contra de la administración titular. En las elecciones intermedias de 2014, el gobierno de Obama sufrió una pérdida de 13 escaños en una Cámara de 188 demócratas y una pérdida de nueve escaños en el Senado.

“En los últimos 105 años, solo ha habido 5 veces que un Presidente en ejercicio ha obtenido escaños en el Senado en las elecciones del año anterior”, escribió Trump.

Resultados del Senado

Con una mayoría en el Senado, los Republicanos defendieron 9 escaños y los Demócratas 26. Como resultado preliminar el Gobierno de Trump mantiene el control sobre el 51% en la cuenta de 96 sobre 100.

Republicanos: 51 asientos

Demócratas: 43 asientos

Otros: 2

“Recibí tantas felicitaciones de parte de nuestra Gran Victoria anoche, incluso de países extranjeros (amigos) que me estaban esperando, y con la esperanza, de ofertas comerciales. ¡Ahora todos podemos volver al trabajo y hacer las cosas!”, escribió Trump más tarde.

En un mitin de campaña en Fort Wayne, Indiana, el 5 de noviembre, Trump anticipó el clima político en los Estados Unidos con la multitud. “Todos los días desde [su victoria en 2016], la clase dominante fallida ha estado tratando de recuperar su camino hacia el poder.

“No están teniendo un tiempo fácil”, agregó el Presidente.

Cámara de Representantes

Los resultados parciales dan posibilidades a los Demócratas de avanzar en el control de la Cámara, pese a la victoria de Trump en el Senado.

Republicanos: 193 asientos

Demócratas: 219 asientos

Trump matuvo su fortaleza en sus seguidores. pero los Demócratas ganaron 26 puestos considerados vulnerables para los Republicanos, entre ellos algunos de Florida, que en 2016 habían respaldado a la demócrata Hillary Clinton, y perdioron dos, en distritos de Minnesota y Pensilvania.

El grupo opositor necesitaba ganar 23 escaños en la Cámara de Representantes para hacerse cargo de la mayoría de la Cámara, y desafiar la agenda presidencial de Trump.

Gobernadores

Antes de las elecciones intermedias, los republicanos ocupaban 33 de los 50 escaños de los gobernadores, mientras que los demócratas tenían 16. Los resultados demuestran un avance de los Demócratas pero con la pérdida de los titulares de Florida y Ohio.

Republicanos: 22 gobernadores, entre ellos, Ron DeSantis de Florida y Mike DeWine de Ohio.

Demócratas 25

Si se confirman los resultados, los Demócratas dicen que el poder de la Cámara de Representantes los ayudará a “controlar” las políticas de la administración de Trump, donde podrían bloquear nuevos recortes de impuestos, la desregulación y los cambios a las leyes de inmigración de los Estados Unidos, así como la construcción de un edificio estadounidense. –Muro fronterizo de México.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo a los reporteros a primera hora de la tarde que, sin importar el resultado en la Cámara, la agenda de la administración de Trump no iba a cambiar y aún estaba enfocada en reducir los impuestos, hacer crecer la economía, crear empleos, derrotar a ISIS, rehacer el El poder judicial, y la lucha contra la crisis de los opioides. Ella dijo que también continuarían buscando impulsar la infraestructura y tratando de que los demócratas lleguen a la mesa para enfrentar la inmigración ilegal.

En menos de dos años el Gobierno de Donald Trump enfrentó décadas de la ofensiva guerra económica de China contra Estados Unidos, logró un acuerdo para la desnuclearización de Corea del Norte, castigó repetidamente a Rusia por malignas actividades en el territorio estadounidense y en todo el mundo, y salió de un acuerdo nuclear con Irán, lo que él y sus aliados veían como desastroso.

El Presidente también dirigió la salida de Estados Unidos de los acuerdos transnacionales que él y sus aliados consideraban unilaterales. El Presidente también afirmó la independencia de Estados Unidos de los tribunales y organizaciones globales, incluida la Corte Penal Internacional y la Unión Postal Universal.

Trump no se ha apartado de su propuesta presidencial y mantiene su fuerza entre los Republicanos, pero deberá enfrentar la oposición en la Cámara.

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?


TE RECOMENDAMOS