Elefante rescatada lleva a sus bebés de visita sorprendiendo a la familia humana que la crió

Por SHANSHAN HU
17 de Agosto de 2019 Actualizado: 18 de Agosto de 2019

En un día normal de otoño en la fundación David Sheldrick Wildlife en Kenia, el personal y los cuidadores estaban haciendo sus labores diarias cuando tres visitantes inesperados aparecieron en las puertas. Yatta, una elefante exhuérfana de 18 años del Proyecto de Huérfanos de la fundación, trajo a su cría recién nacida junto con su hija primogénita para sorprender a aquellos que cuidaron a la madre hace muchos años.

Hace más de 10 años, Yatta fue liberada para estar con su especie. Sin embargo, como cualquier otra madre, Yatta aprecia y quiere mostrar su tesoro, sus preciosos bebés, a su familia humana, que la cuidó desde que era una cría.

En septiembre de 1999, un equipo de colaboradores trabajaba cerca del Parque Nacional Tsavo del Este cuando escucharon los gritos de angustia de Yatta. Siguieron el llanto y encontraron a Yatta dando vueltas alrededor del cuerpo de su madre, debajo de la meseta de Yatta. Lamentablemente, la mamá fue asesinada por cazadores furtivos por sus colmillos, dejando sola a la bebé de un mes de edad.

Los hombres ayudaron a transportarla al criadero David Sheldrick Wildlife Trust en Nairobi para su cuidado. Al llegar a las instalaciones, Yatta estaba muy débil con articulaciones rígidas periódicamente, pero se fortaleció con el paso de los años bajo el cuidado y la atención médica adecuada.

En 2001, Yatta estaba programada para ser reintegrada a su hábitat natural al trasladarla a las manadas salvajes de Voi, donde los otros elefantes ex huérfanos fueron reincorporados a su ambiente silvestre. La amabilidad y la naturaleza maternal de Yatta destacaron entre el personal, de manera que fue elegida para ser reubicada en los nuevos Pabellones de Rehabilitación de Ithumba, en el centro para ayudar a cuidar a los huérfanos más jóvenes del Criadero de Nairobi.

A medida que fue madurando a lo largo de los años, Yatta estaba preparada para aparearse, y dio a luz a su primogénita a principios de 2012. La cría fue llamada Yetu —”nuestra” en Swahili— y fue la segunda cría nacida en estado salvaje en las Unidades de Ithumba, engendrada por un elefante salvaje.

Alrededor de la época en que nació Yetu, el personal del pabellón no la había visto en un par de días. Después de dar a luz entre el mediodía y la medianoche, Yatta regresó a la mañana siguiente con una adorable cría que tropezaba.

Ver esta publicación en Instagram

Yatta is one of our proudest success stories. In 1999, when she was just one month old, her mother was killed for her ivory. After a group of workers heard the baby’s anguished bellowing, she was rescued and flown to the DSWT. 18 years later, Yatta is living a fully wild life and is the mother of two beautiful calves. This #DSWTTransformationTuesday, swipe through to see her how her family has grown! • Photo 1 | January 2012: Baby Yetu, Yatta’s first calf, came into this world amid much fanfare. Over fifty elephants appeared at our Ithumba stockades to celebrate her birth with trumpeting, rumbling, and trunk kisses. • Photo 2 | July 2016: Yatta is a natural nurturer (she leads her own group of wild-living orphans), so we weren’t at all surprised to find that she is a fantastic mother. We were equally delighted when we discovered that her family was about to get bigger; Yatta was expecting again! • Photo 3 | October 2017: After a 22-month pregnancy, Yatta gave birth to Yoyo on October 6. Again, she invited her extended human/elephant family to celebrate her new arrival and has been sticking close to our Ithumba stockades. Baby Yoyo is a beautiful little bull who is already a pro at mud bathing (under the watchful eye of his mum, sister, and nannies, of course!). • Yatta – and her growing family – is living proof of the ripple effect that saving one elephant can have. To help us give more orphaned elephants hope for a future and a family in the wild, donate today: www.thedswt.org/donate • • • Photos © David Sheldrick Wildlife Trust #DSWT #Yatta #YattaDSWT #Yetu #YetuDSWT #Yoyo #YoyoDSWT #elephants #whyilovekenya #kenya #africa #tsavo #tsavvoireintegrationunitoeast #tsavonationalpark #Ithumba #ithumbareintegrationunit #magicalkenya #savetheelephants #saynotopoaching #racingextinction #jointheherd #DSWTat40 #worthmorealive #transformationtuesday

Una publicación compartida por Sheldrick Wildlife Trust (@sheldricktrust) el

Más de 50 elefantes en el pabellón saludaron y dieron la bienvenida a la amiguita, bañándola con gritos de trompeta y besos. El grupo procedió a dar sus paseos diarios, protegiendo cuidadosamente a Yetu rodeándola en el medio con sus grandes cuerpos.

Según los cuidadores, no es raro que los exhuérfanos regresen con sus crías, pero definitivamente les hace sonreír cada vez que los visitan. Cuando la segunda, Yoyo, recién nacida, apareció con su madre en el santuario, los cuidadores no se asustaron, sino que quedaron asombrados.

“No solo hemos salvado a una bebé huérfana y la hemos criado, sino que ha regresado con éxito a la naturaleza y ha formado su propia familia”, dijo Rob Brandford, miembro del personal, a The Dodo. “Para los elefantes, la familia lo es todo, así que no es de extrañar que elijan compartir a su nuevo miembro de la familia con sus antiguos cuidadores humanos, ya que son parte de su familia”, agregó. Pero cada vez que vienen con una visita “es increíble”, como él dice.

Dos de las “hermanas” huérfanas de Yatta también dieron a luz en el mismo mes que ella. El proyecto cuenta con más de 28 crías nacidas en el ambiente silvestre, y el número sigue aumentando. Un equipo de campo está constantemente buscando cazadores furtivos para mantener a los animales seguros y felices.

“Estamos encantados de ver cómo los rebaños de exhuérfanos comienzan a expandirse de manera tan natural”, agregaron los cuidadores. “No podría haber mejor regalo para nosotros, o testimonio del éxito del Proyecto Huérfanos, que compartir la alegría de tan sanos elefantes bebés como nuestros tres ‘Niños de octubre'”.

Aunque se fue de la casa en la que creció, Yatta siempre guarda en su corazón a las personas que la salvaron. “Es una mamá orgullosa”, dijeron los cuidadores. “Y en una muestra de absoluta confianza y afecto, trajo a su nuevo bebé de vuelta para conocer a la gente que la salvó”, agregó.

El amor y la compasión fluyen en ambas direcciones. Cuando la gente muestra cuidado y amor a aquellos que lo necesitan, ellos recibirán lo mismo a cambio.

Ese momento emocionante cuando los miembros de la familia se reúnen después de años de estar separados

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS