Emails clasificados de Clinton saturaron una cuenta de Gmail poco antes de su exoneración

Por Petr Svab - La Gran Época
17 de Agosto de 2019 Actualizado: 17 de Agosto de 2019

Cientos de correos electrónicos de Hillary Clinton que incluían información clasificada de su cargo como secretaria de Estado estuvieron en una cuenta privada de Gmail durante más de dos años y seguían allí unas dos semanas antes de que el entonces director del FBI, James Comey, diera su visto bueno a Clinton en una declaración de 2016 sobre su responsabilidad penal por el mal manejo de los secretos del país.

La cuenta de Gmail fue examinada por legisladores republicanos, debido a que su nombre -carterheavyindustries@gmail.com-mirrored- era casi idéntico al de una compañía china, Shandong Carter Heavy Industry Machinery CO., Ltd., con sede en Washington, D.C., Estados Unidos. La similitud suscitó la preocupación de que un actor extranjero hubiera tenido acceso a los correos electrónicos de Clinton.

El empleado de Platte River Networks (PRN), Paul Combetta, que administró el servidor de correo electrónico de Clinton entre 2013 y 2015, dijo que inventó el nombre de la dirección de correo electrónico y la utilizó en febrero de 2014 para transferir un archivo de los correos electrónicos de Clinton a un nuevo servidor. Los correos electrónicos parecen haber abarcado un período que va desde 2009 hasta mediados de 2013, incluyendo la mayor parte, si no la totalidad, del tiempo que Clinton estuvo en el Departamento de Estado.

Pero Combetta aparentemente no pudo eliminar todos los correos electrónicos de la cuenta de Gmail después de la transferencia.

“El FBI determinó que 820 de los correos electrónicos de Clinton, fechados entre el 25 de octubre de 2010 y el 31 de diciembre de 2010, permanecieron en la cuenta”, declaró en un informe de junio de 2018 sobre la investigación de Clinton el Inspector General (IG) del Departamento de Justicia, Michael Horowitz.

No fue hasta el 20 de junio de 2016 -aproximadamente dos semanas antes de la declaración de Comey del 5 de julio- que el FBI solicitó una orden de registro “para ver el contenido de estos correos y buscar otros relevantes para la investigación”, decía el informe, y también afirmaba que “el FBI pudo confirmar que la información clasificada seguía residiendo en… la cuenta perteneciente a Combetta”.

¿Quién tuvo acceso?

Gmail es un servicio de correo electrónico gratuito proporcionado por Google. Google está escaneando el contenido de los buzones de correo de los usuarios para personalizar sus servicios, según un informe Variety 2017. Esto abre la posibilidad de que Google haya escaneado todo el contenido del archivo de correos electrónicos de Clinton.

Horowitz había prometido al Congreso hace un año que el Departamento de Justicia (DOJ) investigaría lo que hizo el FBI para investigar el asunto de la cuenta Gmail. Horowitz informó en una carta del 9 de abril (pdf) a los senadores Chuck Grassley (R-Iowa) y Ron Johnson (R-Wis.) con los hallazgos del departamento.

El IG “no identificó ninguna información obtenida por el FBI durante la investigación… que reflejara que la cuenta de correo electrónico de Combetta… estuviera asociada con una empresa china o con el gobierno chino”, decía la carta.

“Además, basado en las pruebas que el DOJ revisó, el FBI no encontró pruebas durante su investigación de que Combetta (o cualquier otra persona) reenviara correos clasificados de la cuenta de correo electrónico a una entidad nacional o extranjera”.

La carta no indica si el FBI investigó quién y cuándo accedió a la cuenta de Gmail.

Era probable que el FBI tuviera acceso a esa información, ya que había obtenido una orden judicial para obtener “registros comerciales relativos a la cuenta de correo electrónico de Combetta…”, decía la carta.

El IG revisó esos registros y determinó que Combetta abrió la cuenta en 2012.

Dada la sensibilidad de los correos electrónicos de Clinton, en medio del escándalo de Bengasi en ese momento, no está claro por qué Combetta optó por utilizar una cuenta de Gmail para transferir los correos electrónicos, por qué no creó una nueva cuenta con ese fin, y por qué no logró durante años eliminar todos los correos electrónicos de la cuenta.

Se negó a ser entrevistado por el IG.

Segundo Archivo

La forma en que Combetta obtuvo el archivo de correo electrónico en primer lugar podría plantear más preguntas aún.

A mediados de 2013, se hizo cargo de la gestión de los correos electrónicos de Clinton, en lugar de Bryan Pagliano, exdirector de TI (tecnología de la información) de la campaña presidencial de Clinton en 2008 y más tarde empleado del Departamento de Estado.

Fue Pagliano quien tristemente instaló el servidor privado de correo electrónico en el sótano de la casa de Clinton en Chappaqua, Nueva York.

Combetta instaló un nuevo servidor en una instalación en Secaucus, Nueva Jersey, y alrededor del 30 de junio de 2013, transfirió todas las cuentas de correo electrónico del antiguo servidor al nuevo.

“Aproximadamente en el momento de la transición al servidor PRN en la primavera de 2013, la exayudante de Clinton, Mónica Hanley, creó dos archivos de correos electrónicos de Clinton desde el servidor de Pagliano, uno en una unidad de memoria USB (Archive Thumb Drive) y el otro en una computadora portátil (Archive Laptop)”, afirma el informe del IG de 2018.

“A principios de 2014, Hanley envió por correo el Archive Laptop a Combetta para transferir los correos electrónicos archivados de Clinton al servidor PRN. Además, le ordenó que ‘limpiara’ el archivo del portátil y lo enviara por correo a la asistente de Clinton en la Fundación Clinton después de que completara la transferencia”.

No está claro qué obligó a Hanley a pedir a Combetta que transfiriera los correos electrónicos al servidor PRN medio año después de que todos los correos electrónicos ya se hubieran migrado con éxito a él.

Ordenador portátil y memoria USB perdidos

El ordenador portátil era un Apple MacBook, dijo Combetta al FBI en una entrevista realizada el 15 de septiembre de 2015. Es posible que Hanley haya archivado los correos electrónicos en el formato de archivo de Apple, lo que habría sido incompatible con el sistema Microsoft Exchange en el servidor PRN. Por lo general, hay dos maneras de resolver esta incompatibilidad. Una es comprar un software que convierte el formato del archivo de Apple a Exchange. La otra es utilizar una cuenta “dummy”, como Gmail. Los correos electrónicos se copian primero del dispositivo de Apple a la cuenta de Gmail y luego se vuelven a copiar en un buzón de Exchange.

Combetta dijo al FBI que usó un correo electrónico “falso” para transferir los correos electrónicos, luego borró los correos electrónicos de la computadora portátil y la envió a la asistente de la oficina de Clinton.

Sin embargo, dijo que no “limpió” la computadora portátil, lo que deja la posibilidad de que los correos electrónicos aún puedan ser recuperados de su disco duro.

“Los registros de correo electrónico obtenidos por el FBI mostraron que la asistente de Clinton envió correos electrónicos a Combetta en marzo y abril de 2014 preguntando cuándo debería esperar recibir el ‘ordenador portátil borrado’; sin embargo, la asistente de Clinton declaró al FBI que no recordaba haberlo recibido nunca”, dice el informe del IG.

“Un analista nos dijo y los registros del FBI muestran que el equipo buscó y obtuvo registros de varios correos en un esfuerzo por localizar el archivo de la laptop. Basándose en estos registros, el FBI pudo confirmar que la computadora portátil fue entregada a Paul Combetta el 24 de febrero de 2014; sin embargo, el FBI no encontró ningún registro que muestre que Combetta envió la computadora portátil de archivo por correo a la asistente de Clinton como se le había solicitado”.

Aparentemente, el portátil sigue desaparecido.

Pero aún queda la memoria USB.

El FBI “intentó obtenerla” de Hanley, “pero ella dijo que no podía recordar lo que le había pasado”.

La memoria USB, al parecer, sigue faltando hoy en día.

El Inspector General y el FBI no respondieron a las solicitudes de comentarios.

*****

Descubre:

“Estaba horrorizada… no sabía que algo así podría pasarle a alguien”

TE RECOMENDAMOS