Emiliano Sala estuvo expuesto a altos niveles de monóxido de carbono antes de morir

Por EFE
14 de Agosto de 2019 Actualizado: 14 de Agosto de 2019

El futbolista argentino Emiliano Sala, que murió al estrellarse su avioneta en el Canal de la Mancha en enero pasado, estuvo expuesto a altos niveles de monóxido de carbono antes de fallecer, según un informe divulgado este miércoles por la División de Investigación de Accidentes Aéreos británica (AAIB, en inglés).

Las pruebas toxicológicas indican que el delantero del Cardiff estuvo expuesto a una cantidad tan elevada del gas que éste le podría haber provocado un ataque al corazón o haberle dejado inconsciente antes del impacto contra el agua.

El piloto de la avioneta, David Ibbotson, pudo haber sufrido la misma exposición, según los investigadores, si bien su cuerpo no se ha llegado a recuperar, por lo que no se le han podido efectuar exámenes.

La aeronave en la que viajaban ambos perdió contacto con el radar de la isla de Guernsey el pasado 21 de enero.

Imagen sin datar cedida por el Departamento de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido (AAIB) que muestra parte de los restos de la avioneta Piper PA-46 Malibú en la que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala. EFE/AAIB

Las autoridades de la isla, dependencia de la Corona británica, suspendieron la búsqueda del futbolista tres días después del accidente, al considerar que había pocas posibilidades de encontrarlo vivo.

Su cuerpo fue recuperado del interior de la avioneta hundida, modelo Piper Malibu, por un equipo de rescate privado y repatriado a Argentina.

Emiliano Sala comenzó a jugar al fútbol en el Club de Progreso en Santa Fe y permaneció hasta los 16 años cuando dio el salto al Proyecto Crecer en la vecina provincia de Córdoba.

Más tarde el Cardiff City inglés, pagó la cifra más alta de su historia, 17 millones de euros, para conseguir su pase procedente del Nantes francés.

La avioneta en la que Emiliano viajaba a Cardiff desde Nantes desapareció mientras sobrevolaba el Canal de la Mancha el pasado 21 de enero.

Tras dos semanas de búsqueda, la aeronave fue encontrada a 67 metros bajo el nivel del mar y en ella se encontró un cuerpo que resultó ser el de Sala, según confirmó la policía de Dorset (Reino Unido) el pasado 7 de febrero tras someterlo a las pertinentes pruebas forenses.

La posterior autopsia reveló que el jugador nacido en la provincia argentina de Santa Fe murió a causa de lesiones sufridas en la cabeza y en el tronco.

 

Descubre

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS