Emiten alerta en Hawái por un gusano que puede dejarte tetrapléjico

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
01 de Junio de 2019 Actualizado: 01 de Junio de 2019

El Gobernador de Hawai David Yukata Ige y el Departamento de Salud de Hawai emitieron una alerta de salud especialmente a los visitantes de la isla por un creciente número de casos de angiostrongiliasis, la enfermedad del gusano pulmonar de rata.

Se trata de un parásito que puede causar severos dolores de cabeza, efectos debilitantes en el cerebro y la médula espinal e incluso dejar a los pacientes tetrapléjicos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) confirmaron 15 casos de la enfermedad entre 2018 y 2019.  Ocho de estos ocurrieron en los últimos seis meses, dice el documento firmado el 23 de mayo.

“En Hawai, la mayoría de las personas se enferman al ingerir accidentalmente un caracol o babosa infectada con el parásito Angiostrongylus cantonensis”, dice el informe del gobernador. El parásito se introduce porque las babosas suelen comerse las heces de las ratas y las verduras crudas mal lavadas en el menú diario pueden contener pequeñas babosas.

Babosa de Hawai Laevicaulis alte (Wikimedia Commons)

Los síntomas son variados pero los más comunes incluyen dolores de cabeza severos y rigidez en el cuello. Los casos más serios experimentan problemas neurológicos, dolor severo y discapacidad a largo plazo.

“Es importante que nos aseguremos de que nuestros visitantes conozcan las precauciones que deben tomarse para prevenir el gusano pulmonar de rata, enfermedad que puede tener efectos severos a largo plazo”, dijo el Director de Salud de Hawai, Bruce Anderson en el informe.

Babosa de Hawai redonda por el efecto de contracción. (Wikimedia)

Tres casos recientes de la enfermedad del gusano de la rata ocurrieron a estadounidenses residentes en el continente que se infectaron durante su viaje de vacaciones a Hawai.

Una de las personas visitó East Hawai’i en diciembre de 2018 y se infectó al comer voluntariamente una babosa cruda en una apuesta. El individuo se enfermó a fines de diciembre.

Dos personas más se enfermaron a fin del año, sumando en total 10 casos en 2018.

Los otros dos viajeros estadounidenses se infectaron en 2019 después de visitar el lado oeste de la isla hawaiana.

Uno de ellos viajó a principios de enero de 2019 y aunque no se sabe a ciencia cierta cómo contrajo la enfermedad, la investigación posterior reveló que la persona había comido muchas ensaladas caseras durante las vacaciones y estas pudieron haber estado contaminadas con la babosa.

El tercer estadounidense del continente se enfermó a fines de febrero de 2019 y tuvo que ser hospitalizado un breve tiempo. Aunque aquí tampoco se determinó con exactitud la fuente exacta, se cree que el individuo probablemente se infectó mientras comía frutas crudas, vegetales y otras plantas sin lavar directamente desde la tierra.

“Con los casos adicionales confirmados por los CDC, esto hace que el total a nivel estatal en 2019 sean cinco casos confirmados de angiostrongiliasis, todos los cuales se contrajeron en la isla de Hawai”, anota el documento.

La apuesta que costó la vida

Comer una babosa contaminada con el gusano pulmonar de la rata como lo hizo el estadounidense en diciembre pasado, le costó la vida en noviembre pasado a la promesa del rugby australiana Sam Ballard después de ocho años de padecimientos.

En 2010 Ballard estaba con su grupo en el patio de uno de sus mejores amigos del vecindario en Australia, Jimmy Galvin, y a la vista de todos pasó arrastrándose una babosa, mientras tomaban un poco de vino tinto.

“La conversación surgió, ya sabes. “¿Debo comerlo?”, y Sam se fue. Una explosión. Así es como sucedió”, declaró Galvin en el programa The Project cuando murió su amigo, según Tedaily.

Ballard se enfermó rápidamente de dolor de piernas y llegó unos días después al servicio de emergencia con debilidad muscular y violentos vómitos. Él preguntó a su madre si podría relacionarse con haber comido la babosa.

“Me dijo: ‘Me comí una babosa; podría haber sido eso”, declaró su madre Katie. “Y yo le dije: ‘nadie se enferma por eso’. El estaba asustado, así que ya sabes, como madre, todo lo que quería hacer era tranquilizarlo”, declaró la mujer a The Projet.

El joven se cobró inútilmente la vida de un animal y pagó con su propia vida. La babosa le introdujo una enfermedad mortal que lo dejó en coma durante 420 días, y cuando se despertó estaba paralizado, incapaz de comer o ir al baño por su cuenta. También necesitó de una traqueotomía.

Su amigo Galvin dijo a la prensa que se disculpó con Sam por no haberlo detenido aquella noche de 2010. Cuando se lo dijo, Sam “comenzó a llorar”,

Por años Katie lo atendió las 24 horas, y con los ejercicios parecía estar mejorando, hasta que un día ocho años después de la apuesta, con 29 años de edad y rodeado de unos 20 amigos en una sala del hospital de Hornsby, cerca de su hogar, su corazón dejó de latir.

Recomendaciones para prevenir el gusano pulmonar de la rata

Según el director de salud de Hawai ofrecer información a los visitantes de Hawái sobre la enfermedad es tan importante como aumentar la conciencia entre los residentes de la isla, sobre todo al momento de ingerir alimentos, mantener el aseo de las manos y las plagas de ratas lejos del hogar y las zonas de cultivo.

Estas son las recomendaciones dadas por el Gobernador Ige y Anderson:

Huerto con lechugas y tomates en el patio de un hogar. ( A. Gubin-La Gran Época)

• Lave todas las frutas y verduras con agua corriente limpia para eliminar cualquier babosa pequeña o Caracoles. Preste mucha atención a las hojas verdes.

• Controle las poblaciones de caracoles, babosas y ratas alrededor de hogares, jardines y granjas. Deshágase de estos vectores de forma segura eliminando los escombros donde podrían vivir, y también utilizando trampas y cebos. Siempre use guantes de seguridad cuando trabaje al aire libre.

• Inspeccione, lave y almacene los productos en contenedores sellados, independientemente de si se trata de un minorista local, un mercado de agricultores o del jardín del patio trasero.

“Se debe educar a los residentes y visitantes y asegurarse de que sepan cómo prevenir la propagación de esta enfermedad”, destacó Anderson.

*****

A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS