Emotivo encuentro de una madre con su hijo sobreviviente del derrumbe del metro de Ciudad de México

Por Celeste Armenta
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

Un joven vivió un emotivo encuentro con su madre, justo después de que sobrevivió al descarrilamiento del tren del metro de la Ciudad de México el pasado lunes.

Alejandro Porcayo, de 21 años, trabaja para una empresa que proporciona al metro de la Ciudad de México servicio de desinfección, por lo que cada día utiliza el metro que pasa por la línea donde se desplomó el convoy del metro el pasado lunes.

El accidente ocurrió a las 22:25 horas, cuando  la estructura que soportaba uno de los tramos exteriores de la línea 12 del metro se desplomó sobre una de las principales avenidas entre las estaciones de Olivos y Tezonco, al sureste de la capital mexicana.

El joven, que en ese momento viajaba en uno delos dos vagones que cayeron, iba revisando su celular. En entrevista a Noticieros Televisa, Porcayo recuerda haber sentido que el tren frenó.

“Luego se sintió como si me hubiesen jalado […], nada más recuerdo que me quise agarrar del tubo, y reboté entre tubos. La gente me cayó [y] yo caí en la gente”, dijo el joven.

Luego de reaccionar, Porcayo fue el primero en salir, según recuerda. Encontró una puerta por la que pudo abrirse camino y salir ileso.

Perla Bedolla, la madre del joven, había recibido una llamada en la que le dijeron que su hijo se había caído del tren. Sin embargo, la familia no sabía aún de la magnitud del accidente, dijo al mismo medio Justine Rivera, prima de Porcayo.

Bedolla de inmediato fue al lugar del accidente en la estación Olivos. Entre ambulancias y camillas de heridos, y sin saber si estaba herido, buscó a su hijo hasta encontrarlo.

Finalmente, Bedolla pudo reunirse con su hijo, y de inmediato se abrazaron emotivamente.

“Aliviada, pues ya lo encontré, gracias a Dios no le pasó nada”, dijo la madre.

El accidente en el que estuvo presente Porcayo, ha registrado hasta el momento 24 fallecidos, y 79 personas fueron trasladadas a hospitales públicos de la capital, de las cuales 15 permanecen hospitalizadas.

El afortunado joven únicamente recibió golpes, y su madre dijo que solo lo llevaría a urgencias para verificar que todo estuviera bien. Momentos antes, Porcayo no aceptó ser llevado al hospital, para dar prioridad a las personas que tenían lesiones de gravedad.

En el  momento de salir del vagón, Porcayo comentó que revisó su cuerpo para comprobar que estaba bien, pues una persona a su lado había perdido una mano. Solo entonces pudo sentirse aliviado por estar a salvo.

El reencuentro se hizo viral en redes sociales, y muchos usuarios reflexionaron acerca de la oportunidad para Porcayo de continuar con vida: “Es una bendición decía el joven. Y sí es una bendición y una nueva oportunidad de vida que Dios le da, muchos ya no tuvieron esa oportunidad de vivir. Dios fortalezca y consuele a las familias que hoy lloran a sus seres queridos mis condolencias para ellos”.

“Es una bendición estar vivo, porque me pudieron pasar mil cosas, pero gracias a Dios, nada más son golpes”, comentó el joven.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS