Cámara graba el momento en que empleada alimenta en la boca a un discapacitado. ¡Qué gran lección!

Por La Gran Época
22 de Febrero de 2019 Actualizado: 24 de Febrero de 2019

Siempre es reconfortante encontrarse con personal de servicio que va más allá de su deber para con los clientes. En esta historia, un empleado amable y cariñoso de una tienda Chick-fil-A en Texas hizo un esfuerzo extra para alimentar a un cliente discapacitado.

El sábado 5 de enero de 2019, Jessica Gómez estaba tomando un bocado en el patio de comidas de La Palmera Mall, Corpus Christi, Texas, cuando se topó con un acto de bondad que le reconfortó el corazón.


Jessica vio a una empleada de Chick-fil-A sentada a unas mesas de distancia, cortando comida para un cliente discapacitado y alimentándolo.

La empleada no tenía que hacer todo lo posible por ayudar al hombre discapacitado, pero hizo un esfuerzo extra para llegar a él con todo su afecto.

Ella dijo a KIII News, “No se ve eso muy a menudo, un empleado que se siente con un cliente alimentándolo, ya sabes y haciéndole compañía”. “Ya no es muy frecuente ver eso”.

Conmovida por el gesto amable de la empleada, compartió la hermosa foto en su página de Facebook.


Escribió en su Facebook, “Mientras comía en el centro comercial con mi familia, vi a una chica encantadora ayudando a este hombre. Vi a este hombre varias veces aquí solo. Este empleado se sentó con él y le dio de comer. Ella hizo más de lo que debía”.

Jessica contó que “Las veces que estuve aquí, todo el mundo lo ignora. Ella cortó su comida en pedazos y regresó varias veces para traerle lo que necesitara. Que Dios bendiga a esta mujer”.

La cuidadosa empleada de Chick-fil-A fue identificada más tarde como Ashley Gusman.
Ella estaba en su turno de seis horas ese día cuando un cliente frecuente, Arturo Ramírez, que es discapacitado, visitó la cadena de comida rápida.

“Entré. Era un día normal en el trabajo”, dijo Ashley de 19 años. “Era el final de nuestra hora de almuerzo”.

Es común que los empleados de Chick-fil-A ayuden a Ramírez a conseguirle su comida cada vez que los visita. Ese día, Ashley fue la que le dio una mano.

Después que la foto hiciera su recorrido por las redes sociales, Ashley se sorprendió.

(Crédito: Ken Wolter/ Shutterstock)

Ella comentó, “Al principio no sabía qué pensar y estaba muy nerviosa porque toda la gente lo estaba viendo”. “Y ya sabes, de todo el mundo, como, ¿por qué lo hice?”.

Sin duda, su jefe la felicitó por ello.

La directora de operaciones de Chick-fil-A, Melissa Tamez expresó, “Se llama un acto intencional de bondad”. “Nos dice mucho de ella. Tiene un buen corazón. Le encanta venir a trabajar todos los días”.


Y por supuesto, la familia de Arturo estaba muy agradecida a Ashley por lo que hizo.

Entonces, ¿por qué Ashley hizo un esfuerzo extra para ayudar a Arturo con su comida?

Ashley señaló, “Me hace sentir bien poder tener una conexión con alguien y hacer que su día sea un poco mejor o darles algo de optimismo, porque no sabes por lo que está pasando la gente”.

Ella aspira a trabajar con personas de la tercera edad y con personas en los albergues para enfermos terminales.

Un aplauso para Ashley por la conmovedora muestra de amabilidad.

A veces un poco de esfuerzo puede terminar haciendo toda la diferencia. Dar ese paso extra para alegrar el día de otra persona puede terminar iluminando el tuyo también.

Mira el video a continuación:


Gran propuesta de matrimonio para una sorprendida empleada de hotel

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS