Empleada de The Epoch Times en Hong Kong: La policía amenazó con enviarme a China continental

Por Eva Fu
06 de Julio de 2020
Actualizado: 06 de Julio de 2020

Un oficial de policía de Hong Kong amenazó con enviar a China continental a una trabajadora de distribución de The Epoch Times, quien fue arrestada mientras difundía material promocional durante una reciente protesta, para que “sus órganos fueran sustraídos vivos”.

Chen Xiaojuan, quien recibió la amenaza, fue una de los cuatro miembros del personal de distribución de The Epoch Times que fueron arrestados el 1 de julio en la Bahía Causeway de Hong Kong.

Miles de hongkoneses habían salido a las calles en protesta por la nueva ley de seguridad nacional que Beijing impuso en vísperas del 23º aniversario del traspaso de soberanía de Hong Kong del dominio británico al chino. Los cuatro quedaron atrapados detrás de los cordones de la policía junto con los manifestantes y posteriormente fueron detenidos por separado por la policía en la estación policial de North Point.

Fueron liberados bajo fianza el 2 de julio, y confiscaron sus celulares.

Luego de su liberación, Chen contó que un oficial de policía la amenazó verbalmente luego de que Chen se negara a cambiarse a atuendos emitidos por la policía y se quitó la camisa que una mujer oficial trató de poner sobre su cabeza tres veces.

“No firmas con tu nombre, ni te pones la ropa. ¿Qué tal si te enviamos a China continental para que tus órganos sean sustraídos vivos?”, recordó Chen que le dijo un agente de policía.

Chen dijo que el comentario del oficial, y el consentimiento implícito de la sustracción de órganos impuesta por el estado, le llenaron los ojos de lágrimas, ya que conocía de las acusaciones de que el régimen chino sustraía órganos de presos de conciencia para su uso en cirugías de trasplantes.

En julio del año pasado, un tribunal popular independiente con sede en Londres, luego de escuchar el testimonio de más de 50 testigos, concluyó sin lugar a dudas que la sustracción de órganos impuesta por el estado ha tenido lugar en China durante años “en una escala significativa” y ha continuado hasta hoy en día. El tribunal también declaró que la principal fuente de órganos eran los adherentes del grupo espiritual perseguido Falun Dafa. Miles han sido arrestados y detenidos en las cárceles, campos de trabajo y centros de lavado de cerebro de China desde 1999.

Desde 2015, el régimen chino ha afirmado que todos los órganos para cirugías de trasplante provienen de donaciones voluntarias. Pero un estudio de 2019 publicado en BMC Medical Ethics descubrió que las cifras de donación de órganos de China se ajustan “casi con precisión a una fórmula matemática”, lo cual sugiere que es probable que estén falsificados.

Las acusaciones han sido objeto de escrutinio internacional, siendo Bélgica y Austria los últimos países en redactar resoluciones para combatir ese abuso.

Chen se preguntó si la policía de Hong Kong realmente ha enviado a alguien de regreso.

“¿Están todos de acuerdo con la sustracción de órganos? Es una cosa tan malvada”, dijo en respuesta al oficial, quien no respondió. Ella continuó resistiéndose a usar el uniforme a pesar de las amenazas.

“Les dije que no había hecho nada malo”, dijo Chen. “Me arrestaron y me pusieron bajo custodia policial, por lo que ellos tienen la culpa”.

La policía de Hong Kong no respondió de inmediato una solicitud de comentarios.

Al día siguiente, una mujer oficial a quien Chen observó que era de rango superior insistió en que Chen no podía ir al baño sin usar el uniforme. Cuando Chen intentó explicarle por qué no deseaba usarlo, la oficial parecía agitada y dijo que Chen estaba “a punto de unirse al Partido Comunista Chino”. Finalmente, la oficial cedió.

Zhang Yan, otro trabajador de The Epoch Times en Hong Kong que fue arrestado el 1 de julio, estaba entregando materiales promocionales el día anterior en la estación de metro Prince Edward, cuando un oficial de policía le advirtió que “esta sería la última vez” que se le permitiría para hacer esto. El oficial dio la advertencia dos veces sin explicar.

“Pensé… ¿Van a cambiar sus actitudes hacia nuestro personal de distribución de The Epoch Times luego del 1 de julio? Y lo hicieron”, dijo Zhang, refiriéndose al primer día en que la ley entró en vigencia.

Los cuatro deben presentarse en la estación de policía el 4 de agosto.

Aunque preocupados por su propia seguridad, Zhang y Chen dijeron que persistirían en hacer su trabajo para que el público pueda leer diversas perspectivas.

“Muchos medios de Hong Kong han sido controlados por el Partido Comunista Chino”, dijo Zhang. “Si la gente pierde la voz del otro lado y solo recibe la propaganda del Partido, el lavado de cerebro los cambiará gradualmente al igual que en [China] continental (…) y Hong Kong se convertirá en otra ciudad china”.

“Alguien tiene que hacerlo”, agregó.

La edición de Hong Kong de The Epoch Times ha denunciado a la policía por sus arrestos indiscriminados y la amenaza que tales acciones representan para la libertad de prensa y la libertad de expresión de la ciudad. En una declaración, la oficina también prometió continuar informando sobre la verdad y defendiendo los derechos de los hongkoneses a ser informados.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

+300 arrestos en protestas de Hong Kong Policía despeja zona CHOP en Seattle | Al Descubierto

TE RECOMENDAMOS