Empleado de restaurante paga la cena de un hombre sin hogar y le explica cómo conseguir trabajo

Por La Gran Época
28 de Marzo de 2019 Actualizado: 28 de Marzo de 2019

Fue una gran elección cenar en un restaurante local de Taco Bell en Pittsburg, Kansas, para una afortunada clienta, que no solo fue desafiada deliciosamente sobre qué pedir (¡ahh, las opciones!), sino que fue testigo de un acto de amabilidad que se llevó a cabo ante ella.

Decir que esta buena acción fue más conmovedora que un burrito triple fundido es una subestimación.

Amanda Vanderford se preguntaba qué le agradaría en el menú Tex-Mex (comida mexicana), una noche a mediados de septiembre cuando se dio cuenta que un hombre, que parecía no tener hogar, salía del baño de hombres.

“Se podía decir que era un hombre sin hogar”, escribió en Facebook. “Llevaba tres bolsas. Un con un cobertor”.

(Crédito: George Sheldon/Shutterstock )

Para aquellos que vieron la publicación de Amanda, lo que se produjo a continuación fue un aumento importante de la fe de todos en la humanidad.

Un empleado de Taco Bell, más tarde identificado como Brandon Stephenson, salió del mostrador, con un delantal atado a su cintura y una mirada de preocupación en su cara.

Se acercó al pobre hombre y le pidió que se siente antes que saliera del lugar.

Amanda escribió: “Este empleado entonces procedió a comprarle comida sin dudarlo con dinero de su propio bolsillo”, pero se olvidó que ella estaba allí para comer en ese momento.

Entusiasmada con la amabilidad de Brandon por el hombre sin hogar, se mantuvo atenta. ¿Cómo podrías no hacerlo?

“El empleado continuó preguntándole sobre él y le explicó que de niño supo lo que era estar sin comida”.

Debió ser un soplo de aire fresco para ese hombre que fue tratado con tanta cortesía. Antes de dejar Taco Bell, preguntó cómo solicitar un puesto de trabajo allí.

“El empleado entonces se tomó el tiempo para explicarle cómo hacer la solicitud y que, aunque estaba en Internet, la biblioteca de Pittsburg tiene computadoras que puede usar.

Amanda comentó: “Así es como cada persona debería ser”.

“Dispuesto a ayudar sin hacer preguntas. Esto es lo que necesitamos en este mundo. Más gente como él. Más personas que sean amables, no porque tengan que hacerlo, sino porque lo desean. El mundo sería mucho mejor si todos fueran tan desinteresados como este empleado”.

Después que se difundió la noticia sobre el gran corazón de Brandon, algunas personas agradecidas pasaron por allí para mostrarle su agradecimiento.

Un hombre que llevaba barba le entregó a Bradon un cheque de 1145 dólares donado conjuntamente por personas de la comunidad y del país. Un gerente de un hotel local lo invitó como cortesía con una estadía de una noche en el Hampton Inn and Suites, en el Kansas Crossing Casino y el regalo cortesía de la pastelería Sweet Designs Cakery con una docena de ricas donas colocadas sobre el mostrador.

Sobre sus acciones esa noche, Brandon dijo que fue su abuela Kelly quien le enseñó a tratar a los demás con amabilidad, especialmente a aquellos en situaciones desafortunadas.

Brandon expresó: “Así que trato de ayudar a la gente cuando puedo”, según FourStatesHomepage.

Ahora que todo el mundo sabe que este Taco Bell de Pittsburg tiene un miembro del personal tan fantástico, le da a la gente un mayor incentivo para cenar en él.

Bien hecho Brandon, la amabilidad hace vibrar al mundo.

Mira a Brandon siendo reconocido por la increíble persona que es:

Empleados mantienen vivo a un hombre que sufrió un ataque al corazón

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS