Emprendedora supera ansiedad y enfermedades con una práctica milenaria que inspira sus creaciones

Por Blanca Téllez - La Gran Época
26 de Julio de 2020
Actualizado: 23 de Agosto de 2020

Una emprendedora en diseño de joyería pasó de sufrir la mayor parte de su vida ansiedad y enfermedades a gozar de salud, paz interior y armonía, beneficiando a su familia y a su entorno laboral, al dar un giro a su vida gracias a una práctica milenaria.

Jennifer Pascual, originaria de la ciudad de Puebla, en el centro de México, donde ha vivido 35 años, es la mayor de tres hermanas. En una entrevista para The Epoch Times, compartió cómo logró combatir la ansiedad y los problemas de salud que minaban su vida, hasta alcanzar un bienestar integral que le ha permitido desarrollar su firma de joyería artesanal en la que combina dos antiguas tradiciones culturales y los valores universales de una ancestral disciplina china, proporcionando a sus clientes creaciones que les inspiran a ser mejores personas.

Dejando atrás una vida de ansiedad y enfermedades

La ansiedad puede presentarse en cualquier momento pero, cuando es recurrente, puede dañar la salud y dificulta las actividades cotidianas y las relaciones. Esto le sucedía a Jenny, quien vivió con ansiedad y colitis nerviosa desde la infancia. Su mamá la llevó con diferentes doctores debido a una alergia que esta le ocasionaba en la piel, pero “no tenía cura porque era un mal genético”, dijo Jenny.

Jeny padeció ansiedad desde la infancia. En esta foto con su mamá celebra su primer aniversario. (Cortesía de Jennifer Pascual)
Jenny padeció ansiedad desde la infancia. En esta foto su mamá la sostiene en su primer aniversario. (Cortesía de Jennifer Pascual)

Así vivió hasta su juventud, cuando después de concluir sus estudios en la universidad, una amiga le recomendó un libro con el que su vida comenzaría a mejorar.

En cuanto llegó a sus manos, leyó en una semana Zhuan Falun, el libro principal de la disciplina Falun Dafa, que guía la práctica de los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, y de inmediato quiso aplicarlos en su vida diaria.

Jeny lee Zhuan Falun, el libro guía de la disciplina Falun Dafa en Tulum, México en 2016. (Cortesía de Jennifer Pascual)
Jenny lee Zhuan Falun, el libro guía de la disciplina Falun Dafa, en Tulum, México en 2016. (Cortesía de Jennifer Pascual)

“Desde niña he sido espiritual, siempre he estado en la búsqueda”, dijo. Con la guía del libro y los ejercicios de Falun Dafa, pudo aprender “a ver la vida con un enfoque más espiritual”, dejando el alcohol, el cigarro y sus padecimientos.

“Falun Dafa es una disciplina milenaria que cultiva cuerpo, mente y espíritu”, explicó. “Todos los días… nos llenamos de energía y vitalidad”.

Actualmente, millones de personas como ella, practican esta disciplina en más de 120 países: “Hemos mejorado nuestra salud, nuestro estado de ánimo y muchas cosas más” con sus movimientos suaves y muy simples, compartió. “Realmente sentimos paz interior cuando practicamos”.

Los ejercicios de Falun Dafa, que incluyen una meditación, permiten que Jeny entre en la tranquilidad y obtenga serenidad y paz interior. (Cortesía de Jennifer Pascual)
Los ejercicios de Falun Dafa, que incluyen una meditación, le permiten a Jenny entrar en la tranquilidad, obtener serenidad y paz interior, dejando atrás la ansiedad. (Cortesía de Jennifer Pascual)

“Cuando empecé a hacer la meditación dejé de sentir (…) la colitis y desaparecieron los síntomas de alergia”, dijo.

Quienes la rodean le preguntan cómo mejoró su salud: “¿Qué haces, qué tomas?”. Ella explica que simplemente realiza los ejercicios de Falun Dafa todas las mañanas: “Esto me ayuda mucho a amortiguar mis emociones y a calmar mi mente, y de esa forma ya no tengo esos síntomas”.

Agrega que a través de Zhuan Falun ha entendido “la manera en la que nos conectamos con el universo, cómo limpiar nuestro cuerpo y cómo podemos cambiar nuestro mundo interno sin pretender cambiar a los demás”.

Mejorando la relación con su madre

Practicar esta disciplina también le ha permitido a Jenny mejorar sus relaciones, ya que ahora tiene más tolerancia. En particular, se lleva mucho mejor con su madre, con quien tiene una estrecha relación, ya que también es su socia.

Su madre, Aidé Sánchez, comentó a The Epoch Times que valora los cambios en su hija: “Como madres, nos preocupamos de que anden con las amigas, lleguen tarde, que algunas veces consuman alcohol y que dañen su cuerpo con cosas como el cigarro”, dijo. “Vi muchos beneficios en mi hija, cosas muy positivas”.

Su madre se alegró cuando la salud de Jenny mejoró y los problemas que la aquejaron toda su vida finalizaron, lo que también la motivó a practicar Faun Dafa, experimentando, a su vez, la mejora de su propia salud.

“Comencé a leer el libro y a hacer los ejercicios y empecé a recibir muchos beneficios”, dijo Aidé. Entre ellos, ya no necesitó los medicamentos para su gastritis, porque esta desapareció.

Jennifer y Aidé han fortalecido su relación madre-hija al seguir los principios de la disciplina Verdad - Benevolencia - Tolerancia y buscando en su interior ante los conflictos. (Cortesía de Jeniifer Pascual)
Jenny y Aidé fortalecen su relación madre-hija siguiendo los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. (Cortesía de Jennifer Pascual)

Siguiendo los principios de Falun Dafa, asimismo, logró mejorar su relación conyugal y con sus hijas. “Lo hice gracias a esta disciplina, en la que puedo hablar de valores y hacer bien las cosas, (ahora) tengo mejor comunicación con mis hijas”, agregó. A sus 61 años, se siente “una mamá más plena”, “una mamá muy feliz”. La relación con su esposo es excelente, pues respeta lo que ella hace, la comprende y la ayuda. Y Aidé afirma: “Nos hemos unido como familia”.

Sus familiares se sorprenden cuando saben que Jenny y Aidé ya no necesitan medicinas y que ahora su relación es mucho mejor. “Nuestros familiares, primos, tías nos preguntan cómo tenemos una relación tan bonita y les digo que es por la disciplina de Falun Dafa”, dijo Jenny. Esto ha llevado a que  algunos familiares se interesen en la disciplina, el libro Zhuan Falun y conozcan los ejercicios de Falun Dafa, comentó Aidé.

Madre e hija comparten la práctica de Falun Dafa que les ha brindado salud y armonía familiar. (Cortesía: Jennifer Pascual)
Madre e hija comparten la práctica de Falun Dafa que les ha brindado salud y armonía familiar. (Cortesía: Jennifer Pascual)

Amigos y familiares notan que Jenny siempre tiene buen ánimo. “Me preguntan (…) cómo he logrado tanto sin necesidad de acudir a otras cosas no sanas en mi cuerpo (…) pero no las necesito, porque Falun Dafa me ayuda muchísimo”, dice ella. También considera que ha obtenido “un poco de sabiduría”, ya que sus familiares le piden consejos de la vida diaria. “Me alegra que pueda aportar mi granito de arena desde esta filosofía ancestral”, agrega.

Inspiración creativa

Jenny creció en una familia de emprendedores, así que cuando terminó sus estudios de publicidad, motivada por su amor a la cultura mexicana y a sus tradiciones, creó una revista de turismo y cultura regional para la que visitó poblados nahuas en la sierra oriental de México que la impactaron.

Cuando el primer emprendimiento cerró su ciclo, estas culturas de origen indígena siguieron atrayéndola para su siguiente trabajo. “Gracias a que conocí a personas impresionantes en estos lugares mágicos, tuve la idea de crear una marca inspirada en la industria fashion con mezcla artesanal. Y qué mejor que utilizar nuestras manos indígenas”, relató.

La cultura tradicional local es una de las fuentes de la inspiración creativa de Jeny. (Cortesía de Jennifer Pascual)
La cultura tradicional local es una de las fuentes de la inspiración creativa de Jenny. (Cortesía de Jennifer Pascual)

Las creaciones artesanales surgen de su inspiración en los valores de la milenaria cultura tradicional china y de la cultura indígena de su región.

El imagotipo de su imagen corporativa es un árbol que reúne su amor por los paisajes naturales, la espiritualidad y lo mejor de sí misma: “El árbol roble del logo representa el alma de cada persona (…), entre más fuerte sea este roble o más inquebrantable sea esta alma, este mundo de cada ser va a ser una civilización más fuerte”.

En el árbol roble distintivo y otras piezas de joyería de Jennifer Pascual, participa Porfirio, maestro orfebre de la platería oriundo de San Agustín Tlaxco, Puebla, donde se ha preservado este oficio artesanal. (The Epoch Times)

“Verdad, Compasión y Tolerancia son los tres principios que llevo a diario en mi trabajo y en mi vida. Estos son los principios de Falun Dafa (…) y es mi conexión con la cultura china”, y “este acercamiento con la cultura ancestral china de más de cinco mil años de civilización, una cultura preciosa, me inspira día a día”, dijo esta emprendedora mexicana.

“Hay un dicho antiguo que llevo a cabo en mi día a día, que para crear arte genuino primero debo tener belleza interna y pureza. De esa forma podemos crear arte que transmita un mensaje, que nos mejore como seres humanos”.

Lupita Jones empresaria mexicana, ganadora del concurso Miss Universo 1991. Actualmente, es la Directora Nacional del concurso Mexicana Universal, porta aretes de la joyería Jennifer Pascual, colección Gran Árbol, en plata y motas-canutillo. (Cortesía de Jennifer Pascual)
Lupita Jones, empresaria mexicana, ganadora del concurso Miss Universo 1991 y directora del concurso Mexicana Universal, porta aretes de la joyería Jennifer Pascual, colección Gran Árbol, en plata y motas-canutillo. (Cortesía de Jennifer Pascual)

Jenny dice que cuanto más conoce la cultura ancestral china y sus tradiciones, observa que se parecen a las de México: “Siento que estamos muy conectados en el colorido, en los bordados hechos a mano, como en mi joyería que es hecha a mano, eso me inspira día a día”.

Así alimenta tanto sus creaciones y los mensajes que busca transmitir a sus clientes, como las relaciones con su equipo y su ambiente de trabajo.

Las creaciones de Jenny están inspiradas en antiguas culturas tradicionales. (La Gran Época)
Las creaciones de Jenny, inspiradas en antiguas culturas tradicionales de China y México, están “diseñadas con Plata 9.25, con o sin baño de oro de 24k, piedras naturales, cristales, sedas naturales, chaquira, que dan forma a preciosas obras de arte tejidas con hilo de seda, normal y torzal”. (The Epoch Times)
Jenny en su taller de creaciones artesanales con parte de su equipo de trabajo. (Cortesía de Jennifer Pascual)
En su taller de creaciones artesanales con Lupita e Isabel, Jenny dice: “Ellas son un tesoro para nuestro país, ya que representan conocimiento ancestral y sus tradiciones heredadas generación tras generación le inyectan a las piezas magia sin igual”. (Cortesía de Jennifer Pascual)

En el trabajo, Jenny también está acompañada de su madre, de quien dice: “Uno de mis mayores apoyos en este mundo ha sido mi madre”, y agrega: “como emprendedora siempre es muy importante tener un buen equipo y qué mejor que hacer equipo con mi mamá, que además es mi socia y quien me comprende mucho”.

Jenny (segunda, de izq. a der.) con su equipo, enfrenta las presiones del trabajo creativo aplicando los principios de Falun Dafa. (Cortesía de Jennifer Pascual)

Aidé por su parte cuenta que al trabajar juntas, se entienden muy bien y tienen buena comunicación: “Si tenemos alguna diferencia en el trabajo no tardamos (en resolverla) porque casi a diario hacemos la práctica, leemos y eso nos ha unido más para comprender muchas cosas del mundo, de la vida y del por qué estamos aquí”. “Cada día tratamos de ser mejores y ser equilibradas, (…) ahora podemos inspirar a muchas personas”.

Jenny con otros practicantes de Falun Dafa en un sitio de práctica en Puebla, México, (Cortesía de Jennifer Pascual)
Jenny (derecha al frente) hace los ejercicios de Falun Dafa con otras personas en un jardín público de Puebla, México. (Cortesía de Jennifer Pascual)

Por los beneficios que Jenny ha obtenido, dedica tiempo voluntario para difundir la disciplina y los derechos humanos. Encabezó un sitio de práctica de los ejercicios, informa a la gente que Falun Dafa es perseguido en China y pide que se detengan los crímenes del Partido Comunista Chino contra millones de practicantes que hace más de dos décadas en ese país no pueden ejercer su libertad de creencia, cuidar su salud y mejorar su vida.

Jeny también informa a la gente sobre la persecución a Falun Dafa en China. (Cortesía de Jennifer Pascual)
Jenny informa a la gente que Falun Dafa es perseguido en China y pide apoyo para que termine la sustracción forzada de órganos de practicantes chinos. (Cortesía de Jennifer Pascual)

A través de 8 años de practicar Falun Dafa, Jenny ha obtenido salud, mejores relaciones con su madre y de trabajo. “Ahora soy una persona mas sana, más vital y más enfocada”, dice.  “He podido alcanzar metas personales y profesionales”. Y con sus diseños quiere que las mujeres “se sientan no sólo atraídas espiritualmente sino también inspiradas, alegres, positivas, amorosas y creativas”.

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación para la mejora personal basado en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente es practicado por más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este pacífico sistema de meditación continúa siendo perseguido brutalmente en China desde 1999. Para obtener más información, visita: falundafa.org y faluninfo.net.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Podría interesarte este video:

Esta talentosa artista de joyería nos presenta “artesanía entre el cielo y el hombre” en brillantes diseños

[/epoch_video]

TE RECOMENDAMOS