Empresas europeas proponen a la UE una nueva estrategia en el comercio con China

Por Anastasia Gubin
16 de Enero de 2020
Actualizado: 16 de Enero de 2020

Una agrupación de empresas europeas pidieron a los responsables políticos de la Unión Europea abordar las “distorsiones de la igualdad de condiciones” en el comercio con China. Para ello entregaron un análisis y una estrategia basada más de un centenar de recomendaciones que incluyen buscar una reforma a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“La comunidad empresarial europea aboga por una relación económica más justa con China. Su director (Marcus) Beyrer presenta a la prensa nuestro nuevo documento estratégico con un análisis detallado de los retos y oportunidades actuales y con 130 recomendaciones concretas”, indicó BusinessEurope, una organización que agrupa a federaciones empresariales de 35 países al comentar la propuesta en un mensaje de Twitter el 16 de enero.

China se incorporó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 2001 facilitándose el comercio multilateral basado en las normas de la OMC que ahora requieren una modernización, según la organización. El total de los flujos comerciales bilaterales con Europa en bienes creció hasta los 604.700 millones de euros en 2018, mientras que el comercio total de servicios ascendió a casi 80.000 millones de euros en 2017.

“Sin embargo -advierte BusinessEurope en su presentación– la falta de reforma de la OMC en los últimos años, junto con los nuevos signos de desaceleración o retroceso de las reformas orientadas al mercado en China, ha dado lugar a cuestiones de igualdad de condiciones cuyo impacto ha aumentado a medida que la participación de China en la economía mundial se ha ido incrementando”.

“La consolidación de la economía dirigida por el Estado de China presenta desafíos sistémicos que conducen a distorsiones del mercado dentro de China, la UE y en terceros mercados. Esto socava la igualdad de condiciones entre las empresas europeas y chinas. Por lo tanto, se necesita urgentemente una relación económica más justa, que se lograría mejor si China creara un verdadero campo de juego uniforme entre las empresas nacionales y extranjeras y abordara los problemas sistémicos que conducen a las distorsiones del mercado”, destaca la organización.

Según los empresarios, en la economía dirigida por el Estado de China a menudo “no hay una sola ‘pistola humeante’ o una política a la que se pueden atribuir las distorsiones de la igualdad de condiciones”. Más bien la describe como una política es coordinada y dirigida por el estado “con una planificación económica que de arriba hacia abajo tienen un impacto acumulativo”.

“Como tal, hay pocas soluciones de ‘bala de plata’ sin alcanzar (antes) los objetivos planteados”, destaca. El documento entrega un análisis e incluye 130 recomendaciones detalladas, que “cuando se persiguen simultáneamente, contribuirían a lograr los objetivos claves”.

Los 4 objetivos claves

Los empresarios europeos proponen en la publicación The EU and China Addressing The Systemic Challenge, cuatro objetivos clave que la UE debería perseguir para abordar el desafío sistémico de China, según

1 Asegurar la igualdad de condiciones entre China y la UE

2 Mitigar el impacto de las distorsiones del mercado inducidas por el gobierno de China

3 Reforzar la propia competitividad de la UE

4 Garantizar la competencia leal y la cooperación en terceros mercados

A continuación sugieren que la UE debería perseguir estos objetivos simultáneamente en todos los niveles para aumentar la influencia de la UE en el interior y en el exterior. En primer lugar en el nivel multilateral y plurilateral con la reforma de la OMC para fortalecer y reformar la gobernanza económica multilateral y restablecer la igualdad de condiciones a nivel mundial.

La comunidad empresarial europea plantea “continuar comprometiéndose con China, mientras que simultáneamente toma sus propias medidas para abordar estos desafíos”.

Ellos creen que todavía hay mucho potencial económico sin explotar para ambas partes, “sin embargo, la falta de reforma de la OMC en los últimos años, junto con los nuevos signos de desaceleración o retroceso de las reformas orientadas al mercado en China, ha dado lugar a cuestiones de igualdad de condiciones cuyo impacto ha aumentado a medida que la participación de China en la economía mundial se ha ido incrementando”.

“Hemos invertido en China y hemos defendido un compromiso económico más estrecho con China durante años. La UE y China establecieron oficialmente relaciones diplomáticas en 1975, y firmaron su primer acuerdo comercial durante el mismo año en que China comenzó su política de “reforma y apertura” (改革开放) en 1978”, destaca.

El director de BusinessEurope, Marcus Beyrer, dijo durante la presentación a los periodistas que a China le interesaba reequilibrar la relación con Europa porque una continuación cambiaría la arquitectura de la economía mundial en detrimento de la China orientada a la exportación, según Reuters.

También advirtió que fue una mala idea que China librara guerras comerciales en dos frentes, dado que Beijing ya estaba en un conflicto comercial con Estados Unidos.

Estados Unidos y China firmaron el miércoles un acuerdo comercial inicial en su “Fase 1”, que reducirá algunos aranceles e impulsará las compras chinas de productos estadounidenses, poniendo fin a una disputa de 18 meses entre las dos economías más grandes del mundo.

Tras meses de conversaciones los inversores recibieron la noticia con alivio.

***

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS