En Chile están desarrollando árboles resistentes al cambio climático

18 de Febrero de 2016 Actualizado: 18 de Febrero de 2016

Científicos buscan crear una generación de “súperarboles” que de tener éxito esperan comercializar las primeras en especies en 2019.

En la región hortofrutícola de O’Higgins en Chile, un grupo de científicos del Centro de Estudios Avanzados en Fruticultura (CEAF) está trabajando desde 2009 en crear una generación de “súperarboles” resistentes a los dañinos efectos del cambio climático.

Se trata del desarrollo de especies de árboles frutales que estén preparados para afrontar inclemencias a causa del calentamiento global como las sequías, la disminución del régimen pluviométrico, la concentración de vientos en periodos cortos de tiempo, heladas y tempestades.

Están enfocados en obtener nuevos materiales vegetales para los portainjertos. El injerto es un método de propagación vegetativa artificial de los vegetales, en el que la parte de la planta a la que se injerta la porción de tejido de otra se denomina portainjerto.

Así se logra unir una planta sobre otra ya asentada para que ambas crezcan como un solo organismo. De esa forma estos científicos han hecho el cruce de nueves selecciones de portainjertos de cuescos como un duraznero con un almendro para que este último le otorgue resistencia a la sequía.

Se han centrado en árboles de futas con cuesco en su interior, pues en dicha Región existen 25.684 hectáreas dedicadas al cultivo de duraznos, nectarinas y cerezas, que representan la mitad de la superficie de estos cultivos en Chile.

Si este experimento que busca que los árboles sean más resistentes y tolerantes a las condiciones climáticas adversas llega a tener éxito, en 2019 se podrían comercializar las primeras especies, si se considera que para 2050 se producirá una drástica disminución de los recursos hídricos que por ende afectará a la agricultura.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS