En llamadas grabadas, médicos chinos admiten extraerles órganos por la fuerza a practicantes de Falun Dafa

Por La Gran Época
04 de Marzo de 2019 Actualizado: 04 de Marzo de 2019

Nota del editor: La Gran Época está publicando una serie de artículos sobre tortura y abuso cometidos contra prisioneros de conciencia inocentes en China.

Uno de los muchos métodos que los investigadores de derechos humanos utilizaron para investigar la sustracción forzada de órganos a practicantes de Falun Dafa en China, un crimen gestionado por el Estado chino, es llamando a los profesionales médicos de los hospitales de China donde se realiza esta abominable práctica.

En las llamadas telefónicas, se presentan como un paciente potencial que necesita un órgano. Durante muchas de las llamadas, los profesionales médicos admiten que la fuente de los órganos son los practicantes de Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, una tradicional práctica de meditación perseguida en China.

La siguiente es la transcripción de una de esas llamadas documentada en el informe “Cosecha Sangrienta” de David Kilgour y David Matas.

Dr. Lu, Hospital Minzu en Guangxi, 22 de mayo de 2006

Investigador: ¿Podrías encontrar órganos de practicantes de Falun Gong?

Dr. Lu: Le diré, no tenemos forma de conseguirlos. Es bastante difícil conseguirlos ahora en Guangxi. Si no puedes esperar, te sugiero que vayas a Guangzhou porque es muy fácil para ellos conseguir los órganos. Pueden buscarlos en todo el país. Mientras realizan el trasplante de hígado, al mismo tiempo pueden obtener el riñón para ti, por lo que es muy fácil para ellos. Muchos lugares donde hay escasez de provisiones acuden a ellos en busca de ayuda.

Investigador: ¿Por qué es fácil para ellos conseguirlos?

Dr. Lu: Porque son una institución importante. Se ponen en contacto con el sistema [judicial] en nombre de toda la universidad.

Investigador: ¿Entonces usan órganos de practicantes de Falun Gong?

Dr. Lu: Correcto.

Investigador: Lo que se usaban antes [órganos de practicantes de Falun Dafa], ¿eran de centros de detención o prisiones?

Dr. Lu: De prisiones.

Investigador: ¿Y eran de practicantes sanos de Falun Gong?

Dr. Lu: Correcto. Elegimos los buenos para aseguramos la calidad de nuestra operación.

Investigador: Eso significa que usted mismo elige los órganos.

Dr. Lu: Correcto.

Investigador: Normalmente, ¿cuántos años tiene el que provee los órganos?

Dr. Lu: Por lo general, está en sus treinta.

Investigador: Entonces, ¿irá a la prisión para seleccionarlos usted mismo?

Dr. Lu: Correcto. Debemos seleccionarlo.

Investigador: ¿Qué pasa si el elegido no quiere que le saquen sangre?

Dr. Lu: Seguro que nos dejará hacerlo.

Investigador: ¿Cómo?

Dr. Lu: Seguro que encontrarán una manera. ¿De qué te preocupas? Este tipo de cosas no deberían preocuparte. Ellos tienen sus procedimientos.

Investigador: ¿Sabe la persona que se le va a extirpar el órgano?

Dr. Lu: No, no lo sabe.

***

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS