En medio de la violencia en Hong Kong, los periodistas del Epoch Media Group reportan la verdad

Por Nicole Hao
02 de Octubre de 2019 Actualizado: 03 de Octubre de 2019

La violencia durante las manifestaciones en Hong Kong aumentó dramáticamente el 1 de octubre luego de que un manifestante de 18 años recibió disparos en el pecho por un oficial de policía.

No obstante, los periodistas, fotógrafos y camarógrafos de La Gran Época están decididos a estar al frente de las protestas para brindar información de primera mano a los lectores en Hong Kong y en todo el mundo.

En los últimos meses de protestas, los reporteros de La Gran Época informaron sobre todas las manifestaciones, desfiles y eventos importantes realizados por los manifestantes contra el proyecto de ley de extradición. También han entrevistado a innumerables funcionarios locales, manifestantes y otros ciudadanos de Hong Kong comunes sobre sus puntos de vista sobre la actual crisis que afecta a su ciudad.

Muchas veces arriesgan su vida cuando informan, mientras la policía dispara gases lacrimógenos, gas pimienta y proyectiles.

“No tengo miedo. Puede ser peligroso, pero no se compara con lo que enfrentan los manifestantes todos los días. Tengo la opción de regresar a un país democrático, pero los habitantes de Hong Kong no tienen a dónde ir y defienden lo que creen que es correcto”, dijo Jeremy Sandberg, un reportero del Epoch Media Group.

Riesgos

Los hongkoneses comenzaron a organizar manifestaciones en abril contra el controvertido proyecto de ley de extradición que permitiría al régimen chino transferir a cualquier persona de Hong Kong para enfrentar un juicio en los tribunales controlados por el Partido Comunista. Desde entonces, los reporteros de La Gran Época han transmitido eventos importantes en vivo, sin excepción.

El 12 de junio, las protestas pacíficas dieron un giro cuando la policía de Hong Kong comenzó a disparar balas de goma, bolsas de frijoles, gas lacrimógeno y gas pimienta para dispersar a los manifestantes.

Rachel Wong, Dingding O y varias periodistas jóvenes se enfermaron luego de respirar gases lacrimógenos mientras informaban en el lugar.

El 11 de agosto, Dingding O, una reportera de NTD en idioma chino, transmitió en vivo las protestas en el vecindario de North Point, conocido por ser un refugio para muchas mafias pro-Beijing. NTD es un medio hermano de este periódico bajo el Epoch Media Group.

Esa noche, cuando Dingding O informó sobre un grupo de personas que afirmaban ser pro-policías, algunos de la multitud repentinamente le arrojaron un líquido pegajoso en la cara y las manos. Algo del líquido entró en su boca.

Cuando Dingding O giró su cámara hacia la multitud pro-policía en la pasarela, un hombre intentó hacerla tropezar extendiendo su pie frente a ella.

El 15 de septiembre, Rachel Wong, una reportera de la oficina de Hong Kong en La Gran Época en chino, transmitió en vivo las protestas en North Point. Por la noche, cuando la policía dispersó a los manifestantes, un hombre vestido con una camiseta blanca la atacó y tiró su cámara al suelo.

Varios policías estaban cerca y presenciaron la escena, pero no detuvieron al atacante.

Apoyo de hongkoneses

Los manifestantes han expresado su respeto y aprecio por los informes incansables de La Gran Época.

El 8 de septiembre, Sandberg y Shenghua Sung, camarógrafo de NTD, fueron rodeados por cientos de manifestantes. La policía se adelantó a la ruta del desfile, por lo que tuvieron dificultades para llegar al frente de la manifestación. Cuando los manifestantes se dieron cuenta de que tenían que ponerse al frente, les dieron paso.

Los manifestantes aplaudieron cuando los periodistas pasaron.

Durante estos meses, La Gran Época también recibió comentarios positivos continuamente por los hongkoneses por correo electrónico, llamadas telefónicas y correo, en el que agradecieron a la publicación por cubrir las protestas.

Deber de los reporteros

“Como reportero, informar la verdad es nuestro deber. Debemos seguir informando porque la sociedad necesita la verdad”, dijo Wong.

En la noche del 31 de agosto, Wong no pudo controlarse y lloró frente a la cámara cuando hizo la transmisión en vivo. Ella se desahogó y dijo: “Un joven manifestante cayó al suelo frente a mí, pero no pude ayudarlo a levantarse. Me dijo que la policía le disparó [con un proyectil] en el estómago”.

Nuestros reporteros dijeron que los hongkoneses los alentaron.

“Siento que Hong Kong está enfrentándose al Partido Comunista Chino contra viento y marea, admiro su determinación de defender su libertad y su sentido de obligación de proteger sus derechos”, dijo Sandberg.

Periodistas de todo el mundo han llegado a Hong Kong para cubrir las protestas, algunos de los cuales fueron gravemente heridos por la policía mientras cubrían las manifestaciones.

El 29 de septiembre, una reportera de un medio local de Indonesia recibió un disparo en el ojo por un proyectil policial y fue enviada a un hospital local.

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS