En un guiño a Trump, los líderes del G-7 hacen una declaración conjunta de comercio justo

Por Ivan Petchoukov - La Gran Época
27 de Agosto de 2019 Actualizado: 27 de Agosto de 2019

Los líderes del Grupo de los Siete emitieron una declaración el 26 de agosto comprometiéndose con el comercio justo, término que el presidente Donald Trump ha empleado frecuentemente en su campaña para reequilibrar las relaciones comerciales mundiales de Estados Unidos.

El presidente francés Emmanuel Macron hizo pública la declaración al final de la cumbre de tres días del G-7 en Biarritz, Francia. La declaración enfatiza la “gran unidad” entre los líderes y expresa su compromiso con el “comercio global abierto y justo y la estabilidad de la economía global”.

Macron emitió la declaración horas después de que Trump anunciara que China está ansiosa por hacer un trato. El mensaje de China llegó el día después de que la Casa Blanca dijera que el presidente se habría lamentado de no haber aumentado aún más los aranceles sobre China. Trump viene acusando a China de emplear prácticas comerciales injustas, e impuso varias oleadas de aranceles para obligar al régimen comunista a llegar a un acuerdo justo.

“Creo que estos otros líderes del G-7 agradecieron en privado que Estados Unidos tomara de nuevo la iniciativa”, dijo James Roberts, investigador del Instituto Davis para la Seguridad Nacional y la Política Exterior del grupo de expertos conservador The Heritage Foundation. “Así que creo que esta resolución en la que los franceses reconocieron algo de la legitimidad de la posición de Donald Trump sobre el comercio fue buena”.

Estados Unidos y China son las dos economías más grandes del mundo. La disputa comercial entre los dos países ha enfriado los mercados mundiales, mientras que la economía de Estados Unidos sigue creciendo a pasos agigantados.

“Lamentablemente, las administraciones anteriores han permitido que China se adelante tanto al comercio justo y equilibrado que se ha convertido en una gran carga para el contribuyente estadounidense”, escribió Trump en Twitter el 23 de agosto. “¡Como Presidente, no puedo permitir que esto siga ocurriendo! Con el espíritu de lograr un Comercio Justo, debemos equilibrar esta relación comercial tan injusta”.

Trump señaló el 26 de agosto que Estados Unidos está discutiendo, negociando o finalizando acuerdos comerciales con varios aliados clave, entre ellos Canadá, México, Japón y la UE.

Trump y el primer ministro japonés Shinzo Abe anunciaron el 25 de agosto un arreglo, en principio, para un acuerdo comercial entre Estados Unidos y Japón. Se espera que la medida tenga un impacto positivo en aproximadamente la mitad de las exportaciones agrícolas y ganaderas de Estados Unidos a Japón. El acuerdo también afectará los aranceles industriales y el comercio digital, según el representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer.

Trump señaló que Estados Unidos está negociando un acuerdo comercial con la UE y está a punto de ratificar el Acuerdo México-Canadá (T-MEC), que reemplaza al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El presidente también aprovechó la cumbre del G-7 para discutir un acuerdo bilateral posterior al Brexit con el Reino Unido.

“Cuando terminemos estos acuerdos, nuestro país se transformará”, dijo Trump. “Quiero decir, se transformará monetariamente. Es una gran diferencia entre los horribles, horribles y unilaterales acuerdos que tuvimos en el pasado. Y, francamente, las administraciones anteriores deberían avergonzarse por permitirlo”.

Según Roberts, la aclaración de Trump de los problemas comerciales con los aliados puede ayudar a proyectar el mensaje a China de que Estados Unidos tiene un frente unificado con los líderes del G-7. El Grupo de los Siete se formó en la década de 1970, en parte para resistir la amenaza de la Unión Soviética y al mismo tiempo garantizar que las naciones democráticas pudieran comerciar libremente y prosperar.

“Ahora todos nos enfrentamos a esta amenaza de China, por lo que el G-7 demostró que sigue siendo relevante”, señaló Roberts.

Simon Lester, director asociado del Centro Herbert A. Stiefel de Estudios de Política Comercial del libertario Instituto Cato, dijo que aunque el lenguaje de la resolución del G-7 coincide con la retórica de Trump, los mismos términos han estado en uso durante mucho tiempo.

“Es algo común que la gente dice para cubrir todas las bases, y es un poco impreciso. Si se lo dice de manera tan amplia, podría significar cualquier cosa”, comentó Lester. “Así que es un buen lenguaje diplomático solo para hacer feliz a todo el mundo”.

Según Lester, la resolución no tendría ningún impacto en la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Lester cree que la administración Trump está involucrada en una guerra comercial con aliados debido a los aranceles sobre el acero y el aluminio impuestos en 2018, así como a la amenaza de aranceles adicionales que la administración está usando como palanca en las negociaciones.

“La administración Trump está librando una guerra comercial con China, pero también con Europa, Canadá, México y Japón”, dijo Lester.

Trump ha dicho que está abierto al libre comercio, pero que tiene que recurrir a los aranceles para asegurar un trato justo para Estados Unidos.

Aunque las cuestiones comerciales parecieron dominar la cumbre, los líderes del G-7 también discutieron la admisión de Rusia en el grupo y las formas de abordar las ambiciones nucleares de Irán.

Trump cree que el presidente ruso Vladimir Putin debería ser parte de la próxima cumbre, que Trump quiere celebrar en Doral, Florida. Rusia fue expulsada del G-8 en respuesta a su invasión de Ucrania.

Macron invitó al Ministro de Asuntos Exteriores iraní a Biarritz en un intento por lograr un avance en el estancamiento con Estados Unidos. Trump no se reunió con el Ministro, pero dijo que estaría dispuesto a reunirse con el presidente iraní. El Ministro iraní se reunió con algunos de los líderes del G-7. La Canciller alemana Angela Merkel describió la reunión como un “gran paso adelante”.

*****

A continuación:

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS