En un último intento para excluir a Taiwán, Beijing exige a los exportadores que descarten la etiqueta ‘Hecho en Taiwán’

Por Annie Wu - La Gran Época
30 de Agosto de 2018 Actualizado: 30 de Agosto de 2018

Beijing parece estar incrementando sus esfuerzos para deslegitimar a Taiwán.

A pesar de que la isla autogobernada tiene su propia moneda, ejército y gobierno elegido democráticamente, Beijing insiste en reclamar la soberanía y considera a Taiwán como una provincia china que se reunirá con el continente algún día.

En los últimos meses, el régimen chino presionó agresivamente a aerolíneas, países y empresas para que adopten la agenda política de Beijing: reconocer solo a “una China” y excluir a Taiwán del escenario internacional.

Ahora han surgido noticias de que las autoridades chinas están obligando a las empresas taiwanesas que exportan bienes a China a reconocer las reivindicaciones de soberanía de Beijing.

Un director ejecutivo no identificado de una empresa taiwanesa de biotecnología declaró el 27 de agosto al diario taiwanés Liberty Times que los distribuidores en China le comunicaron que las autoridades chinas están solicitando que todos los productos etiquetados como “hecho en Taiwán” sean retirados inmediatamente de las estanterías. Solo regresarían a las mismas si la empresa aceptara cambiar la etiqueta a “Región Taiwán, China”, lo que implica que Taiwán es una región administrada bajo el ámbito de Beijing.

Liberty Times se puso en contacto con los comerciantes en China, quienes expresaron que desde la segunda mitad de este año, los productos “hechos en Taiwán” para exportar a China fueron retenidos en las aduanas. Los funcionarios pidieron que los bienes fueran etiquetados con “Taiwán, China” o “Región Taiwán, China”, o serían regresados, alegaron.

El CEO de biotecnología expresó su preocupación por el hecho de que los productos de su empresa tienen una vida útil corta y no pueden conservarse durante mucho tiempo. Algunas empresas taiwanesas ya cumplieron con la solicitud.

Mientras tanto, algunos conocedores de la industria biotecnológica explicaron a Liberty Times que China estuvo tratando de atraer a las empresas taiwanesas de biotecnología para que establezcan fábricas en China. Para que los nuevos medicamentos de una empresa entren en el mercado chino dispusieron que la empresa deberá realizar ensayos clínicos en China. Como resultado, algunas empresas fueron obligadas a elegir entre establecer fábricas en China o cumplir con la nueva norma de etiquetado.

Varios medios de comunicación taiwaneses señalaron que esto es una violación de una notificación de 2001 emitida por el Ministerio de Comercio de China. Ese aviso estipulaba en la séptima disposición que los productos de Taiwán debían etiquetarse como “Taiwán”, “República de China” o “República de China, Taiwán”. Esta era la práctica estándar, hasta ahora.

Otra compañía en apuros

Mientras tanto, China continúa hostigando a las empresas internacionales por no adherirse a las reivindicaciones de soberanía de Beijing. En febrero, el minorista japonés Muji se vio obligado a destruir copias de un catálogo de productos después que las autoridades chinas descubrieran que en un mapa incluido en el catálogo no figuraban como territorio chino las islas Senkaku controladas por Japón ni varias islas del Mar Meridional de China. Beijing reclama su soberanía, a pesar de los reclamos de otros países asiáticos.

En abril, las autoridades de la aviación de China otorgó a las aerolíneas internacionales la fecha límite del 25 de mayo para eliminar las referencias en sus sitios web o en otros materiales que sugieren que Taiwán, Hong Kong y Macao son independientes de China, una jugada que la Casa Blanca de los Estados Unidos describió como “tonterías orwellianas”. Desde entonces, varias aerolíneas cumplieron con la petición.

En el mes de mayo, el minorista de ropa Gap se disculpó por vender una camiseta ilustrada con un mapa de China que no incluía Taiwán ni a las islas del Mar de China Meridional, a pesar de que la camiseta no se vendía dentro de China.

Mientras tanto, en un artículo publicado el 27 de agosto por el Global Times, un periódico estatal de línea dura, criticó al fabricante sueco de muebles y electrodomésticos Ikea por incluir referencias a Taiwán como independiente de China en su sitio web y en manuales de productos. El artículo argumentaba que las acciones de Ikea violaban el principio de “una sola China” y que Ikea debía “corregir su error”, ya que China es uno de los mayores mercados de la compañía.

Los internautas chinos pronto dejaron comentarios de enojo en la cuenta de Ikea en Sina Weibo, una plataforma similar a Twitter, diciéndole a la compañía que saliera del mercado chino, expresando su arrepentimiento por compras realizadas a Ikea o acusando a la compañía de apoyar la independencia de Taiwán.

Al 28 de agosto, la mayoría de los más de 2300 comentarios sobre el último posteo de Ikea están relacionados con el asunto de Taiwán. Ikea no ha hecho comentarios sobre las críticas.

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS