Encantador de abejas tarda 5 horas en quitar un panal gigante escondido detrás de una pared

Por Simone Jonker - La Gran Época
03 de Julio de 2019 Actualizado: 03 de Julio de 2019

Cuando los propietarios notaron abejas junto a la ventana, sus sospechas fueron finalmente confirmadas: tenían un problema con ellas.

Llamaron al control de plagas, que localizó una colmena dentro de una de las paredes. Intentaron erradicar la colmena con pesticidas, pero eso no funcionó. Afortunadamente, el encantador de abejas Bartlett fue llamado para hacer lo suyo, y gracias a Dios, la colmena se salvó.

David Glover, un experto en el traslado de colonias de abejas, llegó a la casa en Germantown, Tennessee, para determinar la ubicación exacta de la colmena.

“De vez en cuando recibo una llamada que me da escalofríos”, escribió David en su página de Facebook.

David abrió un agujero en la pared quitando uno de los ladrillos sin molestar a la colonia, y detrás del ladrillo había un panal de abejas.

Al usar un monitor de calor en la pared donde estaba la colmena, se sorprendió cuando se dio cuenta del tamaño real de la colmena.

Descubrió las entradas detrás de los ladrillos de la pared por donde entraban a través de un agujero de drenaje y a través de un hueco en los ladrillos de la esquina debajo de una ventana.

David se enfrentó a una tarea difícil.

“Prefiero ser mínimamente invasivo cuando saco a las abejas de los edificios. No me gusta sacar ladrillos. ¿Se astillará el mortero o se desmoronarán los ladrillos?”.

Las abejas son extremadamente territoriales, y con una colmena tan masiva, la defenderían con enojo hasta la muerte. Por eso David usa humo para calmar a las abejas.

Una de las razones por las que el humo es eficaz es que las abejas asocian el humo con el fuego, lo que las pone en modo de supervivencia en lugar de modo de ataque.

David no tuvo más remedio que retirar los ladrillos, manteniendo cuidadosamente la estructura de la colmena intacta.

La colonia estaba demostrando ser gigantesca a medida que la cera se iba exponiendo poco a poco a medida que él retiraba los ladrillos.

Una vez que toda la colmena fue expuesta, David se quedó sin palabras.

“¡Este es uno de los panales más grandes que he visto en mi vida!”.

David retiró tranquilamente toda la colmena, que contenía dos panales planos.

La reina ya estaba muerta debido al pesticida, pero las otras 13 reinas fueron rescatadas de la pared. Los panales estaban ingeniosamente estructurados y perfectamente protegidos de los elementos, no estaban demasiado pegados a los ladrillos, lo que los hacía relativamente fáciles de extraer.

El asombrado propietario observó todo lo que estaba sucediendo, manteniendo una distancia segura detrás de algunos arbustos durante el procedimiento.

Aparentemente, la colmena tardó unos dos años en construirse.

Y David tardó cinco horas en terminar su trabajo. Su equipo entonces puso todos los ladrillos en su lugar.

Desafortunadamente, la miel fue estropeada por el pesticida y tuvo que ser eliminada.

“Las abejas de los panales de cría fueron reconvertidas en una nueva colmena”, escribió David. “Piensa en una evacuación forzada, pero te quedas con los muebles. Todavía están en mi patio trasero y parecen haberse adaptado a su nuevo alojamiento”.

David dice que habla con las abejas, de ahí el nombre “The Bee Whisperer”.

“Hablo con las abejas mientras trabajo”, dice. “Sé que no entienden inglés, pero me ayuda a mantener la calma”.

¡Un aplauso para el Encantador de Abejas, que salvó a esta increíble colmena y a todos sus pequeños y trabajadores habitantes!

Mira el vídeo a continuación:

Un hombre tiene que llegar rápido al aeropuerto ¡pero tiene un candado en la llanta del auto!

¿Te gustó este artículo?  Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS