Pareja descubre una nota desgarradora junto a un perro ‘desechado’ atado a un contenedor de basura

Por La Gran Época
07 de Enero de 2018 Actualizado: 20 de Abril de 2019

Una pareja estaba en el estacionamiento de un centro comercial cuando encontraron un perro atado a un contenedor de basura. Tras una inspección más minuciosa, se dieron cuenta que había una nota en el suelo y supieron que tenían que buscar a su dueño.

En mayo de 2017, encontraron a un perro Terrier mestizo de 6 años atado a un contenedor de basura en un estacionamiento de un centro comercial en Carolina del Sur, EE. UU., con una nota que decía: “Cachorro Gratis. Me llamo Scooter. El dueño fue a la cárcel hoy”.

La pareja que lo encontró allí rápidamente lo liberó y tomó fotos para ponerlas en Internet, con la esperanza de encontrar a su dueño.

Las fotos pronto fueron compartidas ampliamente en el Internet y las vio Paula Langford, fundadora de Animales sin hogar del Sureste (SEHA, en inglés), un grupo local de rescate y hogar de crianza temporal. Paula contactó a las personas que habían tomado temporalmente al perro.

“Me acerqué a ellos y les dije: ‘Me llevaré al perro'”, dijo Paula a The Dodo. “Tengo un escáner de microchip, lo escanearé y verificare la historia primero. Luego lo llevaremos adonde sea que pertenezca”.

Paula recogió a Scooter ese mismo día.

“Tan pronto lo vi, supe que era una mascota querida. Estaba limpio, libre de pulgas”.

“Lo abandonaron con un costoso bolso, un collar caro, una bolsa de comida para perros libre de cereales”, señaló.

“Estaba un poco nervioso, pero era muy dulce y cariñoso. Quería acurrucarse. Fue algo precioso, porque de camino a casa él apoyó su cabeza en mi pecho y echó un gran suspiro, se rindió a mí y se volvió a dormir”.

“Era obvio que se trataba de un perro cariñoso, querido y bien cuidado”, añadió. “No era solo un (perro)”.

Después de llevar a Scooter a casa y escanear su microchip, descubrió que el perro era originario de Colorado.

“Intentamos contactarnos al número del microchip, pero el número estaba desconectado”, comentó. “La compañía del microchip me informó que lo habían encontrado en 2015 en Colorado y luego otra vez en 2016 en St. Petersburg, Florida y que lo habían devuelto al propietario, pero eso era todo lo que sabían. Ahora, de pronto, ¡estaba en Carolina del Sur!”.

Paula más tarde contactó al oficial de policía que arrestó al dueño de Scooter. Ella se enteró que su dueño fue arrestado en el estacionamiento de Walmart y que había “entregado sus pertenencias, su dinero, su mochila, su maleta y a su querido perro a sus amigos y les pidió que se aseguraran que el perro estuviera a salvo”.

Sin embargo, sus “amigos” abandonaron al perro.

Paula se puso en contacto con la madre del dueño de Scooter y condujo 24 horas para conocerla y entregarle al perro.

Fue una reunión muy conmovedora y emotiva, era evidente que Scooter estaba muy contento de volver a ver a su familia. “Estoy cien por ciento satisfecha de mi decisión de reunir a este querido perrito con su familia”, destacó Paula.

“Cuando encuentras un animal en las calles, la última esperanza es que el animal tenga una familia amorosa buscándolo. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no es así. Pero la situación de Scooter era diferente, él era el perro querido y preciado de una maravillosa familia. Aunque fue emotivo para mí despedirme, no tengo ninguna duda que está exactamente donde pertenece”, concluyó la joven.

La vida es más divertida cuando… ¡tienes un perro!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS