Encuentran tumor cerebral en niña de 7 años luego que sus padres ven “algo raro” en su sonrisa

Por Julian Bertone
15 de Octubre de 2019 Actualizado: 15 de Octubre de 2019

Un matrimonio de Glasgow, Escocia, notó que algo andaba mal en su hija de 7 años de edad cuando la vieron sonreír durante una fiesta.

La expresión en la cara de Meghan no era igual que siempre y sus padres, Charlene McCann y Jason Evans, decidieron llevarla al hospital temiendo que podía tratarse de algo serio, según un reporte del portal web Fabiosa.

Su padre contó que “todo sucedió de pronto” durante una celebración de Halloween. “Noté que su sonrisa era diferente, algo andaba mal…”, dijo Evans recordando el momento en que detectaron el problema.

Sus peores sospechas fueron confirmadas, una serie de estudios revelaron que la pequeña tenía un tumor cerebral del tamaño de una mandarina, lo que le imposibilitaba tener una sonrisa normal.

Imagen ilustrativa de la resonancia magnética de un niño pequeño con tumor cerebral. (Creativa Commons)

Luego de la detección, el personal médico del hospital de Glasgow sometió a la niña a una complicada cirugía que duró más de 12 horas.

El procedimiento fue un éxito y lograron extraerle el tumor, sin embargo Meghan quedó con algunas secuelas. “Después de la cirugía ella no hablaba, pero, al final, logró hablar de nuevo”, compartió su padre.

Además de los problemas en el habla, La pequeña perdió gran parte de su capacidad visual, pero sus padres no pierden la esperanza y creen que una terapia moderna en una clínica alemana será capaz de ayudarla.

“Estamos muy orgullosos de nuestra hija y del modo en el que ha reaccionado a todo esto”, dijo Evans animado por los progresos en la recuperación de su hija. “Hay buenas probabilidades de que una clínica en Berlín logre restituirle la vista, esperemos que así sea”, comentó.

Según Clínica Mayo, no se conoce con especificidad las causas que originan tumores cerebrales, aunque hay factores como la radiación y la predisposición genética que deben tomarse muy en cuenta.

A menudo puede suceder que el cuerpo no manifieste síntomas para este tipo de tumores, y en otros casos pueden ser tan sutiles que pasan desapercibidos.

Sin embargo, los síntomas típicos asociados pueden ser: dolores de cabeza cada vez más fuertes y frecuentes, náuseas y vómitos, problemas en la vista, dificultad para hablar, problemas en los oídos y en la sensación de equilibrio, confusión, cambios de comportamiento y personalidad, pérdida de motilidad en alguna parte del cuerpo, y convulsiones, sobre todo en personas que no tiene antecedentes de ellas.

*****

Descubre la razón:

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

TE RECOMENDAMOS