Encuentran un misterioso tiburón blanco preservado en un parque abandonado

Por Jack Phillips - La Gran Época
15 de Febrero de 2019 Actualizado: 15 de Febrero de 2019

Un hombre descubrió un cuerpo de un gran tiburón blanco mientras exploraba un parque abandonado en Australia.

El hallazgo se hizo en un parque de vida silvestre abandonado de Victoria, que según se informa fue tomado por ocupantes ilegales, según el Daily Mail.

Muebles y electrodomésticos viejos, ventanas rotas y empapelados destruidos es lo que queda del que en otro momento fue un parque próspero.

Pero este hombre, “Lukie Mc”, se encontró con el cadáver de un tiburón blanco gigante suspendido en un tanque verde aparentemente lleno de líquido embalsamador o formaldehído.

Cerca del gran pez hay un letrero que dice “tiburón misterioso”, informó News.com.au.

El tiburón murió en 1998 en redes de pesca de atún en Sudáfrica antes de ser llevado a Australia.

El Departamento de Sustentabilidad y Medio Ambiente cerró el parque en 2012 debido al abuso de la vida silvestre y por no tener una licencia para exhibir algunos animales al público, según informes.

Un video de 30 minutos de duración de personas que exploran el parque fue publicado en YouTube y tiene cerca de 10 millones de reproducciones.

“¿Qué rayos, pueden ver eso?”, dice una persona en el video. “Eso es muy espeluznante”.

Esta semana, el fotógrafo Dom Krapski se puso en marcha para encontrar el santuario de vida silvestre.

Ver esta publicación en Instagram

And now, some word vomit: Got told about this on the hush-hush a few weeks back and now it seems everyone knows about it thanks to YouTube. A couple of hours out of town, there’s a large white shark rotting in a display tank in an abandoned amusement park. Vandals recently tore the roof off the tank and I guess in a couple more weeks, this’ll all be gone. With the tank open, a lot of the preservative juice within has already evaporated, and it’s only a matter of time before someone smashes the glass on the sides and this reverts to being urban myth and as opposed to an actual thing. I remember a few years back I went to see a similarly kept giant squid in New Zealand and the idea of that was so thrilling that there was no possible way the actual carcass could live up to my expectations. I remembered the vivid colouring of squids I’d caught as a child; how alive they were when I hauled them out of the water. I couldn’t help but envisage some some huge extrapolation of that. In person, the remains of the squid amounted to collapsed white flesh in a translucent soup. It didn’t even seem that big, compared to the room it was shown in. Smaller, experientially, than live animals I’d touched with my hands rather than my eyes. The same again here. A friend and I bought respirators and drove out to see the thing today. The shed was easy to find; the shark itself was gross and boring. The fumes weren’t bad enough, I think, to warrant our outlay on safety gear. Peering into the tank, we could barely see anything through the cloudy fluid. Afterwards, as we drove away, I got lost in the telling of a story about a room in an abandoned government building I’d stumbled across the last time I did this urban exploration malarky fifteen years ago. That space was full of gay porn and Phil Collins tapes and reeked to high heaven of ass, wet carpet and anal lube. I got so caught up in the telling of that experience that it wholly transcended it’s small actual pleasures and became alive and whole with the colour and scent and etcetera of suggestion.

Una publicación compartida de Dom (@krapski) el

“El galpón de los tiburones fue lo primero que encontramos, a dos minutos a pie de la puerta principal del parque. Levantamos una puerta enrollable y ahí estaba: un enorme estanque oscuro, rodeado de desorden”, escribió Krapski en Vice Australia.

Al final tomó fotos del tiburón.

“Los vándalos recientemente rompieron el techo del estanque y supongo que en un par de semanas más todo esto habrá desaparecido”, escribió también en Instagram.

Dijo que alguien rompieron el tanque, haciendo que los químicos se evaporaran.

“Con el tanque abierto, gran parte del líquido preservante se ha evaporado y es solo cuestión de tiempo antes de que alguien rompa el cristal por los lados y esto se vuelva un mito urbano y no una cosa real”, añadió.

En el video de YouTube puede verse ropa, fotos familiares, un refrigerador con comida, sofás, colchones, un televisor y otros artículos, sugiriendo que ocupantes ilegales se apoderaron del edificio.

También se descubrieron botellas de leche vacías con fecha de abril de 2016.

“Hace unas semanas me lo contaron en secreto y ahora parece que todo el mundo lo sabe gracias a YouTube”, dijo Krapksi, a través del Daily Mail.

Raro tiburón primitivo con 300 dientes

Los científicos que estudian la vida de las focas, frente a las costas de Portugal, capturaron un tiburón prehistórico con 300 dientes.

Un tiburón lagarto expuesto en el Museo de Ciencias Marinas de Shimonoseki (Kaikyoukan/ http://opencage.info)

El tiburón de dos metros de largo ha existido en su forma actual durante 80 millones de años, lo que lo convierte en una de las especies vivas más antiguas en la actualidad.

Su forma corporal y el número de branquias son similares a los fósiles de tiburones que vivieron hace 350 millones de años.

En esta foto publicada por el Parque Marino de Awashima, un tiburón de 1,6 metros de largo nada en un tanque después de ser encontrado por un pescador en una bahía de Numazu (Awashima Marine Park/Getty Images)

Científicos del Instituto del Mar y la Atmósfera estaban trabajando en un proyecto para eliminar la “captura incidental” -pescados no deseados arrastrados y a menudo asesinados inadvertidamente por pescadores comerciales que se dedican a la pesca de arrastre para obtener alimentos- cuando capturaron este pez fósil vivo, Informó el Daily Mail.

¿Sabías?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS