Enfermera salva una vida de camino a la boda de su hija al presenciar un terrible accidente

Por Louise Bevan
08 de Agosto de 2020
Actualizado: 08 de Agosto de 2020

Una enfermera de urgencias con una carrera de más de 35 años iba camino a la boda de su hija cuando hizo una parada improvisada después de presenciar un accidente de dos vehículos. Vestida con un hermoso vestido largo, se puso a trabajar, y después de salvar una vida, llegó al lugar de la boda justo a tiempo para llevar a su hija al altar.

Jodi Damrow, una enfermera veterana del Centro de Salud Phelps Memorial en Holdrege, Nebraska, le dijo al Omaha World Herald que “no le pareció nada especial” hacer la parada. Aunque llegó tarde a la ceremonia del 27 de junio, sabía que tenía que brindar atención médica de emergencia, que significaba la diferencia entre la vida y la muerte para una víctima del accidente.

Hailey Krull con su madre, Jodi Damrow. (Cortesía: Sandhills Blue Photography)

La futura novia Hailey Krull no se dejó intimidar por la noticia. Cuando su madre y su hermana, Sadie Johnson, llegaron finalmente al lago del condado de Harlan con su explicación por llegar tarde, todo tuvo sentido para Hailey.

“Es que mi madre”, reflexionó. “Ella siempre hace cosas como esta. Hace unos años, rescató a una víctima de ahogamiento. La gente se desmaya en la iglesia y ella los rescata”.

La enfermera de urgencias Jodi Damrow con sus tres hijas: Riley Consbruck, Hailey Krull y Sadie Johnson. (Cortesía: Sandhills Blue Photography)

Jodi y Sadie, que resultaron ser las primeras personas en detenerse en la escena del accidente, llamaron a los paramédicos y a un helicóptero de transporte. La colisión de dos autos había ocurrido aproximadamente a una milla de la casa de Jodi cerca de la frontera entre Nebraska y Kansas, según CBS 7.

Jodi despejó la vía aérea de una de las víctimas, salvando su vida, y supervisó sus signos vitales hasta que llegaron los refuerzos. Mientras tanto, Sadie, una asistente médica, entró en acción para ayudar a los demás en el otro vehículo.

Mientras Jodi y Sadie estaban desaparecidas para la sesión de fotos familiares, sin embargo llegaron a la boda con sus vestidos y sonrisas intactos y con minutos de sobra antes de que comenzara la ceremonia especial de la boda.

La cariñosa madre de tres hijos tuvo el honor de llevar a su hija al altar, ya que el padre de Hailey, Marty, murió de cáncer en 2011.

Jodi lleva a su hija Hailey al altar. (Cortesía: Sandhills Blue Photography)

“Hicimos una recepción de última hora en el lago”, explicó Hailey, que se casó con Mitchell Krull, al Omaha World-Herald. La boda al aire libre tuvo lugar en el campo de la familia, y los preparativos sufrieron múltiples revisiones en medio de la pandemia.

“No he dormido en semanas y creo que mi madre tampoco”, admitió Hailey.

Hailey y Mitchell trasladaron su luna de miel de Hawai al Parque Nacional de Yellowstone, y la ruborizada novia afirmó que la celebración de su boda resultó ser “la noche perfecta”, a pesar de las muchas circunstancias imprevistas.

Hailey con su marido, Mitch Krull, tomando sus votos matrimoniales. (Cortesía: Sandhills Blue Photography)

Para Jodi, entregar a su hija fue un gran golpe emocional. “He sufrido muchos traumas a lo largo de los años. Fue angustioso dejarla ir”, dijo. “Ella es la última en casarse”.

Mientras dejaban el hogar familiar para hacer sus propias vidas, las tres hijas de Jodi han imitado a su madre en las elecciones de sus carreras. Hailey es fisioterapeuta, Sadie es asistente médica y su hermana Riley es enfermera diplomada.

Recién casados ​​Hailey y Mitch. (Cortesía: Sandhills Blue Photography )

Cuatro días después de su hermosa boda, la recién casada Hailey compartió su versión del extraordinario acontecimiento del día con el grupo público de Facebook: “Nebraska a través de la lente”.

“Mi madre iba camino a mi boda cuando presenció un terrible accidente”, explicó Hayley. “Siendo una enfermera de emergencia de más de 35 años, se puso en acción y ayudó a salvar una vida”.

Madre e hija unidas después de una tarde agitada. (Cortesía: Sandhills Blue Photography)

Otro conductor se detuvo para ayudar tras el accidente, Hayley continuó, y describió a su madre como “absolutamente impresionante”. Jodi dirigía a los oficiales, a los de emergencias y a todos los que se paraban a darle una mano.

“La gente hablaba de la señora con guantes y un bonito vestido que estaba salvando vidas”, escribió Hayley. “Mamá dijo que tenía mucho cuidado de no mancharse de sangre el vestido, ya que sabía que tenía que acompañarme al altar después. Muy orgullosa de ser su hija”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puedes compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS