Enfermero acusado de violar a una mujer en estado vegetativo se declara inocente

Por Zack Stieber – La Gran Época
05 de Febrero de 2019 Actualizado: 05 de Febrero de 2019

Un enfermero que supuestamente violó a una mujer en estado vegetativo en un centro de atención de Arizona se declaró inocente el 5 de febrero.

Nathan Sutherland, de 36 años, quedó vinculado al crimen luego de una muestra de ADN que se vio obligado a hacerse por una orden judicial que el departamento de policía de Phoenix obtuvo después de que la víctima de 29 años diera a luz en diciembre de 2018.

El ADN de Sutherland coincide con el ADN del bebé.

Sutherland, que trabajaba para el centro médico Hacienda HealthCare, y que fue despedido después de su arresto, compareció en la Corte Superior del Condado de Maricopa. Sólo habló para darle su nombre y fecha de nacimiento al juez, reportó el medio Arizona República. Su abogado, David Gregan, se declaró no culpable.

Al hablar con los periodistas después de la audiencia, Gregan señaló que su cliente es inocente hasta que se pruebe lo contrario.

“El Sr. Sutherland, al igual que usted y yo, tiene derecho al debido proceso legal”, dijo Gregan. “El Sr. Sutherland tiene derecho a la protección constitucional, como usted y yo. Y, finalmente, el Sr. Sutherland – tal como usted y yo lo estamos – tiene derecho a una defensa completa. Tengo la intención de asegurarme de que reciba todas estas cosas”.

La próxima comparecencia de Sutherland ante el tribunal está programada para el 19 de marzo.

Los oficiales de la policía dijeron que el acusado era el trabajador principal responsable del cuidado de la mujer nativa americana, quien ha estado en estado vegetativo desde temprana edad, debido a un incidente donde casi pierde la vida por ahogamiento.

Hacienda HealthCare en Phoenix, Arizona, el 4 de enero de 2019. Se hizo un arresto en el caso de una paciente que fue violada el 23 de enero de 2019. (Ross D. Franklin/AP Photo)

La mujer, que no fue identificada públicamente, tuvo que ser trasladada del centro Hacienda tras el parto, lo que dejó a los empleados atónitos.

“Una de nuestras pacientes acaba de tener un bebé y no teníamos ni idea de que estaba embarazada”, le dijo una enfermera al número de emergencia 911, el 29 de diciembre. La llamada se tornó desesperante cuando el bebé empezó a “ponerse azul”, pero el niño finalmente fue tratado por los paramédicos y sobrevivió. El abogado de la familia lo describió como saludable.

Los oficiales de Phoenix pasaron semanas investigando la violación, y anunciaron el arresto de Sutherland el 23 de enero.

El jefe de policía de Phoenix, Jeri Williams, en una conferencia de prensa ese día, dijo que la enfermero “cometió este acto infame atacando a uno de los miembros más vulnerables de nuestra comunidad”.

“Desde el momento en que nos dimos cuenta por primera vez de este crimen,hemos trabajado sin descanso tratando de resolver este caso. La investigación era, y sigue siendo la máxima prioridad de nuestro departamento”, dijo.

“Nuestros oficiales se tomaron este crimen a pecho. Esta es una instalación en la que usted debería estar a salvo y alguien no lo estuvo”, agregó la alcaldesa de Phoenix, Thelda Williams.

Sutherland fue acusado por un gran jurado el 29 de enero de cargos de agresión y abuso sexual de un adulto vulnerable.

Eleanor Riggers, una enfermera práctica graduada, que trabajó como terapeuta en el centro médico Hacienda HealthCare durante 11 años, dijo que colaboró estrechamente con Sutherland en los cuidados de la víctima.

Riggers dijo que Sutherland era un amigo, describiéndolo como divertido y extrovertido.

La noticia de su arresto la sacudió, le dijo a ABC 15.

“Lloré. Sólo lloré y lloré. Creo que es un cobarde. Creo que es la escoria más baja imaginable porque lo consideraba un amigo”, dijo Riggers.

Comentó que le preocupa que Sutherland haya abusado de otros pacientes que él cuidaba, porque había muchas otras mujeres que tenían condiciones similares en el ala del centro médico en el que trabajaba Sutherland, y algunas tampoco podían comunicarse verbalmente, una posibilidad que el departamento de policía de Phoenix incluyó como parte de su investigación.

También contó que los miembros del personal del hospital no siempre siguen una política de controlar a los pacientes cada 15 minutos.

“En cada instalación, las cosas son más laxas por la noche. Puedo decirle que en todas las instalaciones por la noche es más permisivo”, dijo Riggers.

***************************************************

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación>

TE RECOMENDAMOS