Enfermero judío pide ‘amor ante el mal’ después de atender al tirador de sinagoga en EE.UU.

Por La Gran Época
21 de Diciembre de 2018 Actualizado: 21 de Diciembre de 2018

La ironía no pasó desapercibida por los medios de comunicación cuando un enfermero judío, el hijo de un rabino, atendió al presunto tirador masivo responsable del ataque mortal en una sinagoga de Estados Unidos a finales de octubre. Dedicado a su vocación, el enfermero eligió “el amor frente al mal”, según su reciente declaración en las redes sociales en respuesta a toda la publicidad.

Ari Mahler, enfermero de trauma del Hospital General Allegheny de Pittsburgh, Pensilvania y miembro de la sinagoga Tree of Life, temía por la vida de sus padres, que bien podrían haber sido contados entre las víctimas del trágico ataque de la mañana del 27 de octubre de 2018.

Según, The Independent, Robert Bowers, un antisemita declarado, gritó: “Todos los judíos deben morir” y procedió a abrir fuego contra la congregación, dejando 11 muertos y 7 heridos.

La policía disparó a Bowers en el brazo izquierdo y lo detuvo. Mientras lo llevaban al Hospital General de Allegheny para recibir atención, gritó: “¡Muerte a todos los judíos!”.

©Getty Images | SAUL LOEB/AFP

Ari, sin embargo, corrió a la habitación para cuidar la vida de Bowers como lo hubiera hecho con cualquier otro paciente en su lugar. Y a pesar de que solo hizo su trabajo lo mejor que pudo, el encuentro se convirtió en el centro de mucha discusión en los medios de comunicación sobre el “enfermero judío” que asistió a Bowers. Fue entonces cuando Ari decidió responder con una declaración en su blog:

“Para ser honesto, estoy nervioso por compartir esto. Sé que ahora me siento solo y la ironía del mundo hablando de mí no parece justa sin la oportunidad de hablar por mí mismo”, escribió. Y lo explicó con más detalle:

El hecho que haga mi trabajo, uno que requiere compasión y empatía por encima de todo, es de interés periodístico para la gente porque soy judío. Más aún porque mi padre es rabino.

[…] Puedo decirle que, como su enfermero, o el enfermero de cualquiera, mi cuidado se da a través de la bondad, mis acciones se miden con empatía e independientemente de la persona que pueda ser cuando tu no estás bajo mi cuidado, cada respiración que tomas es más hermosa que la última cuando estás acostado en mi camilla.

Gran parte de la atención de los medios de comunicación se centró en el comportamiento de Bowers y qué tipo de interacciones tuvieron lugar entre los dos hombres.

“Para ser honesto, no vi la maldad cuando miré a los ojos de Robert Bowers”, dijo Ari a los medios de comunicación. “Todo lo que vi fue una clara falta de profundidad, inteligencia y una palpable cantidad de confusión”.

En su artículo en el blog, explicó su propia respuesta después que el presunto tirador le “agradeció” por salvarlo, por mostrarle “bondad” y por tratarlo de la misma manera que lo haría con cualquier otro paciente:

Estoy seguro que no sabía que yo era judío. ¿Por qué agradecerle a un enfermero judío, cuando 15 minutos antes podía haberme disparado en la cabeza sin remordimientos? No le dije una palabra sobre mi religión. Decidí no decirle nada todo el tiempo. Quería que sintiera compasión. Elegí mostrarle empatía. Sentí que la mejor manera de honrar a sus víctimas era que un judío demostrara que estaba equivocado. Además, si descubre que soy judío, ¿realmente importa? La mejor pregunta es, ¿qué significa para ti?

©Getty Images | DUSTIN FRANZ/AFP

Ari dice que el antisemitismo sigue muy vivo en Estados Unidos. Como hijo de un rabino, soportó el bullying cuando estaba en la escuela, ya fueran dibujos en su escritorio que representaban a su familia entrando en una cámara de gas, cruces esvásticas en su casillero, o notas de amenazas de muerte de hostigadores anónimos.

El enfermero judío, en primera instancia, tampoco estaba sorprendido que el tiroteo tuviera lugar. “Es solo cuestión de tiempo antes de que ocurra la próxima”, escribió. “Los judíos solo representan el dos por ciento de la población de EE.UU., sin embargo, el 60% de todos los crímenes de odio religioso se cometen contra ellos”.

©Getty Images | BRENDAN SMIALOWSKI/AFP

Sin embargo, Ari decidió trascender, a través de sus acciones y de su integridad moral, la ignorancia y el tribalismo básicos que dominan ciertas partes de la nación. Pero no fue por el bien de Bowers que eligió el “amor frente al mal” como un mensaje para el mundo. Ari concluyó:

“Amor. Por eso lo hice. El amor como acción es más poderoso que las palabras y el amor frente al mal da esperanza a los demás. Demuestra humanidad. Reafirma por qué estamos aquí. El sentido de la vida es dar sentido a la vida y el amor es la fuerza suprema que conecta a todos los seres vivos”. declaró Ari.

“Me importa un bledo lo que piense Robert Bowers, pero tú, la persona que está leyendo esto, el amor es el único mensaje que deseo inculcarte. Si mis acciones significan algo, el amor lo es todo”.

Crédito: Pixabay

Más información en e video:

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS