Engañosos titulares del síndrome inflamatorio infantil pueden causar más ansiedad en los padres

Por Kevin Hogan
21 de Mayo de 2020
Actualizado: 21 de Mayo de 2020

Un grupo de casos de un raro síndrome inflamatorio surgió en Nueva York. La relación entre esta enfermedad y el virus del PCCh no está probada, sin embargo, algunos titulares y noticieros la han puesto en primera plana, aludiendo a un vínculo definitivo.

“Entonces uno lee la letra pequeña, en este caso el artículo, y descubres que bueno, no, realmente no hay relación. Una de las implicaciones es que venderán más periódicos. La otra es, desafortunadamente, que eso aumentará los ya altos niveles de ansiedad de las personas”, advirtió el doctor en psicología Robert Reiner a NTD en una entrevista.

La rara enfermedad inflamatoria afectó a un grupo de jóvenes del estado de Nueva York, de los cuales tres murieron. Otro niño de 9 años falleció en Marsella, Francia.

En realidad no hay pruebas concluyentes de que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19, conduzca a este síndrome raro, aunque varias empresas de medios de comunicación ponen en primera plana este posible vínculo.

Reiner, quien también es el director ejecutivo y fundador de Behavioral Associates, manifestó que esto está causando más ansiedad en los padres.

“Ha habido mucha atención de los medios de comunicación sobre esta nueva enfermedad inflamatoria observada en los niños. El nivel de ansiedad de los padres ya está muy elevado y esto es solo una cosa más de la que preocuparse”, dijo el psicólogo.

Varios titulares están mezclando esta enfermedad con COVID-19, pero los científicos nos dicen que solo está potencialmente relacionada.

Por ejemplo, un titular de Reuters del 14 de mayo dice: “Estados Unidos pedirá a los médicos que reporten casos del síndrome inflamatorio de COVID-19 en los niños”.

Sin embargo, al final del artículo, dice que “los científicos todavía están tratando de determinar si el síndrome está relacionado con el nuevo coronavirus, porque no todos los niños que lo padecen han dado positivo en los test del virus”.

No está claro por qué el título del artículo asume que COVID-19 es la causa, porque el cuerpo del artículo dice que la causa es incierta. Reiner señala que informar de esta manera puede llevar a más ansiedad.

De la misma manera, la NBC también sacó conclusiones sobre la relación causal entre COVID-19 y la aflicción infantil en su emisión.

“El número de nuevos casos de coronavirus en general puede estar disminuyendo, pero el número de niños que se sabe están desarrollando una respuesta peligrosa al COVID-19 parece estar aumentando”, informó la reportera de NBC, Melissa Russo.

Según un editorial de la revista Hospital Pediatrics (pdf), la presión de los medios de comunicación puede afectar directamente a los médicos y a sus pacientes. La revista médica afirma que “la mayor conciencia de toda la atención reciente de los medios podría desencadenar un aumento en los diagnósticos de enfermedades crónicas en pacientes que anteriormente no habrían sido diagnosticados”.

La enfermedad de Kawasaki llamada KD —que es a lo que se parece este síndrome inflamatorio— puede ser un diagnóstico ambiguo en primer lugar, según la revista.

“Ciertamente, cuando algo aparece en los medios de comunicación y los niveles de ansiedad de la gente se elevan de la forma en que lo hacen ahora, este tipo de sobrediagnóstico de ciertos síntomas va a ocurrir todo el tiempo”, dijo el psicólogo.

Por otra parte advierte que esto es algo de lo que debemos estar atentos y que la naturaleza de la ciencia debería causar un saludable escepticismo.

Siga a Kevin en Twitter


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Miles de trabajadores migrantes no saben qué hacer tras ser despedidos

TE RECOMENDAMOS