Enseñando a su hijo a escribir

Una conversación con Julie Bogart, fundadora de Brave Writer
Por Barbara Danza
11 de Agosto de 2020
Actualizado: 11 de Agosto de 2020

La escritura es un componente esencial de la educación y, de hecho, de la vida. Muchos padres que educan en el hogar encuentran la tarea de enseñarle a sus hijos a escribir un desafío. Le pedí consejo a la escritora Julie Bogart, veterana de la educación en el hogar y fundadora del programa de escritura Brave Writer.

The Epoch Times: “La lectura, escritura y aritmética” han sido por mucho tiempo consideradas como las materias fundamentales de una sólida educación. ¿Por qué, en su opinión, es tan importante para una persona aprender a escribir?

Julie Bogart: La escritura está experimentando un hermoso auge como herramienta primaria de comunicación. Ahora ¡más niños (y adultos!) están escribiendo para “publicar” que en la historia del mundo! Piense en las redes sociales, blogs, comentarios de artículos de noticias, mensajes de texto, foros de discusión, reseñas de productos y libros, incluso la redacción de un video de calidad de YouTube —los seres humanos anhelan ser leídos y escuchados. El internet demuestra eso como nada que yo pudiera haber imaginado. Como resultado, tener una poderosa capacidad de comunicación es más crítico que nunca para la educación de un niño. ¡Ya no le relegamos la escritura a los salones de la academia! Más bien, la escritura vive en el corazón de una vida conectada y productiva.

La mejor manera de hacer crecer a ese escritor, entonces, es aprovechar las innumerables oportunidades naturales que existen para escribir. A los niños les encanta crear blogs que revisen sus juegos favoritos en internet o que compartan su pasión por la moda o que hagan una crónica de su hábito de observar aves. Les encanta participar en discusiones en línea sobre sus bandas o libros favoritos. Incluso pueden querer unirse al Mes Nacional de la Escritura de Novelas para Jóvenes, si en secreto albergan un yen para escribir la próxima gran novela!

Aquellos que pasan mucho tiempo escribiendo para los lectores -también conocido como internet— se convierten en los escritores más competentes, prolíficos y poderosos. ¡Así que aproveche el momento! Los profesores de décadas pasadas anhelaban la oportunidad de ver a sus estudiantes valorar y utilizar la escritura para el verdadero poderque tiene, atrayendo a una audiencia interesada. Imagine lo adelantados que estarán sus hijos en cualquier carrera si no solo saben escribir sin errores mecánicos, sino que también saben cómo captar poderosamente la atención de los lectores.

The Epoch Times: Muchos padres van a educar a sus hijos en casa este año. ¿Cómo le recomienda a los padres abordar el tema de la escritura?

El comienzo de una vida de escritura es el habla. Los niños acceden al lenguaje imitando a sus padres y ganando lentamente fluidez y control sobre la lengua nativa. Mientras los niños se expresan con pasión, ¡atrápalos en el acto!

Deje de hacer lo que está haciendo para capturar un acto espontáneo de auto-expresión por escrito. Anote sus palabras exactas. Puede que tenga que dejar de preparar la cena o bajarle el volumen del televisor para hacerlo, pero de todas formas hágalo. Cuando ese niño le cuente que su perro mascota está persiguiendo a una ardilla en el patio o su adolescente despotrique sobre lo patética que es la nueva versión de un videojuego, tome una hoja de papel y escriba las palabras exactas de ese niño. Escuche atentamente, transcriba todo lo que pueda de su discurso.

Si le pregunta qué estás haciendo, diga: “Esto es tan bueno que no quiero olvidarlo, así que lo estoy escribiendo”.

Más tarde esa noche, lea frente a la familia las palabras que escribió para su hijo. Hable sobre el contenido y disfrute de la relectura. Podrían volver a leerlas al día siguiente durante la lectura en voz alta. Deje que su hijo descubra que el escritor ya vive dentro. La expresión escrita es la grabación de los pensamientos reales del niño o adolescente. Empiece por ahí. Vea al niño como un escritor en busca de una secretaria, primero.

Además, lean juntos todos los días, jueguen con la escritura usando una variedad de implementos (marcadores de ventana para escribir citas famosas en la puerta corrediza de vidrio, mensajes de texto entre sí, notas adhesivas en la puerta del dormitorio para despertar en la mañana).

The Epoch Times: Usted creó un programa de escritura muy popular para las personas que quieren educar en casa: Brave Writer. ¿Cómo surgió eso?

Crecí alrededor de la escritura. Mi madre es una escritora que publicó más de 70 libros. Pasé mi juventud trabajando como redactora fantasma, editora de revistas y escritora independiente.

Cuando empecé a educar a mis hijos en casa, descubrí que los programas de escritura disponibles para enseñar a los niños a escribir, en gran medida, provocaron resistencia por parte de los niños con resultados muy tediosos. Quería que mis hijos se sintieran cómodos con la escritura, que amaran la autoexpresión y que escribieran cosas que valieran la pena leer.

Así que diseñé un programa que le ayudara a los padres a entender cómo liberar el amor de un niño por la escritura, no solo para su desempeño en los exámenes escolares. La escritura no es solo una cuestión de precisión (ortografía y puntuación adecuadas), sino de poder (conectar con los lectores). Quería ayudar a mis hijos a encontrar sus poderosas voces de escritura primero, y luego a trabajar en la mecánica por separado. Con el tiempo, esos dos se unen para crear la belleza y el poder en la escritura.

The Epoch Times: También educó en casa a sus propios hijos, ahora ya crecieron. ¿Cuáles fueron algunos de los proyectos de escritura más agradables que usted y sus hijos asumieron?

Puedo pensar en muchos proyectos de escritura divertidos que hicimos juntos.

Cuando mi hijo mayor estudió la historia de California en cuarto grado, organizamos una fiesta para celebrar la fiebre del oro (Gold Rush). Noah y yo trabajamos juntos para crear las invitaciones escritas a mano. Él dibujó un mapa de California para nuestro juego que llamamos “Pintar la pepita de oro en Sutter’s Creek”, hizo carteles para la tienda del campamento para la zarzaparrilla y el orégano, y escribió notas individuales para todos los mineros famosos de esa época y luego las repartió a los invitados a medida que llegaban. ¡Hay mucha escritura, alrededor de la historia y las fiestas!

Mi hija Johannah escribió su propia versión de “Emma” de Jane Austen en séptimo grado. Ella ambientó la escena de la Guerra Civil y contó la historia desde la perspectiva de ese período de la historia y en nuestro país más que en Inglaterra.

Hice que mis hijos escribieran sus propias versiones de las “Just So Stories” de Rudyard Kipling y sus propios mitos griegos (inventados, siguiendo la inspiración de los mitos griegos que leemos regularmente). Mis dos hijos menores construyeron sus propias colecciones de cuentos de hadas. Leíamos cada versión que encontrábamos de un cuento en particular (además de cualquier versión de una película de Disney también). Luego me contaban la historia y creaban un dibujo o proyecto artístico para ella y nosotros poníamos su versión escrita del cuento de hadas en un libro. Fue un proyecto de escritura de un año antes de que estos dos niños fueran incluso lectores fluidos.

Y finalmente, mi hija menor escribió un blog de moda durante un año todos los días en noveno grado. ¡Estos son solo algunos de los proyectos que hicimos juntos!

The Epoch Times: ¿Qué consejo le daría a un padre que educa en casa y que no le gusta o no tiene confianza en la escritura?

Sra. Bogart: La razón por la que a muchos padres no les gusta la escritura es que se les enseñó de una manera que disminuyó su confianza en sus voces de escritura. Se les hizo creer que sus ideas no eran valiosas a menos que la mecánica fuera precisa.

La manera de empezar, entonces, es despojarse del apego a un método de instrucción de escritura que llevó a su propia falta de confianza. Intentar algo nuevo. Usar las herramientas y tácticas de los escritores profesionales para crecer como escritor. Brave Writer enseña un enfoque completamente diferente a la escritura que las escuelas. Aprenda junto a su hijo y obtendrá una nueva experiencia de escritura también.

The Epoch Times: Finalmente, ¿qué le diría a los numerosos niños que aprenden en casa y que de repente e inesperadamente se encuentran dando sus primeros pasos en este camino?

Sra. Bogart: El mejor lugar para comenzar con la educación en el hogar es estar dispuesto a hacer un viaje para reconocer que hay mucho que aprender y que no se puede aprender todo en un día. El primer paso a dar es uno solo. Lea un buen libro sobre educar en el hogar (escribí uno: “The Brave Learner” —El estudiante valiente). Busque a los que están educando en el hogar en su localidad. Conviértase en un estudiante de su hijo, más que de los planes de estudio. Vea su hogar como un lugar de aprendizaje, no como una miniatura de la escuela. Desarrollé una comunidad para educadores en casa llamada “El hogar del estudiante valiente” para ayudarles a crecer y encontrar recursos. Puede aprender más sobre esto en BraveWriter.com

En resumen: ama a sus hijos más que a nadie. Entonces usted es capaz de ser su instructor. Les ha enseñado todo, desde cómo comer, cómo hablar y caminar, cómo atarse los cordones de los zapatos, y eventualmente, ¡les enseñará a conducir autos! Usted es más que capaz de encontrar los recursos que necesita para enseñarles la academia también. Usted es un adulto capaz, con recursos y con pasión por el bienestar de sus hijos. Eso es todo lo que necesita.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS