Enterró a su perro atropellado por un auto, pero al día siguiente “alguien” rasguñaba la puerta

Por La Gran Época
02 de Mayo de 2019 Actualizado: 25 de Junio de 2019

En lo que algunas personas llamaron un “milagro”, un perro blanco y negro llamado Mugsy sobrevivió a lo impensable.

Cuando una familia de Maryland descubrió que su amado Terrier Jack Russell había sido atropellado por un automóvil, pensaron que ese era el final de su perrito, tal y como cuenta People. Sin embargo, la vida encontró una manera de continuar y, a la mañana siguiente, la familia fue despertada con un sonido bastante familiar para ellos.

En 1990, en Severna Park, Maryland, el residente Glenn Maloney escuchó a su perro Mugsy, aullando y llorando de dolor. Cuando Glenn fue a ver qué ocurría, se le rompió el corazón al ver que el pequeño terrier Jack Russell se arrastraba por la entrada de la casa, cubierto de sangre.

“Se veía muy mal “, dijo Glenn en una entrevista en el Show de Oprah . “Lo recogí y empecé a correr a la casa con él”.

Pero no había nada que Glenn pudiera hacer. Cuando llegó a su casa, Mugsy ya estaba muerto.

Imagen ilustrativa: (Crédito: Pxhere)

“Tenía niños de tres y cuatro años en casa, y estaban realmente apegados al perro”, dijo Glenn en una entrevista en el show de Oprah. “No quería que lo vieran así”.

Así que Glenn decidió que el mejor curso de acción era enterrar rápidamente al perro en su patio trasero. Mugsy había estado con la familia algunos años, y Glenn estaba preocupado de que el horrible estado del perro afectara profundamente a sus hijos.

El propio Glenn sufrió por la triste pérdida. “Estaba realmente sacudido y molesto”, dijo Glenn en una entrevista en el Show de Oprah. “Todo el mundo ama a Mugsy. Simplemente es un perro muy especial”.

Glenn esperó todo lo que pudo antes de decir la verdad. Finalmente, a las 7:00 p.m. esa noche le dijo a los niños que Mugsy había muerto y fue enterrado.

Los niños estaban comprensiblemente tristes, pero querían ir a ver la tumba, de todos modos. Cuando Maloney los llevó a donde fue enterrado Mugsy, el hijo menor de Glenn quería que su padre añadiera una cruz para marcar la tumba. Glenn estuvo de acuerdo y dijo que lo haría a la mañana siguiente.

Varias horas más tarde, cuando la esposa de Glenn llegó a casa del trabajo, le contó la historia y ella también le dio sus últimos respetos al querido perro de la familia.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Matt Cardy/ Getty Images)

Todos estaban muy afectados por la pérdida de Mugsy cuando la familia se fue a dormir.

Al día siguiente, Glenn se despertó con un sonido bastante familiar en la puerta trasera. “Me despertó un rasguño en la puerta”, dijo Glenn en una entrevista en el Show de Oprah. “Me levanto, voy a la puerta de atrás, y vi la sombra y la cola de Glenn que se alejaban”.

Eufórico y confundido, Glenn fue a contarle a su esposa lo que acababa de ver. “No le creí “, dijo Viola Tiszl, la esposa de Glenn, en una entrevista en el Show de Oprah . “Él dijo: ‘Nunca adivinarás quién está aquí, Mugsy”.

Sin embargo, Viola estaba más que un poco escéptica. Incluso acusó a Glenn de enterrar al perro equivocado.

Mugsy estaba vivo, incluso mejor, completamente recuperado. “Le dije: ‘Bueno, ve a la tumba y mira si se desenterró'”, dijo Viola en una entrevista en el Oprah Show. “Y él dijo, ‘De ninguna manera, todavía no es de día, no voy a ir allí’”.

Imagen ilustrativa: (Crédito: Pxhere)

Entonces, Viola esperó hasta que amaneció un poco más para revisar la tumba. Efectivamente, se había desenterrado por completo: Mugsy estaba vivo. Más tarde llevaron su perrito al veterinario, y Mugsy tuvo una recuperación completa.

El veterinario dijo que los signos vitales de Mugsy deben haber sido muy bajos después de ser atropellado por un automóvil, haciéndolo parecer como si estuviese muerto. Luego debió haberse salido de la tumba poco después de que Viola la visitara en la noche, y luego descansó antes de acercarse a la casa.

Pero Glenn insistió en que había presenciado la muerte del perro. “Conozco a un perro muerto cuando veo uno”, dijo Glenn a People. “Estaba muerto en realidad. No respiraba, no tenia pulso cardíaco”.

En última instancia, la familia estaba feliz de que el pequeño perro logró sobrevivir, y todos los que escucharon la historia quedaron muy sorprendidos.

Mira el video a continuación:


Mira estos perros y sus adorables amigos

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS