Entidades sanitarias urgen a Congreso aprobar fondos para hacer frente a zika

06 de Abril de 2016 Actualizado: 06 de Abril de 2016

Representantes de organizaciones y gremios médicos de Estados Unidos urgieron hoy al Congreso aprobar fondos de emergencia para combatir el virus del zika y evitar que más mujeres embarazadas se infecten.

“Hacemos un llamado al Congreso para que apruebe nuevos fondos para combatir el virus del zika. No tenemos tiempo que perder para implementar medidas de prevención contra el zika”, dijo hoy en conferencia de prensa Edward McCabe, director médico en Jefe de March of Dimes.

El grupo, compuesto por representantes de la organización March of Dimes, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, la Asociación Nacional de Funcionarios Sanitarios de Condados y Ciudades y la Asociación de Funcionarios Sanitarios Estatales y Territoriales, entre más de sesenta entidades públicas y privadas, hizo hoy un llamado a los congresistas para que aprueben los fondos solicitados por el presidente Barack Obama para hacer frente a la crisis sanitaria.

“También urgimos al Congreso a proveer nuevos fondos, en lugar de reutilizar dinero de otros programas de alta prioridad de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y otras agencias federales”, indica la misiva dirigida a los líderes del Senado y la Cámara de Representantes.

El presidente Obama solicitó en febrero al Congreso 1.900 millones de dólares para combatir el virus del Zika, ante lo que varios congresistas republicanos le han sugerido que utilice los fondos aprobados en 2014 para luchar contra el ébola.

La coalición advirtió que de no actuar con prontitud, el virus podría ganar terreno y poner en riesgo a las personas más vulnerables, como las mujeres embarazadas.

“Tenemos solo semanas para prepararnos antes de que empiece la temporada de mosquitos y el virus se nos adelante”, indicó el directivo de March of Dimes.

Los CDC advirtieron el viernes pasado sobre la necesidad de implementar planes de acción a nivel local, estatal y federal, en especial en aquellas zonas en las que se ha registrado anteriormente presencia del mosquito Aedes aegypti, que transmite el virus.

Cada vez más evidencia científica apunta al posible vínculo del zika con defectos congénitos y otros trastornos adversos de nacimiento, lo que ha convertido a las mujeres embarazadas en el principal foco de atención en la lucha contra el virus.

“Para poder hacer más, nosotros debemos saber más. Por eso es que estamos pidiendo al Congreso que apruebe los fondos que el presidente Obama ha pedido para ayudarnos a entender mejor el virus del zika, cómo prevenirlo, cómo tratarlo y cómo manejarlo”, aseveró durante la conferencia de prensa, Hal C. Lawrence, vicepresidente y director ejecutivo del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).

Los CDC han recomendado a las mujeres embarazadas no viajar a las zonas afectadas y utilizar preservativos o abstenerse de tener relaciones sexuales con sus parejas si estos han vivido o viajado a un área afectada por el virus del zika.

Hasta el momento no existe ninguna vacuna ni tratamiento contra el virus, ni para los daños neurológicos que éste provoca.

De acuerdo con datos de los CDC, hasta el 30 de marzo se habían reportado en Estados Unidos 312 casos de transmisión de zika asociados a un viaje a una de las zonas afectadas, 27 de los cuales eran mujeres embarazadas y 6 fueron transmitidos sexualmente.

TE RECOMENDAMOS