Entrevista con Steve Bannon: La polémica de NBA, las protestas de Hong Kong y la negociación con China

Por Simone Gao
14 de Octubre de 2019 Actualizado: 14 de Octubre de 2019

Cuando el viceprimer ministro chino Liu He y su delegación llegaron el pasado viernes, fueron recibidos por una nueva lista negra conformada por 28 organizaciones chinas relacionadas con los abusos de los derechos humanos en Xinjiang. Tras la lista negra, se impusieron restricciones de visa a los funcionarios chinos implicados por ese mismo motivo. Todo esto sucedió después de que la directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, invocara poderes de emergencia que fueron recibidos con una fuerte resistencia por parte de los manifestantes de Hong Kong.

¿Aparte de la guerra comercial, acaso Estados Unidos y China se dirigirán a una batalla en el mercado de capitales y a una guerra tecnológica? ¿Acaso la primera y segunda economía del mundo se dirigen hacia una inevitable separación? Simone Gao, presentadora del programa ‘Zooming In’ que se transmite en NTD  –televisora asociada a La Gran Época– tuvo una exhaustiva conversación con el exestratega de la Casa Blanca Steve Bannon sobre estos asuntos.

Esta entrevista fue editada para su mayor claridad y brevedad.

Simone Gao: Muchas gracias, Sr. Bannon, por estar con nosotros nuevamente.

Steve Bannon: Gracias por venir a la embajada de Breitbart a conversar.

Gao: Bien. Sobre el episodio de la NBA [National Basketball Association]: Daryl Morey, el director general de los Houston Rockets, publicó un tuit apoyando a Hong Kong y todo tipo de compañías y organizaciones chinas cortaron vínculos con el equipo, incluyendo la suspensión de la transmisión en directo de los partidos de los Houston Rockets. Y luego Morey se disculpó. Así que la pregunta es: ¿cómo cree que las empresas estadounidenses pueden resistir ese tipo de presión?

Bannon: Esto es absurdo. Es decir, lo que hizo Morey fue un apoyo básico hacia los manifestantes de Hong Kong en su derecho a tener un Estado de derecho. Y no fueron solo las empresas chinas. Es decir, vimos a la NBA, vimos al dueño. El dueño fue todo un cobarde. Se supone que es un capitalista. Fue un cobarde total. Se arrodillaron. Se supone que la NBA tiene conciencia social. Es decir, son tan sensibles a los derechos de todos los demás.

Gao: Exacto.

Bannon: Tienen tanta conciencia social. De todas las industrias del deporte de Estados Unidos, es la que más conciencia social tiene, y lo que hicieron fue humillante. Y creo que van a haber graves consecuencias.

Esto es escandaloso. Esto creo que muestra al pueblo de China, de China continental y de Hong Kong, la cobardía moral de las corporaciones en Estados Unidos. Se arrodillaron completamente ante el PCCh [Partido Comunista Chino]. Es decir, fue vergonzoso lo que hicieron. Y finalmente hicieron que Morey básicamente borrara el tuit y lo hicieron arrastrarse. Esto es, creo, para la gente de China y la gente de Hong Kong… realmente se ve a qué se enfrentan los luchadores por la libertad.

Gao: Después de que la directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, invocara los poderes de emergencia, lo primero que hizo fue promulgar la ley antimáscaras. Y se especula con que la razón por la que lo hicieron es porque los países occidentales tienen una ley similar. Así que si el gobierno de Hong Kong hace lo mismo, entonces los países occidentales no podrían culpar al gobierno de Hong Kong por hacer lo mismo contra los manifestantes. ¿Tiene sentido?

Bannon: Creo que no tiene ningún sentido en absoluto. Es decir, lo que hizo Carrie Lam es un completo desastre. ¿Verdad? Lo que hicieron al regresar a la ley colonial e imponerla, lo que están tratando de hacer es una ley marcial insidiosa. No tiene nada que ver con lo que tienen los países occidentales. Todo lo que están tratando de hacer es tratar de introducir la ley marcial bajo la superficie para que puedan realmente tener una ley marcial de facto y no tener que declararla, para que la gente en Occidente no pueda sentarse allí y decir: “Mira, el PCCh no puede controlar Hong Kong. Tienen que declarar la ley marcial”. Es escandaloso. Lo que quiero que digan los manifestantes es: “Oye, pensaremos en no usar máscaras cuando pienses en no usar gases lacrimógenos contra nosotros”.

Pienso que los manifestantes deberían seguir haciendo lo que están haciendo, que es desafiar a Carrie Lam y a todo su régimen.

Gao: Todos en el Capitolio dicen que es casi seguro que la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong se aprobará muy pronto.

Bannon: Bueno, mire, es una esperanza. Hay mucho esfuerzo. Escuche, hay un gran esfuerzo para aprobarla, pero yo no lo tomaría como una conclusión inevitable. Fue votada en la comisión. Recuerde, en este momento la Cámara de Representantes está completamente atrapada en esta tormenta de la destitución. ¿Verdad? Así que ni siquiera el nuevo TLCAN, el T-MEC, que es fundamental para el crecimiento económico de Estados Unidos [ha sido sometido a votación].

Así que tenemos que hacerla pasar por la Cámara. Tenemos que tenerla aprobada por el Senado. En este momento, básicamente ha sido votada en la comisión y estoy muy entusiasmado con ello, pero tendremos que ver qué sucede. En este momento, cualquier cosa en Washington DC está altamente politizada en torno al asunto de la destitución.

Gao: ¿Cuál podría ser el posible obstáculo del Senado?

Bannon: Wall Street y las corporaciones. Acabamos de ver lo que hizo la NBA. Recuerden que la NBA es una de las entidades occidentales más exitosas que ha entrado en China.

500 millones de personas, ciudadanos chinos, han visto los partidos de la NBA. Los Houston Rockets y otros son un fenómeno en China.

Y vio cuál fue su respuesta: arrodillarse de inmediato. Bajemos y arrodillémonos ante el PCCh.

Como ciudadano de los Estados Unidos, fue vergonzoso y humillante ver lo que le hicieron hacer. Así que no, no piense ni por un segundo que en el Senado de Estados Unidos no va a estar Wall Street, las corporaciones, todo el mundo viniendo y diciendo: “Oye, esto perjudicará financieramente a Hong Kong. Esto perjudicará a las empresas”.

Así que no lo sabemos. Creo que ahora se está viendo gradualmente con Carrie Lam, realmente el comienzo de la aplicación de la ley marcial. Tendremos que ver si el mundo está preparado para apoyar eso. Por eso es tan importante la ley de Hong Kong en el Congreso estadounidense. Estados Unidos está tomando realmente el liderazgo. Y hay gente como Marco Rubio y Nancy Pelosi y gente en la Cámara de Representantes que dice: “Oye, tenemos que tomar una postura formal contra esto”. Y creo que solo va a movilizar a más y más gente en todo el mundo para que lo vean. Así que creo que la gente de Hong Kong debería saber que tiene muchos, muchos aliados en el exterior. El punto es, ¿qué se necesita para llevar a todos a una acción concertada? Y creo que tendrá que haber una advertencia. Creo que si hay algo parecido a una [Masacre de la] Plaza Tiananmen en Hong Kong, será el final para el PCCh. No creo que el mundo esté preparado para tolerar eso. Y fundamentalmente creo que, al ver esta creciente conciencia en todo el mundo y el foco puesto en Hong Kong, el PCCh alcanzará a comprender.

Gao: Hablemos un poco del presidente Donald Trump. ¿Cree que Trump está a favor de que se desvinculen las dos economías, la estadounidense y la china?

Bannon: No, en absoluto. Creo que el presidente Trump es exactamente lo opuesto. Creo que su objetivo es reestructurar el PCCh, reestructurar la economía china en esas siete verticales profundas y tener realmente otra relación, pero una relación que funcione para todos. Sabe, si llegamos a ese punto, es una gran victoria para la clase trabajadora y la clase media china.

Hay otros como yo y otros –me han dicho de todo, desde halcón hasta súper halcón, ¿verdad?

[Creo que] el PCCh nunca va a hacer eso [promulgar las reformas que Estados Unidos quiere] porque hacerlo sería renunciar a su control. Así que tenemos que empezar a pensar en una desvinculación de estas dos economías y, en la desvinculación, la economía china bajo el PCCh va a colapsar. Si el PCCh no tiene el financiamiento de Occidente, no tiene la tecnología de Occidente, no tiene acceso a los mercados de Occidente, no puede sobrevivir. La matemática es bastante sencilla en esto. Y es por eso que soy un defensor, como un súper halcón, de decir que ya hemos tenido suficiente.

Y el presidente Trump, aunque fue muy duro –esta [cuestión de China] ha sido su máxima prioridad– con todo el esfuerzo que [hizo], estos tipos [los negociadores chinos] seguirán viniendo a tratar de hacer sus trucos. Y vas a ver que no son serios. Y la razón por la que no son serios es porque, a fin de cuentas, quieren tener un control férreo. Porque son un régimen totalitario. No están abiertos a lo que sus ciudadanos tienen que decir porque los ciudadanos no tienen derechos y no son dueños de ninguna propiedad. Así que creo que estamos llegando a la desvinculación y creo que esa desvinculación terminará por quebrar al PCCh. Y ese será el camino y el viaje que el pueblo chino emprenda en busca de su libertad.

***

A continuación

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS