Envían a prisión en El Salvador a líder de células de MS13 de EE.UU. y México

Por EFE
15 de Noviembre de 2018 Actualizado: 15 de Noviembre de 2018

Una corte salvadoreña ordenó hoy prisión preventiva contra el líder de las células de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13) que opera en la costa este de Estados Unidos, México y Guatemala, habiendo pasado el proceso a instrucción, informó la Fiscalía.

Se trata de Armando Eliú Melgar Díaz, con alías “Blue de Gángster”, quien “era responsable de ordenar y autorizar gran cantidad de delitos como homicidios, tráfico de drogas y extorsiones”, según el Ministerio Público.

La fuente añadió que junto a Melgar son procesados Gabriela Elizabeth Ramos y René Amílcar Tejada por los cargos de tráfico ilícito de drogas, proposición y conspiración en el delito de Homicidio Agravado y agrupaciones ilícitas.

Melgar fue arrestado el pasado 9 de noviembre por agentes de la Policía, acción que fue coordinada entre la Fiscalía salvadoreña y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos.

Según la Fiscalía, el imputado “recibía dinero ilícito para organizar y fortalecer las estructuras criminales”; nombraba a sus subalternos que viajaban a estos países, “todo esto desde El Salvador”.

Detalló que las células de la MS13 que dirige el detenido operan en los estados de Texas, Maryland, Virginia y Carolina del Norte. y que en El Salvador tiene su mayor presencia en los orientales departamentos de San Miguel y La Unión.

El ex fiscal general de Estados Unidos Jeff Sessions advirtió en julio de 2017 durante una visita a El Salvador, que los “tentáculos” de MS13 llegan hasta el Capitolio de su país y a territorio europeo, donde “amenazan la vida y el bienestar de cada familia”.

Añadió que “con más 40.000 miembros alrededor del mundo, incluidos 10.000 en los Estados Unidos, la MS13 amenaza la vida y bienestar de cada familia donde sea que exista”, porque “sus integrantes violan, roban, extorsionan y asesinan brutalmente”.

El Salvador es asediado por la MS13, el Barrio 18 y otras pandillas minoritarias que poseen más de 600 células y 60.000 miembros en todo el país, a las cuales el Gobierno atribuye la mayoría de los crímenes.

A estas pandillas se atribuyen los altos índices de asesinatos que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo, con tasas de 103, 81,7 y 60 muertes violentas por cada 100.000 habitantes en 2015, 2016 y 2017, respectivamente.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS