Envían paramilitares del régimen a disparar contra manifestantes que piden agua y luz en Venezuela

Por Jesús de León – La Gran Época
01 de Abril de 2019 Actualizado: 01 de Abril de 2019

Los venezolanos salieron a protestar ante el colapso eléctrico, la falta de agua y para exigir la renuncia de Nicolás Maduro, pero contra ellos el régimen envió a los paramilitares y a las fuerzas de seguridad que les dispararon impunemente.

El observatorio de conflictos responsabilizó a Maduro por el uso de colectivos armados y cuerpos de seguridad para reprimir el legítimo derecho a la protesta.

“Durante las protestas del 31 de marzo, el régimen envió a las calles a los colectivos armados que actuaron con total impunidad en contra de los vecinos que exigían sus legítimos derechos para vivir con dignidad y con acceso a los servicios básicos”, denunció esta organización.

Por su parte, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA), dijo que es una actitud cruel responder con represión al desespero de la población exigiendo derechos.

“El gobierno de facto conduce el país, de la Emergencia Humanitaria a una catástrofe nacional ante graves crisis de agua, colapso eléctrico y agudización de la escasez”, dijeron.

De acuerdo con PROVEA la dictadura usa la acción coordinada de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) y los colectivos paramilitares contra las protestas de los sectores populares. Los dos componentes represivos “usan armas de guerra. Hoy se repitió la historia de las protestas en enero 2019”, dijeron.

Según esta organización, hoy lunes 1 de abril, los vecinos de El Valle denunciaron la presencia de efectivos FAES en Residencias Los Samanes para amedrentar a quienes protagonizaron protestas por agua este domingo y que estaban haciendo allanamientos ilegales a un conjunto residencial.

‏”Las cuadrillas de Paz de las que habló el dictador son los colectivos paramilitares que siembran violencia, disparan contra quienes exigen derechos. Los grupos financiados y armados por la dictadura para imponer terror. La paz de Maduro significa violencia contra el pueblo”, denunció PROVEA.

La agencia EFE fue testigo de varias detonaciones en la avenida Fuerzas Armadas de la capital venezolana, donde un centenar de manifestantes protestaron durante horas pidiendo el regreso de la energía y, con ello, del suministro de agua potable y de los servicios de telefonía e internet.

En el Oeste de la capital venezolana, un territorio considerado bastión del chavismo gobernante, se produjeron desde la mañana numerosas concentraciones de ciudadanos que pedían la restitución del fluido eléctrico, después de que anoche se registrara otro de los apagones nacionales que comenzaron el pasado lunes.

Las cercanías del palacio presidencial de Miraflores, custodiadas por decenas de agentes y tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), fueron tomadas casi en su totalidad por una veintena de protestas en las que los vecinos cortaron las calles, armaron barricadas y corearon consignas antigubernamentales.

En estas manifestaciones los ciudadanos mostraron recipientes vacíos para denunciar que el agua no corre por las tuberías de sus hogares desde hace tres, cinco u ocho días.

En Barquisimeto, agentes de las FAES invadieron edificios y echaron abajo puertas para detener a quienes piensan encabezan las manifestaciones contra el gobierno chavista.

En otros puntos, tanto en la capital como en Carabobo o Trujillo, los ciudadanos sufrieron el lanzamiento de gases lacrimógenos.

Como resultado de los disparos hubo al menos dos heridos, un hombre y una joven, según denuncias de vecinos y activistas sociales.

El último apagón de este domingo afectó a 21 estados (de 23) y a Caracas. En el estado petrolero de Zulia, en el noroeste del país, las personas llevan más de 130 horas sin servicio eléctrico y, por lo tanto, sin agua, ya que esta llega a los edificios a través del bombeo eléctrico, reportó El Mundo.

Los caraqueños llenaron la ciudad de reclamaciones y se reconocieron en parte alentados por el llamamiento a protestar que hiciera el presidente encargado Juan Guaidó.

“Mandaron asesinos paramilitares. No es suficiente que hayan ido a reprimir, permitieron que mataran a venezolanos que pedían agua y luz”, expresó el presidente encargado Juan Guaidó.

El también jefe del Parlamento pidió a los venezolanos mostrar su rechazo a los apagones causados por el régimen usurpador de Maduro.

“Es el momento de protestar organizados, para así proteger a nuestros vecinos y proteger a nuestro país (…) ¡Que nadie se quede en su casa! La dictadura nos quiere apaciguados. No pudieron con la electricidad, ni con el agua y ni con la economía”, indicó Guaidó en la red social Twitter.

El político llamó además a las Fuerzas Armadas a proteger a los manifestantes de los llamados “colectivos”, como se conoce a los grupos paramilitares armados que son leales al chavismo y que, como denunciaron desde Venezuela actuaron para amedrentar a quienes participaban en las protestas.

***************************

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS