Epidemia de COVID-19 azota el noreste de China, evacúan pobladores abandonando cultivos y ganado

Por ALEX WU
21 de Enero de 2021
Actualizado: 21 de Enero de 2021

La provincia nororiental china de Heilongjiang informó oficialmente sobre 448 casos confirmados de COVID-19 hasta el 18 de enero, pero la población cree que la situación real es mucho peor que los datos reflejados por las autoridades.

El condado de Wangkui es el epicentro del brote de Heilongjiang. La situación es cada vez más grave, según declararon los residentes a The Epoch Times. Los gobiernos locales están aplicando medidas de cierre más estrictas y todos los pobladores están siendo sometidos a pruebas obligatorias. Muchas aldeas del condado de Wangkui fueron evacuadas y los cultivos y reservas de productos quedaron desatendidos, dijeron.

El condado de Wangkui, que está bajo la jurisdicción de la ciudad de Suihua, es actualmente una de las cuatro zonas de alto riesgo de China continental. El 19 de enero, el condado de Wangkui emitió un anuncio para reforzar las medidas de control durante al menos una semana. Excepto los que necesitan tratamiento médico y pruebas de COVID-19, todos los residentes urbanos y rurales del condado tienen prohibido salir de sus casas. También se prohibió trasladarse en vehículos privados.

El anuncio también prohíbe a los funcionarios públicos de las zonas urbanas y rurales viajar entre las ciudades y los pueblos locales. Aquellos cuyas familias viven en la capital del condado tienen prohibido regresar a la ciudad por el momento.

También se comunicó a todos los municipios que deben ocuparse por sí mismos del suministro de alimentos y del alojamiento. Todos los comedores cancelaron los servicios de comida y los alojamientos para grupos están estrictamente prohibidos. Los centros comerciales están cerrados y se prohibió a los comerciantes ofrecer servicios de entrega.

El 19 de enero, según un medio de comunicación de China continental, el gobierno de la ciudad de Suihua castigó a 16 funcionarios por negligencia en la gestión de la epidemia, entre ellos el subdirector del condado de Wangkui y funcionarios de control de enfermedades.

La Sra. Wang, una aldeana del condado de Wangkui, dijo a The Epoch Times que se estaban evacuando los pueblos del condado. “Al principio, se llevaron a 300 personas de dos aldeas y utilizaron siete autobuses para enviarlas al condado de Dula. Algunos individuos fueron puestos en hoteles, otros fueron reubicados en escuelas locales donde los estudiantes están de vacaciones y algunas personas se dispusieron en hogares de ancianos”, dijo.

“Hace un par de días, se llevaron a las personas de dos o tres pueblos más”, dijo la mujer al relatar la situación. “En todo caso se llevaron a los habitantes de cuatro o cinco pueblos de Wangkui. Había muchos coches de policía, coches pequeños y autobuses [en el lugar]. Yo lo vi y era aterrador. Se llevaron a las personas a rastras, con niños llorando y mujeres gritando”.

The Epoch Times obtuvo un vídeo del 15 de enero en el que se ve que se instalaron tiendas de atención médica en el condado de Wangkui y se desinfectó la calle.

En cuanto al ganado, las aves de corral y los cultivos en las aldeas evacuadas, Wang dijo a The Epoch Times que todo se dejó atrás.

“Hay una familia que cría 200 cerdos que están listos para sacrificarlos, pero ya no los pueden vender. Nadie se atreve a comprarlos y cómo se llevaron a toda la familia, nadie cuida de los cerdos”, añadió.

También dijo que los pollos y patos criados por los aldeanos fueron abandonados. “Probablemente morirán de hambre”.

Algunos lugareños dijeron luego a The Epoch Times que el ganado de las aldeas evacuadas tenía que ser enterrado.

Wang también declaró que la gente ya no se atreve a ir a comprar a Wangkui cultivos como maíz y soja.

“Hay un recolector de soja en nuestro municipio que fue a Wangkui a comprar judías. Hace dos días se lo llevaron para aislarlo. Se dice que estaba infectado”, dijo.

“Hoy en día, en los chats de grupo en las redes sociales no se permite hablar de la epidemia. De lo contrario, ellos [el gobierno] dirán que estás difundiendo rumores. Lo pueden arrestar porque se trata de la cuestión de información del gobierno sobre el número de casos”, añadió Wang.

Con información de Wang Jiayi y Luo Ya 

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS