Es improbable que proyecto de ley de Hong Kong frene el acuerdo comercial parcial, dice Citi

Por Emel Akan
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 02 de Diciembre de 2019

WASHINGTON — Justo un día antes de que los estadounidenses se fueran a celebrar el Día de Acción de Gracias, el presidente Donald Trump firmó dos proyectos de ley para apoyar las protestas en favor de la democracia en Hong Kong, lo que provocó una fuerte reacción de China.

Los inversores temen que la firma de estas medidas pueda interrumpir el progreso reciente entre los dos países en un acuerdo comercial de “primera fase”. Sin embargo, los analistas expresan una opinión confiada, diciendo que el apoyo de Estados Unidos a Hong Kong no detendrá las negociaciones.

El primero de los dos proyectos de ley que Trump firmó el 27 de noviembre fue la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, que estipula sanciones a los funcionarios chinos y de Hong Kong que han violado los derechos humanos en la ciudad.

“Creemos que era inevitable que el proyecto de ley se convirtiera en ley debido al fuerte apoyo del Congreso”, escribió en un informe Johanna Chua, una economista de Citi con sede en Hong Kong. “Aunque había alguna esperanza de que el presidente Trump esperaría a que el proyecto de ley se convirtiera automáticamente en ley sin firmar, lo que lo que habría sido menos provocativo para China”, agregó.

La Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong requeriría que el Secretario de Estado de EE. UU. certifique anualmente si Hong Kong es “suficientemente autónomo” de China para garantizar los privilegios comerciales especiales que actualmente se le otorgan.

Desde la firma del proyecto de ley, los manifestantes en favor de la democracia realizaron dos manifestaciones para agradecer a Trump y a los legisladores estadounidenses. Los manifestantes consideran que el proyecto de ley es una forma de presión económica para el gobierno de Hong Kong y el régimen comunista chino, que depende del centro financiero [Hong Kong] como una importante fuente de capital para la China continental.

El otro proyecto de ley firmado por Trump prohíbe a Estados Unidos exportar equipos de control de multitudes a la fuerza policial de Hong Kong.

El momento de acción de Estados Unidos introduce cierto riesgo de retrasar la fase uno del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China debido a las tensiones políticas, dijo Chua.

“Pero no esperamos que el proyecto de ley [de Hong Kong] descarrile la perspectiva del acuerdo comercial, ya que es probable que ambas partes separen el tema [de Hong Kong] de las conversaciones comerciales”, afirmó. “Es nuestra base que el acuerdo de la fase uno podría ser sellado a principios de 2020 con la reducción de aranceles de septiembre”.

El 1 de septiembre entró en vigencia una nueva ronda de aranceles correspondiente a más de 125,000 millones de dólares en importaciones chinas. Y si no se llega a un acuerdo antes del 15 de diciembre, se aplicará una ronda adicional de aranceles estadounidenses.

Trump dijo en un comunicado que las medidas fueron “promulgadas con la esperanza de que los líderes y representantes de China y Hong Kong puedan resolver sus diferencias de manera amistosa, lo que conducirá a la paz y la prosperidad a largo plazo para todos”.

Acuerdo comercial parcial

En octubre, las dos economías más grandes del mundo anunciaron que habían alcanzado un acuerdo comercial parcial, en principio, sobre propiedad intelectual, servicios financieros y agricultura.

Trump dijo que podría haber dos o tres fases en las conversaciones comerciales con China. Ambas partes están trabajando actualmente para finalizar el acuerdo de primera fase para la firma. Sin embargo, la incertidumbre que rodea el momento de una cumbre entre Trump y el líder chino Xi Jinping aún persiste.

El mes pasado, Trump sugirió que ambos líderes podrían firmar el acuerdo parcial en el estado agrícola de Iowa, que ha sido duramente afectado por la guerra comercial.

El analista de Citi no es el único que ha expresado una opinión optimista.

La Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong es un “tema importante” para China, según Amy Celico, directora de la firma de estrategia empresarial Albright Stonebridge Group.

“No creo que sea un problema suficiente para descarrilar las conversaciones comerciales”, dijo a CNBC.

“Todavía hay incentivos en ambos lados para presionar por un acuerdo, siempre que puedan acordar los términos”, dijo a la BBC Julian Evans-Pritchard, economista de China en Capital Economics.

El 28 de noviembre, China amenazó con tomar “fuertes contramedidas” contra Estados Unidos. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China convocó al embajador de Estados Unidos, Terry Branstad, el 28 de noviembre para protestar por la firma de Trump de la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong.

La tensión también disminuyó parte del sentimiento positivo en el mercado de valores el 29 de noviembre.

Las acciones estadounidenses cayeron con el S&P 500 y el Dow Jones Industrial Average perdiendo un 0,4 por ciento en una sesión de negociación acortada. Los mercados asiáticos también cerraron a la baja, liderados por el índice Hang Seng de Hong Kong, que cayó un 2 por ciento.

Sigue a Emel en Twitter: @mlakan

*****

¿Sabías?

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

TE RECOMENDAMOS