Es posible que alienígenas hayan explorado la Vía Láctea y la Tierra hace millones de años, dice estudio

Por Isabel van Brugen
10 de Septiembre de 2019 Actualizado: 10 de Septiembre de 2019

Los extraterrestres o la vida civilizada no humana dentro de nuestra propia Vía Láctea ya podrían haber visitado la Tierra, pero simplemente no nos damos cuenta, según un nuevo estudio.

El estudio, publicado el 20 de agosto en The Astronomical Journal, examina la Paradoja de Fermi y sugiere que es posible que civilizaciones alienígenas hayan visitado la Tierra, pero que fue hace tanto tiempo que aun no existíamos. El estudio se propuso examinar la Paradoja de Fermi, que cuestiona por qué no hemos podido detectar signos de vida extraterrestre.

Refiriéndose a la posibilidad de viajar entre estrellas por vida extraterrestre, si existe, el físico Enrico Fermi una vez preguntó: “¿Dónde están todos?”

El estudio dice que las civilizaciones alienígenas interestelares podrían simplemente estar adoptando un enfoque estratégico y cronometrado para viajar por la galaxia utilizando el movimiento de los sistemas estelares para migrar.

“Si no se tiene en cuenta el movimiento de las estrellas cuando se intenta resolver este problema, básicamente le queda una de dos soluciones”, dijo Jonathan Carroll-Nellenback, científico informático y autor principal del estudio al Business Insider. “O nadie abandona su planeta, o de hecho somos la única civilización tecnológica en la galaxia”.

Carroll-Nellenback dijo que sus hallazgos desafiaron un artículo del astrofísico Michael Hart, quien argumentó en 1975 que es poco probable que otras formas de vida civilizadas no hayan sido descubiertas en la galaxia de 13.600 millones de años. Carroll-Nellenback dijo que Hart no había tenido en cuenta el movimiento de nuestra galaxia en su investigación que podría influir en el momento del viaje interestelar.

Mientras los planetas orbitan las estrellas, el centro galáctico también está en órbita por los sistemas estelares. Nuestro sistema solar tarda 230 millones de años en orbitar la Vía Láctea.

Teniendo en cuenta el hecho de que los sistemas solares orbitan a varias velocidades, el estudio dice que es posible que las formas de vida extraterrestres estén esperando que las zonas habitables se acerquen a ellas. Esto podría significar que los extraterrestres pueden haber visitado la Tierra millones de años antes de que los humanos evolucionen, o que aún no hayan llegado a la Tierra, según el documento.

“Los mundos habitables son tan raros que hay que esperar más de lo que se espera que una civilización dure antes de que otro entre en rango”, dijo Carroll-Nellenback al Business Insider.

Agregó que la investigación desalentadora sobre el tema hasta ahora no significa que la vida extraterrestre no exista.

“No significa que estamos solos”, dijo. “Simplemente significa que los planetas habitables son probablemente raros y difíciles de alcanzar”.

El documento concluyó que descartar la posibilidad de cualquier vida en todos los planetas habitables estimados de la galaxia sería como no encontrar delfines en un área del océano del tamaño de una piscina y luego afirmar que no hay delfines.

La vida alienígena puede existir en el planeta a 30 billones de millas de la Tierra

Los investigadores dicen que la vida extraterrestre podría existir en un planeta a 30 billones de millas de la Tierra.

Barnard B, el planeta que orbita alrededor de la Estrella de Barnard, podría tener el potencial de vida si el agua existe allí, según un estudio publicado por astrofísicos en la Universidad de Villanova en enero. La estrella se encuentra a unos seis años luz de la Tierra en la constelación de Ofiuco y es la cuarta estrella conocida más cercana al Sol.

Un océano podría proporcionar la posibilidad de la existencia de vida primitiva debido al calentamiento geotérmico.

“El calentamiento geotérmico podría soportar ‘zonas de vida’ debajo de su superficie, similar a los lagos subterráneos que se encuentran en la Antártida”, dijo uno de los autores, Edward Guinan, en un comunicado.

Según el periódico, la temperatura en Barnard B es similar a la de Europa, la luna de Júpiter, aproximadamente 114 grados Celsius bajo cero.

Esta imagen muestra una vista del hemisferio posterior del satélite cubierto de hielo de Júpiter, Europa, en color natural aproximado, el 7 de septiembre de 1996. (NASA/JPL/DLR/Dominio Público)

Pero si hay agua en el planeta, el calentamiento geotérmico podría proporcionar condiciones para la vida en un ambiente inhóspito, dicen los investigadores.

“Observamos que la temperatura de la superficie en la luna helada Europa de Júpiter es similar a la de Barnard b pero, debido al calentamiento de las mareas, Europa probablemente tiene océanos líquidos debajo de su superficie helada”, dijo Guinan en el comunicado.

El periodista de La Gran Época, Jack Phillips, contribuyó a este informe.

Te puede interesar

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS