Es probable que California pierda un puesto en el Congreso por primera vez, según el Censo

Por Zachary Stieber
31 de Diciembre de 2019 1:31 PM Actualizado: 31 de Diciembre de 2019 5:29 PM

California es uno de los ocho estados que podría perder un puesto en el Congreso, según las cifras del Censo publicadas el 30 de diciembre.

Si el estado perdiera un puesto, sería la primera vez en la historia.

Se espera que California, Illinois, Michigan, Minnesota, Nueva York, Pensilvania, Rhode Island y Virginia Occidental pierdan un puesto, informó el Wall Street Journal, citando los totales de población del estado publicados el lunes.

Las cifras también sugieren que Texas ganará dos puestos en el Congreso.

Se espera que Arizona, Colorado, Florida, Montana, Carolina del Norte y Oregón ganen uno cada uno.

El Censo mostró que el aumento natural de la población (nacimientos menos muertes) cayó por debajo de 1,000,000 en décadas, producido por menos nacimientos y más muertes.

Una gran multitud de personas compra durante el evento de ventas de Black Friday en la tienda insignia de Macy en la ciudad de Nueva York, el 22 de noviembre de 2018. (David Dee Delgado/Getty Images)

“Aunque el aumento natural es el mayor contribuyente al aumento de la población de Estados Unidos, ha ido disminuyendo en los últimos cinco años”, dijo la Dra. Sandra Johnson, estadista y demógrafa de la División de Población de la Oficina del Censo, en una declaración. “El aumento natural, o cuando el número de nacimientos es mayor que el número de muertes, se redujo por debajo del millón en 2019 por primera vez en décadas”.
La población fue de 328,239,523 en 2019, creció un 0.5%, o 1,5 millones de personas, entre 2018 y 2019.

De las cuatro regiones del país, aumentó más en el sur. El crecimiento fue impulsado principalmente por el aumento natural y la migración interna neta. La región del Nordeste experimentó una disminución de la población, que se redujo en unas 63.000 personas, lo que se debió principalmente a la migración interna neta (-294,331).

De los 10 estados que más disminuyeron, Nueva York fue el estado que más población perdió; California no perdió población, pero experimentó un pequeño aumento. California tuvo la mayor pérdida de migración doméstica neta (-203,414), seguida de Nueva York (-180,649) y Nueva Jersey (-48,946).

Un gráfico de la Oficina del Censo de Estados Unidos muestra que el aumento natural de la población cayó por debajo de 1 millón por primera vez en décadas. (Oficina del Censo de los Estados Unidos)

Los líderes estatales atribuyeron la pérdida a la escasez de viviendas.

“Nuestro fracaso en la construcción de suficientes viviendas es el centro de los desafíos de CA: Esto está disparando los costos de vivienda; está generando pobreza y falta de vivienda; está creando una dispersión, aumentando el tráfico, los desplazamientos y el riesgo de incendios forestales”, dijo el senador estatal Scott Wiener, un demócrata que representa al distrito 11 de California, en una declaración.

“El costo de la vivienda es la preocupación que define la calidad de vida de la gente en todo el estado. Por eso California aprobó la legislación más fuerte de la nación de protección al inquilino para combatir la crisis de vivienda. #California para todos”, dijo el gobernador Gavin Newsom en una declaración.

Después del Censo de 2010, Texas ganó cuatro puestos y Florida ganó dos. Arizona, Georgia, Nevada, Carolina del Sur, Utah, y Washington cada uno ganó uno.

Nueva York y Ohio perdieron dos cada uno. Illinois, Iowa, Louisiana, Massachusetts, Michigan, Missouri, New Jersey y Pennsylvania perdieron uno cada uno.

California estableció otra primicia en ese censo, ya que no ganó un puesto por primera vez desde que se convirtió en estado.

***

A continuación

Casas escondidas: un fenómeno oculto y horrible en la frontera México-EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.