Escalar rocas o paredes puede curar la depresión, revela estudio

Por Universidad de Arizona
15 de Noviembre de 2019 Actualizado: 16 de Noviembre de 2019

Escalar rocas o paredes a una altura moderada sin cuerdas ni arnés, más conocido como bouldering, es más que un deporte, es una forma efectiva para curar los síntomas de depresión, explican los especialistas a cargo de un estudio llevado a cabo en Alemania.

Como parte de un programa de tratamiento terapéutico, que muchos hospitales alemanes ya están implementando, un equipo de investigadores dirigió una intervención de bouldering en un grupo de más de cien pacientes.

Los participantes se dividieron en dos grupos al azar. El primer grupo empezó a escalar inmediatamente iniciada la intervención, mientras el otro grupo tuvo que esperar para escalar. Cada participante escaló durante tres horas a la semana por ocho semanas.

El equipo de investigación midió la depresión de los miembros del grupo utilizando el Inventario de Depresión de Beck y la subescala depresiva en la lista revisada de verificación de Síntomas, conocida como SCL-90-R.

Deprimido, Imagen Ilustrativa (Sander van der Wel/CC BY-SA 2.0/WikimediaCommons)

El principal hallazgo del equipo fue durante la terapia, las puntuaciones de depresión de Beck del grupo de intervención inmediata mejoraron en 6,27 puntos, pero para el mismo período el grupo que estaba inicialmente en lista de espera mejoró s0lo 1,4 puntos. Esta caída en el puntaje refleja una mejora de un grado de gravedad desde niveles de depresión moderados a leves.

“Tienes que mantenerte atento y concentrado en el momento. No dejar mucho espacio para que tu mente se pregunte sobre cosas que pueden estar pasando en tu vida; tienes que concentrarte en no caer”

“Escalar es una actividad física positiva”, asegura Eva-Maria Stelzer, co-líder del equipo, quien comenzó a investigar los beneficios de escalar en roca mientras terminaba su maestría en psicología en la Universidad de Erlangen-Nuremberg en Alemania. Stelzer está completando su doctorado en la Universidad de Arizona.

Bouldering. (Toru Hanai/Getty Images)

“Hay diferentes rutas para el nivel de actividad física y hay un aspecto social junto con la sensación de un logro inmediato mientras se escala”, explica Stelzer.

Menos reflexión

El estudio se ha ampliado para comparar la intervención de escalada con la terapia cognitiva-conductual que involucra a pacientes en Erlangen, Munich y Berlín.

“Espero que este y futuros estudios sean capaces de impactar una vida”, dice Stelzer. “La depresión es una enfermedad grave. Es uno de los trastornos mentales más comunes en Estados Unidos y en todo el mundo. A pesar  que existe una variedad de opciones de tratamiento, menos de un tercio reciben tratamiento para sus síntomas”.

Escalar como tratamiento podría reforzar la actividad física y ser utilizada como una herramienta social que a las personas les permita interactuar entre sí.

Realizando bouldering. (Toru Hanai/Getty Images)

El Instituto Nacional de Salud Mental informa que los trastornos de ansiedad, incluyendo depresión, son las enfermedades mentales más comunes en Estados Unidos. Alrededor del 18% de la población adulta, cerca de 40 millones de personas, luchan con trastornos de ansiedad.

Stelzer y la líder asociada al equipo, Katharina Luttenberger, han ofrecido sesiones de escalada para pacientes en un centro de atención en Alemania. El programa se basó en sus propias experiencias como escaladores ávidos con el fin de investigar y demostrar los beneficios que el deporte puede proporcionar sobre la ansiedad, depresión, aislamiento social y autoestima.

“Los pacientes disfrutaron de las sesiones de escalada y nos dijeron que se beneficiaron mucho”, comenta Luttenberger, un experto en psicometría de la Universidad de Erlangen.

“Puesto que la reflexión es uno de los mayores problemas para las personas deprimidas, tuvimos la idea de que escalar podría ser una buena intervención para ellos”, agrega Luttenberger.

Para la mayoría de los pacientes involucrados en el estudio, escalar era algo completamente nuevo.

Durante el estudio también se les enseñó cómo cultivar interacciones sociales positivas y sobre la meditación y atención plena a lo largo del estudio. En total, el estudio de intervención y seguimiento duró 24 semanas.

Mental y físico

Stelzer explica que escalar tiene una serie de otras características importantes que lo hacen especialmente beneficioso para el tratamiento de la depresión, como por ejemplo el aumento la autoeficacia e interacción.

“Tienes que mantenerte atento y concentrado en el momento. No dejar mucho espacio para que tu mente se pregunte sobre cosas que pueden estar pasando en tu vida; tienes que concentrarte en no caer”, dice Stelzer.

“El deporte es una posibilidad maravillosa para prevenir todas las posibles enfermedades mentales y físicas”

“Escalar no solo tiene componentes mentales fuertes, sino que es accesible a diferentes niveles, para que las personas de todos los niveles de salud física puedan participar”, explica Stelzer.

Ejercitando bouldering en un estudio de depresión. Imagen Ilustrativa (Philippe Lopez/AFP/Getty Images)

Según Stelzer, debido a que muchas personas que están deprimidas tratan de aislarse, escalar como tratamiento podría reforzar la actividad física y ser utilizada como una herramienta social que les permita interactuar entre sí.

Dados los resultados positivos, el equipo cree que escalar puede ser utilizado para complementar la atención tradicional en la depresión clínica.

Los miembros del equipo están trabajando para desarrollar un manual que pueda ser adoptado en un programa de ocho semanas, integrando la escalada en rocas e intervención en grupos psicoterapéuticos.

“Yo siempre aliento a los pacientes involucrarse en el deporte que les gusta, sea escalar o algo más, ya que el deporte es una posibilidad maravillosa para prevenir todas las posibles enfermedades mentales y físicas”, finaliza Luttenberger.

Stelzer presentará el estudio y hallazgos durante la XXIX Convención Anual de la Asociación de Ciencia Psicológica en Boston.

Este artículo fue publicado anteriormente por la Universidad de Arizona. Reeditado vía Futurity.org bajo Creative Commons License 4.0.

Mira cómo estas personas ayudan a su prójimo con el corazón

¿Te gustó el artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS