Escuela prohíbe libros de Harry Potter: el sacerdote dice que enseñan a “invocar espíritus malignos”

Por Isabel van Brugen
03 de Septiembre de 2019
Actualizado: 03 de Septiembre de 2019

Una escuela de Tennessee ha retirado la colección de libros de Harry Potter de su biblioteca después de que su sacerdote concluyó que los estudiantes podrían invocar espíritus malignos con su lectura.

El Rev. Dan Reehil de la Escuela Católica St. Edward de Nashville dijo que fue recomendado por exorcistas estadounidenses para sacar la serie de siete libros de los estantes de la biblioteca de la escuela debido a la forma en que presentaban la magia.

Reehil dijo que cree que los hechizos de la serie son reales y que los lectores podrían resultar perjudicados si los leen.

“Estos libros presentan la magia como algo bueno y malo, lo cual no es cierto, en realidad es un engaño inteligente”, escribió el sacerdote en un correo electrónico obtenido por The Tennessean.

Portada de la primera novela de J.K. Rowling “Harry Potter y la piedra filosofal”. (Christie’s/Getty Images)

“Las maldiciones y hechizos usados en los libros son maldiciones y hechizos reales; que cuando son leídos por un ser humano se arriesgan a invocar espíritus malignos en la presencia de la persona que lee el texto”.

“Los libros también glorifican los actos de adivinación; de conjurar a los muertos, y de lanzar hechizos entre otros actos que son una ofensa a la virtud de la religión – al amor y respeto que debemos solo a Dios,” continuó, reportó Fox17.

“Muchos de los que leen estos libros pueden ser persuadidos a creer que estos actos están perfectamente bien, incluso son buenos o espiritualmente sanos”.

Añadió que los libros, que él cree que presentan “una posible amenaza a nuestra fe”, no serán promovidos por la escuela o la iglesia de Nashville.

“San Eduardo está comprometido a promover la fe católica y a enseñar las normas de la sana doctrina para inculcar fuertes valores morales católicos”, escribió.

La superintendente de escuelas de la Diócesis Católica de Nashville, Rebecca Hammel, dijo a The Tennessean que el sacerdote tiene la última palabra en el asunto en su escuela.

“Cada párroco tiene autoridad canónica para tomar tales decisiones para la escuela de su parroquia”, dijo. “Está dentro de su autoridad para actuar de esa manera”.

Reehil notificó a los padres de la prohibición en un correo electrónico, explicó Hammel.

Añadió que la Iglesia Católica no tiene una postura oficial sobre los libros de Harry Potter, que fueron escritos por J.K. Rowling y publicados entre 1997 y 2007. Hasta la fecha se han vendido más de 500 millones de ejemplares.

“Si los padres consideran que este u otro medio es apropiado, esperamos que simplemente guíen a sus hijos e hijas para que entiendan el contenido a través de la lente de nuestra fe”, dijo.

“Realmente no nos metemos en la censura en tales selecciones, aparte de asegurarnos de que lo que ponemos en las bibliotecas de nuestra escuela son materiales apropiados para la edad de nuestros alumnos”.

Por lo que Hammel sabe, los libros no han sido retirados de otras bibliotecas escolares dentro de la diócesis.

Una colección personal de traducciones de libros de Harry Potter en una oficina de Tel Aviv el 23 de junio de 2003. (David Silverman/Getty Images)

La eliminación de los libros de Harry Potter en la Escuela Católica St. Edward de Nashville es la última de una larga lista de prohibiciones sobre estos libros por motivos religiosos.

La serie ha sido retirada de los estantes de las bibliotecas escolares de los Emiratos Árabes Unidos desde 2002, mientras que Filipinas, Arabia Saudita y Malasia tienen prohibiciones similares.

La serie de Harry Potter fue catalogada por la Asociación Norteamericana de Bibliotecas (ALA) como la más prohibida y desafiada de una lista de “Los 100 mejores libros prohibidos/rechazados” entre 2000 y 2009.

Mientras tanto, en 2001 y 2002, los libros de Harry Potter fueron listados como número uno de los 10 libros más cuestionados, según ALA, que analizó los registros de la Oficina para la Libertad Intelectual.

Entre las razones para prohibir la colección puede encontrarse: “anti-familia, ocultismo/satanismo, punto de vista religioso, violencia” en 2001, y “ocultismo/satanismo, violencia” en 2002.

*****

 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS