Escuela se disculpa luego de que un maestro entrega a niño autista un “premio al más molesto”

Por Janita Kan - La Gran Época
06 de Junio de 2019 Actualizado: 06 de Junio de 2019

Una escuela primaria en Indiana se disculpó después de que uno de sus estudiantes de quinto grado, que es autista, recibiera un premio al “más molesto”.

El padre del niño, Rick Castejon, dijo que se quedó atónito cuando el maestro de educación especial le entregó a su hijo un premio inesperado durante un almuerzo en un restaurante local de la Academia Preparatoria Bailly en mayo, un evento al que asistieron estudiantes, numerosos padres y el director de la escuela. El trofeo fue inscrito con “El varón más molesto”.

“Fuimos sorprendidos. Simplemente no lo esperábamos”, dijo Castejon a The Times of Northwest Indiana. “Como director o maestro, nunca debes dejar que esto le pase a ningún estudiante”.

Castejon contó que intentó dejar el trofeo sobre la mesa en el restaurante Golden Corral de Merrillville, pero el maestro de su hijo se acercó a él, quien le recordó que no olvidara llevárselo a casa, mientras actuaba como si fuera una broma, informó el periódico.

No fue hasta que Castejon llegó a casa que se dio cuenta de lo que había sucedido.

Dijo que su hijo, que no es verbal, a veces se mece hacia adelante y hacia atrás y es propenso a volverse emocional. Declaró que la escuela lo llama “todo el tiempo” por el comportamiento de su hijo.

“Un maestro de educación especial debe saber cómo manejar estas cosas”, dijo Castejon al medio de comunicación.

El padre se puso en contacto con la administración de la escuela, quien se disculpó y dijo que tomaría medidas, incluyendo la posibilidad de suspensión y despido.

En una declaración al Times, Peter Morikis, gerente de emergencias de la Corporación Escolar Comunitaria Gary, dijo que la compañía no aprueba este tipo de comportamiento y continuará poniendo en primer lugar la seguridad y el bienestar de nuestros estudiantes.

“Reconocemos el impacto potencial que una experiencia como ésta podría tener en el bienestar mental, la autoestima y el nivel general de comodidad de un niño en un entorno de aprendizaje en el futuro”, afirmó Morikis.

Castejon dijo que estaba contento con la respuesta de la escuela. Agregó que antes del incidente, su familia tenía planes de mudarse fuera del distrito, pero quería compartir la historia  para que otros estudiantes con necesidades especiales y sus familias no tuvieran que pasar por una experiencia similar a la suya.

“El hecho de que tengan necesidades especiales no significa que no tengan sentimientos”, agregó el padre.

Madre demanda a una escuela en Reino Unido

En una historia similar, una madre de Reino Unido demandó a una escuela porque le pidieron a su hijo que usara un chaleco de alta visibilidad para ayudar a los maestros a saber que es autista.

La Madre Joanne Logan está demandando a una escuela primaria de Londres en el tribunal de discapacidad, acusando a la escuela de discriminar a su hijo Charlie, de 7 años de edad, por ser autista al exigirle que use un chaleco amarillo brillante durante los recreos a principios de año, según informó anteriormente La Gran Época.

Se puso “furiosa” después de escuchar a Charlie quejarse de que se sentía incómodo por tener que usar el chaleco en la escuela.

“Me hicieron usar un chaleco amarillo en el patio de recreo, y me sentí muy mal y me sentí muy fuera de lugar, y realmente no quise hacerlo porque me estaba resaltando. Nadie más tenía uno”, dijo el niño en un video de YouTube publicado el 27 de marzo.

La madre estaba particularmente molesta porque dice que la escuela nunca le había informado que Charlie tenía que usar el chaleco. Dijo al Mirror: “Charlie estaba siendo individualizado en el patio de recreo. Era el único que llevaba un chaleco y así es como empieza la discriminación”.

La escuela argumentó que Logan sabía que Charlie tendría que usar el chaleco y que otros estudiantes también usaban chalecos en el patio de recreo por diferentes razones. Sin embargo, Logan cuestiona la claridad con la que esta información le fue transmitida. Sostiene que no habría dado su consentimiento si hubiera sabido exactamente lo que esto implicaba.

Un portavoz del consejo local de Hillingdon confirmó que “los chalecos reflectantes no son obligatorios para nadie y solo se usan con el consentimiento de los padres” en esa escuela.

Después de que Logan se quejó a la escuela, Charlie ya no tuvo que usar el chaleco. La relación con la escuela se deterioró tanto que decidió trasladar al niño a otra institución.

Logan está tomando medidas legales buscando ganar un caso histórico para que Charlie y otros niños no tengan que volver a distinguirse entre sus compañeros.

“Solo quiero asegurarme de que ningún otro niño autista tenga que pasar por lo que nosotros pasamos y que tenga que ser incomodado, y si se gana este caso, podría cambiar eso”, dijo Logan.

*****

Te puede interesar:

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

[/epoch_video

TE RECOMENDAMOS