Escuelas de Massachusetts y programas de asistencia infantil no urgentes seguirán cerrados hasta abril

Por Isabel van Brugen
26 de Marzo de 2020 Actualizado: 26 de Marzo de 2020

Se anunció el miércoles que todas las escuelas de Massachusetts y los programas de asistencia infantil que no sean de emergencia permanecerán cerrados hasta abril, ya que el estado informó de un aumento en los casos del virus del PCCh, también conocido como el nuevo coronavirus.

En la actualización de COVID-19, @MassLtGov y yo nos unimos al comisionado Riley de @MASchoolsK12 para anunciar la extensión del cierre para las escuelas K-12 y los programas de educación temprana que no sean urgentes hasta el 4 de mayo. #COVID19MA

El anuncio es una extensión de los anuncios originales de cierre emitidos el 15 y el 18 de marzo por el gobernador Charlie Baker, quien dijo que las escuelas estarían cerradas por tres semanas hasta el 6 de abril. Todas las escuelas públicas y privadas y los programas de asistencia infantil que no sean de urgencia permanecerán cerrados al menos hasta principios de mayo.

El Departamento de Salud Pública del estado (DPH) dijo el miércoles que los casos de COVID-19 aumentaron en 679 en 24 horas, llevando el total a 1838 casos, con 15 muertes. Cuatro muertes adicionales fueron confirmadas en el estado, todas ellas de edad avanzada y con condiciones preexistentes, dijo el DPH.

Hasta ahora poco menos de 20,000 residentes de Massachusetts han sido examinados para el virus del PCCh.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala administración del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

Baker anunció que había firmado una orden ejecutiva que contemplaba el cierre de los edificios de escuelas públicas y privadas hasta el 4 de mayo como mínimo.

“De esta manera, las escuelas pueden prepararse para el regreso de sus estudiantes en mayo”, dijo. “Este cierre extendido dará más tiempo a los maestros para asegurar que todos los estudiantes tengan acceso a recursos e instrucción que se adapte a sus necesidades particulares. Esto incluye a los estudiantes con necesidades especiales y a los aprendices de inglés”.

“Más importante aún, este período de tiempo proporciona una oportunidad para asegurar que puedan completar su trabajo de curso para el final del año escolar en junio”, añadió Baker.

La orden no se aplica a las residencias de educación especial, según un comunicado de prensa. Baker dijo que el estado enviará directrices a los distritos escolares el jueves.

Baker también anunció una asociación entre su administración y la WGBH, que vería el lanzamiento de la iniciativa sobre educación en línea para niños en todo el estado.

“Hay más trabajo por hacer, obviamente, y seguiremos avanzando para ayudar a que todas las escuelas tengan las herramientas y los materiales que necesitan”, dijo Baker.

La noticia llega solo unos días después de que Baker anunciara el cierre de todos los negocios no esenciales.

La orden, que entró en vigor el martes al mediodía, requiere que los negocios no esenciales cierren sus lugares de trabajo e instalaciones a todos los trabajadores y clientes hasta el 7 de abril.

Se anima a los negocios a continuar las operaciones de forma remota. Los negocios esenciales (pdf) incluyen los relacionados con las pruebas de la enfermedad COVID-19, la prestación de atención médica a los pacientes, la producción o distribución de alimentos y la aplicación de la ley.

Las sanciones por incumplimiento comenzarán con multas y se incrementarán a partir de ahí, dijo Baker en una conferencia de prensa.

Tomó la decisión de firmar la orden después de hablar con expertos en salud, funcionarios locales y federales, y otros gobernadores.

Baker optó por no firmar la orden de “quedarse en casa” que otros gobernadores han hecho, como el Gobernador de California Gavin Newsom. Tales órdenes exigen que las personas no salgan de sus casas excepto para realizar desplazamientos por motivos esenciales, como comprar medicinas o ir a trabajar en negocios esenciales.

En su lugar, emitió un aviso pidiendo a la gente que se quede en casa a menos que necesiten salir.

A las personas mayores de 70 años y a las que tenían problemas de salud subyacentes se les aconsejó enfáticamente que se quedaran en casa y limitaran las interacciones con los demás.

La nueva norma también limita las reuniones a 10 personas, una reducción del límite anterior de 25 personas. Las personas son libres de reunirse en grupos más grandes en espacios al aire libre como parques, pero deben evitar las actividades que incluyen el contacto cercano, como los juegos de baloncesto.

Zachary Stieber contribuyó a este informe.

*****

A continuación:

Intensa propaganda china culpa a EE.UU. por la pandemia de coronavirus

TE RECOMENDAMOS