Escuelas religiosas recibirán dinero para almuerzos aunque no sigan el mandato LGBT, dice el gobierno

Por Bill Pan
16 de Agosto de 2022 4:23 PM Actualizado: 16 de Agosto de 2022 4:23 PM

Las escuelas religiosas que no adopten las nuevas directrices federales sobre la identidad de género y la orientación sexual aún podrán recibir los fondos federales para los almuerzos, dijo el Departamento de Agricultura.

Según el Título IX, las escuelas que reciben dólares federales para pagar las comidas a través del Programa Nacional de Almuerzos Escolares del Departamento de Agricultura no pueden discriminar por motivos de sexo. Sin embargo, en mayo el Departamento anunció que había adoptado una nueva definición del término “sexo” para incluir la identidad de género y la orientación sexual.

Aunque el Título IX incluye una exención religiosa, la reinterpretación de la ley federal suscitó preocupación entre los colegios religiosos que aplican códigos de vestimenta específicos por sexo, mantienen baños o equipos deportivos separados por sexo o prohíben el uso de pronombres que no coincidan con el sexo biológico de alguien.

En un documento de preguntas y respuestas (pdf) publicado el 12 de agosto, el Departamento de Agricultura aseguró a las escuelas religiosas de que los cambios no se aplican a ellas.

“El Título IX incluye algunas excepciones, incluida una que permite que una institución quede exenta por motivos religiosos si existe un conflicto entre el Título IX y los principios religiosos que rigen la escuela”, dijo el Departamento de Agricultura, añadiendo que una escuela no tiene que presentar una solicitud por escrito para reclamar esa exención.

En los últimos meses las escuelas se han visto en la incertidumbre de perder las comidas financiadas por el gobierno federal debido a políticas que reflejan sus puntos de vista religiosos, especialmente después de que una comisionada de agricultura trató de bloquear el dinero de las comidas federales a una escuela cristiana de Florida.

La disputa involucró a la Academia Cristiana Grant Park, una escuela de nivel preescolar hasta el 8º grado, de Tempa, Florida, que depende del programa nacional para servir comidas a estudiantes de barrios de bajos ingresos. En julio, la comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, dijo a la escuela que “debe cumplir con todas las regulaciones federales” para seguir siendo elegible, incluso si eso viola sus creencias religiosas.

La Academia, representada por el grupo legal cristiano conservador, Alliance Defending Freedom, demandó a Fried y al gobierno de Biden para asegurar la financiación de las comidas. En la demanda (pdf), la escuela alegó que “sufriría daños en su misión educativa, en su libertad de expresión y en su ejercicio religioso” al cumplir con el nuevo mandato relacionado a las comidas escolares.

“En resumen, la administración Biden y el impulso de la comisionada Fried para redefinir el sexo en la ley federal ha llegado al punto de negar los almuerzos escolares a los estudiantes menos privilegiados, sólo porque su escuela no violará sus creencias religiosas”, dice la demanda.

Días después de la presentación de la demanda, el Departamento de Agricultura aprobó la solicitud de exención religiosa de la escuela, permitiéndole seguir participando en el programa de almuerzos.

El Departamento de Educación publicó en junio una serie de cambios propuestos en la normativa del Título IX. En parte, la propuesta amplía la definición de “sexo” y trata de establecer que no acomodar la identidad de género preferida de alguien en las actividades o espacios escolares es lo suficientemente perjudicial como para constituir una violación del Título IX. El 12 de septiembre termina el período de 60 días para la presentación de comentarios públicos sobre la propuesta.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.