Escultor de Venecia construye un violín gigante para dar conciertos en el Gran Canal

Por Michael Wing
11 de Noviembre de 2021
Actualizado: 11 de Noviembre de 2021

Pocos se han visto más afectados por la pandemia que los músicos dotados que se ganan la vida en el escenario, usando instrumentos finos y habilidades perfeccionadas para calmar el alma humana con sus melodías.

En uno de los grandes centros culturales del mundo —la ciudad de Venecia, situada en el noreste de Italia— un artista, Livio De Marchi (conocido por sus esculturas de madera de gran perspectiva y que flotan por los canales de la anegada ciudad), inició en noviembre de 2020 una obra de arte flotante dedicada a la música y a los músicos en forma de violín.

(MARCO BERTORELLO/AFP a través de Getty Images)
(Cortesía de Mieko Ban/Livio De Marchi)
“El violín de Noé”, un violín flotante gigante del escultor veneciano Livio De Marchi. (MARCO BERTORELLO/AFP vía Getty Images)

Aunque no se puede interpretar, tiene todo lo que se esperaría de un violín a escala: desde la intrincada voluta de madera hasta la carrillera; desde los ricos y cálidos tonos y el elegante pulido hasta el delicado puente y las cuerdas.

La pieza de De Marchi, titulada “El violín de Noé”, fue creada en conjunto con artesanos, artistas y técnicos venecianos “que con motivo de la pandemia se unieron para dar vida a esta obra (…) para relanzar un sector que estaba de rodillas”, declaró la galería del artista.

El nombre de la obra ofrece esperanza en estos tiempos difíciles. “Digo ‘Noé’ [porque] Noé metió a todos los animales en su arca, mientras que en el violín llevo un importante mensaje a todo el mundo: música, arte y cultura, y un poco de amor entre nosotros que necesitamos en esta época tan triste”, declaró el artista a The Epoch Times.

(Cortesía de Livio De Marchi)
Músicos de pie en “El violín de Noé”. (MARCO BERTORELLO/AFP vía Getty Images)

El escultor trabajó junto a los maestros artesanos del sindicato de artistas Consorzio Venezia Sviluppo, y recibió aportes por parte del municipio veneciano que cubrieron el costo de los materiales.

En cuanto al diseño y la construcción, con la gran cantidad de artesanos a bordo del proyecto, todo salió a la perfección.

“Tenía un violín de un querido amigo mío que me lo prestó y partiendo de este lo construimos”, dijo De Marchi. “Mi papel fue trabajar con ellos en la obra y trabajar solo para esculpir la voluta del violín en mi estudio”.

Una vista del rollo tallado del “Violín de Noé”. (Marco Bertorello/AFP vía Getty Images)
El “Violín de Noé” cerca del Puente de la Academia. (Cortesía de Mieko Ban/Livio De Marchi)

Los diferentes artesanos y comerciantes usaron varios tipos de madera, como el abeto, el roble y la caoba; con cola marina y sofisticados carpinteros, realizaron la embarcación con forma de violín, que flota por sí misma y está equipada con un motor marino eléctrico. El enorme instrumento mide aproximadamente 4 por 12 metros y se desmonta en unas 20 piezas.

Las obras comenzaron en noviembre de 2020 y, después de un periodo de construcción de 9 meses, finalizaron en julio de este año.

El instrumento sobredimensionado se presentó formalmente en septiembre en un desfile por el Gran Canal con cuatro artistas en escena (obligatoriamente descalzos para proteger la cubierta inmaculada y ricamente pulida) mientras se deslizaban con gracia por la ciudad al son de las “Cuatro estaciones” de Vivaldi.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS