Esfuerzo de estudiantes chinos por conseguir exámenes de inglés sugiere gran interés en ir al exterior

Por Nicole Hao
23 de Octubre de 2020
Actualizado: 23 de Octubre de 2020

Recientemente los estudiantes chinos se apresuraron en obtener todos los cupos para los exámenes de inglés, lo que sugiere un mayor interés en estudiar en Estados Unidos y otros países de habla inglesa. Esto ocurre a pesar del deterioro de la relación entre Beijing y Washington.

El Servicio de Pruebas Educativas (ETS), la organización estadounidense que administra el Examen de Inglés como Lengua Extranjera (TOEFL), abrió el 14 de octubre la inscripción para el examen TOEFL 2021 en China. A los cinco minutos de la apertura, todos los cupos para los exámenes en Beijing y Shanghai para los primeros ocho meses de 2021 se habían reservado.

Las plazas de exámenes en otras ciudades chinas, como Guangzhou, Hangzhou, Chengdu, Xi’an, Wuhan, Changsha, Nanjing, Xiamen y Changchun, también se reservaron con rapidez.

El ETS publicó más cupos para la prueba del TOEFL 2021 dos días después, pero varios minutos después del lanzamiento, los estudiantes chinos comenzaron a quejarse de que esas plazas también se habían reservado.

En respuesta a la creciente demanda, el ETS dijo en su cuenta oficial en redes sociales chinas que liberaría más cupos a las 10:00 a.m., hora local, todos los miércoles y viernes en adelante. Después del anuncio, los estudiantes chinos comentaron que pondrían sus alarmas para recordar registrarse en cada lanzamiento próximo.

El TOEFL es un examen de inglés estandarizado y aceptado por la mayoría de las escuelas secundarias, universidades e instituciones estadounidenses, así como las del Reino Unido, Australia y otros países.

Para postular a universidades estadounidenses o muchas academias británicas y australianas, un estudiante chino debe tener su puntaje TOEFL. La puntuación TOEFL es válida durante dos años.

ETS comunicó su primer lote de cupos para los exámenes TOEFL 2021 a las 10:00 a.m. del 14 de octubre. Los cupos abarcaron las primeras 53 fechas de los exámenes en 11 ciudades chinas. Sin embargo, los estudiantes chinos rápidamente se dieron cuenta que todos estos cupos para los exámenes estaban reservados, especialmente los cupos de enero a agosto.

El ETS explicó en su cuenta oficial de redes sociales que los cupos para las pruebas estaban limitados debido a los requisitos de distanciamiento social, como resultado de la pandemia del virus del PCCh.

El periódico estatal chino, Beijing News, citó a un capacitador chino de TOEFL, quien dijo que “en años pasados, en el primer día de reserva, solo se ocuparon los cupos de enero y febrero. Es inusual que los cupos de todo el año se reserven [el primer día]”.

Tang Jingyuan, un comentarista de asuntos de China con sede en Estados Unidos dijo que “los estudiantes chinos usan sus reservas para decirle a la gente lo ansiosos que están de estudiar en el extranjero, especialmente en Estados Unidos”.

Este desarrollo presenta un “fuerte contraste con el tono del régimen, que critica a Estados Unidos”, dijo Tang a The Epoch Times.

El régimen chino intensificó sus críticas contra el gobierno de Trump, después que las relaciones entre los dos países llegaron al punto más bajo en décadas. En los últimos meses, los medios de comunicación estatales elevaron su retórica antiestadounidense y los ataques a oficiales estadounidenses.

En agosto, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, dijo que los chinos podrían dejar de usar el iPhone en protesta contra Estados Unidos.

Sin embargo, cuando Apple abrió las pre órdenes para el nuevo iPhone 12, el 16 de octubre, los clientes chinos obtuvieron más de 1.6 millones de unidades en las primeras horas, igual a la cantidad de pre órdenes del iPhone 11 recibidas en los primeros tres días de 2019, según la publicación financiera estatal Yicai.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS