España no planea retirar el reconocimiento diplomático al embajador de Maduro

Por Debora Alatriste
07 de Noviembre de 2019 Actualizado: 07 de Noviembre de 2019

España no planea retirar la acreditación diplomática al embajador de Venezuela, Mario Isea, designado por Nicolás Maduro.

Josep Borrell, ministro español de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, ha asegurado que se va a mantener la relación actual con el embajador.

El Gobierno español, así como varios países de la Unión Europea, entre ellos Alemania, Reino Unido, Francia, Dinamarca, Austria y Suecia, reconocieron el pasado mes de febrero a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Sin embargo, en el área de las relaciones diplomáticas, España no considera retirar el reconocimiento al embajador nombrado por Maduro. En su lugar, para tomar en cuenta el nombramiento de Guaidó, designó a Antonio Ecarri como representante personal.

De acuerdo a la agencia EFE, la decisión de Borrell se debe a que a nadie le interesa cambiar la relación existente con el embajador venezolano ya que hay muchos intereses en Venezuela y hay que mantener cauces de diálogo con Nicolás Maduro.

“Nos guste o no, [el régimen de Maduro] hoy tiene el control del país y la administración del territorio, y nosotros tenemos muchos españoles ahí, muchos españoles que reciben pensiones, muchos intereses económicos y sobre todo humanos”.

Por otra parte, debido a que el gobierno español mantiene una embajada en Caracas, buscan evitar que el régimen de Maduro pueda tomar medidas recíprocas si se cambiara la acreditación del embajador actual.

En una entrevista para TV Venezuela Noticias, el embajador de España en Venezuela dijo: “España ha reconocido al presidente Guaidó (…) pero no hemos dejado de tener relaciones con todas las partes en Venezuela”.

Los opositores del régimen venezolano de Maduro son quienes han pedido que España tome la postura de retirar el título de embajador por Venezuela a Mario Isea y se lo otorgue al representante legítimo, lo cual ayudaría a quitarle influencia internacional al régimen de Maduro.

Medios de comunicación como el Panampost criticaron la postura de España. “La hipocresía del Gobierno español ha sido evidente; aunque reconoce al presidente (e) Juan Guaidó, mantiene sus relaciones políticas y económicas con Maduro, al punto que el pasado lunes 9 de septiembre el embajador del país europeo se reunió con el usurpador canciller Jorge Arreaza”.

En su artículo señalaron que tanto España como la unión Europea han sido cómplices de la dictadura venezolana. “Maduro se sostiene en el poder en buena medida por las transacciones en euros producto del lavado de dinero, del oro robado y de las relaciones que aún mantiene con Europa”.

Según un reporte de Bloomberg publicado el 9 de septiembre, a raíz de las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela, muchos bancos y grandes instituciones financieras comenzaron a evitar tratos y suspender transacciones con el régimen socialista, razón por la cual el Banco Central de Venezuela comenzó a depender más del Banco de España para transferir y recibir fondos en el extranjero, de acuerdo a los informantes.

Por su parte, Estados Unidos estaría evaluando imponer sanciones al Banco de España y a otras instituciones que posean depósitos con fondos de personas dentro del régimen de Maduro, reportó Bloomberg.

TE RECOMENDAMOS