Esposa brasileña cuida con devoción a su marido incapacitado luego de ser atropellado por un auto

Por Eduardo Tzompa
13 de Septiembre de 2020
Actualizado: 13 de Septiembre de 2020

Analice de Poços de Caldas, Brasil, quien ha cuidado a su esposo por dos años desde que fue atropellado por un automóvil, ha demostrado lealtad hacia su pareja en los momentos más difíciles.

El 23 de abril de 2018, Junior, esposo de Analice, salió de su casa al trabajo conduciendo una bicicleta. Sin embargo, ese día su vida cambiaría drásticamente luego de ser atropellado por un automóvil, informó Razões para Acreditar.

A causa del accidente, Junior sufrió traumatismo craneoencefálico, edema cerebral y también se fracturó la mandíbula.

“En ese momento, los médicos le dieron solo 72 horas de vida, mi esposo es un milagro”, dijo Analice.

A pesar del grave diagnóstico, la brasileña ha permanecido a su lado, cuidándolo y acompañándolo durante su proceso de recuperación.

Desde que salió del hospital Junior necesitó utilizar un tubo de alimentación, una traqueotomía y un dispositivo de apoyo respiratorio. El joven se encuentra postrado en cama desde entonces.

Un año después del accidente y de dos cirugías para extraer el líquido de su cerebro, Junior comenzó a mostrar signos de mejoría. Los médicos le removieron la traqueotomía y comenzó a alimentarse sin la sonda. Ahora es capaz de hablar y expresarse, aunque con dificultad.

Un médico le informó a la pareja que es posible que Junior pueda volver a caminar, pero necesitaría una rehabilitación intensiva y de la aplicación de toxina botulínica en sus piernas.

“Junior está muy triste, quiere caminar, no depender de todo, para volver a una vida normal”, dijo Analice.

Analice quien lleva cinco años junto a Junior ha inspirado a los internautas por su amor y cuidado hacia su esposo.

De acuerdo con Razões para Acreditar (Razones para creer), una organización benéfica que se dedica a recaudar fondos para ayudar a personas en dificultades, la pareja no puede hacerse cargo de todos los gastos que Junior necesita para su rehabilitación. Por esta razón, se lanzó una campaña para reunir fondos para ayudar a la pareja con los gastos que implica el tratamiento.

Sin embargo, a la fecha de publicación del artículo apenas habían alcanzado los 14,065 reales brasileños (unos 2600 dólares), el 35% de su meta de 40,000 reales brasileños (unos 7500 dólares).

Kelly Hope, de Bomley, un municipio londinense, es otra mujer que encarna la virtud del sacrificio.

Mientras su exesposo Dan Pyatt yacía en el hospital por deficiencia de sus riñones, y sin haber encontrado un donante después de 12 meses en la lista de espera, Hope le dijo: “Voy a hacerme la prueba para el trasplante”, según el medio británico Mirror.

“Aunque ya no estábamos juntos, no estaba preparada para dejar a mis hijas sin padre”, dijo Hope. “Dan sólo tiene 44 años, tiene mucha más vida por delante” agregó.

Pyatt le dijo: “No puedo pedirte que hagas eso”.

Sin embargo, según Hope: “Para mí, le estaba dando un riñón al padre de mis hijos y al mejor amigo que he tenido desde que tenía 11 años”.

Finalmente, en agosto de 2018 se realizó la cirugía para dar uno de sus riñones al padre de sus dos hijos, Jeanie y Billie.

“Puede que no estemos casados ahora, pero seguimos siendo una familia y tuve que hacer ese sacrificio para mantener a nuestra familia unida”, dijo Kelly Hope sobre su exesposo.

Pyatt, agradecido, dijo que Kelly siempre será su heroína.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Cada año miles de personas se reúnen en Taiwán para inspirar a los perseguidos en China continental

TE RECOMENDAMOS