Esposa reza fuera del hospital diariamente mientras su marido en coma lucha contra el virus del PCCh

Por Louise Bevan
03 de Agosto de 2020
Actualizado: 03 de Agosto de 2020

Cuando el marido de una residente de Tomball, Texas, fue puesto en un coma inducido para ayudar a su cuerpo a combatir el virus del PCCh, su esposa hizo un voto solemne de visitar el hospital todos los días para rezar por él, de pie tan cerca de su cama como se le permitiera.

Después de cumplir su promesa durante dos semanas mientras rezaba en la calle frente a la ventana del hospital de su marido, David, Michelle Gutiérrez mantiene su fe fuerte. Hablando con The Epoch Times, Michelle dijo que su marido está en un respirador y también en una máquina de ECMO, el equipo de apoyo cardíaco y respiratorio.

Michelle dijo que le escribe a su amado esposo una carta cada mañana y cada noche y luego la envía por fax al hospital.

“Las enfermeras se la leerán”, dijo. “La enfermera me llama desde su habitación todos los días y le pone el teléfono en el oído para que pueda hablar, rezar y leerle la Biblia mientras está en coma”.

(Cortesía de Michelle Gutierrez)

En septiembre, Michelle y David cumplirán 10 años de casados. Manteniéndose fuerte y enfrentando las dificultades con fe, Michelle espera que cuando su marido se despierte, pueda mirar hacia atrás los mensajes que ella envió durante su enfermedad y saber que él estaba en sus oraciones, informó Fox 26 Houston.

“Lo primero que hago a las 7 p.m. es enviarle un mensaje para hacerle saber que he cumplido mi promesa de que estaré aquí rezando por él”, dijo Michelle al medio de comunicación.

“No pudiendo estar a su lado, haciéndole saber, ‘Hey cariño, estoy aquí apoyándote'”, continuó, “… sé que aunque esté en coma, creo que si yo estuviera allí él todavía podría oírme”.

David, aunque no tenía ninguna condición de salud subyacente, desarrolló síntomas severos después de dar positivo en las pruebas del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

Los doctores del CHI Saint Luke’s Health en el Hospital Woodlands decidieron que ponerlo en coma inducido facilitaría la mejor oportunidad de supervivencia de David, según reportó Fox.

“No pienses ni por un minuto que no puedes contraer este virus”, dijo Michelle. “Puedes… cualquiera puede contraerlo”.

(Cortesía de Michelle Gutierrez)

En el momento de escribir este artículo, la estancia de David en la UCI del hospital había durado tres semanas y seguía contando. Michelle y su familia están sintiendo la presión, pero la leal esposa tiene un mecanismo de afrontamiento; mientras está de pie en la calle bajo la ventana del hospital de su marido, Michelle escucha música de alabanza para mantener su espíritu en alto.

Está dispuesta a compartir su historia y la de su marido con la esperanza de dar fuerza a otros que puedan encontrarse en situaciones similares.

“No pierdas la esperanza”, dijo, “no pierdas la esperanza y no pierdas la fe”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS