Justo antes de desconectar el soporte vital escucha el susurro de su esposo y un milagro sucede

Por Michael Wing
19 de Septiembre de 2019
Actualizado: 19 de Septiembre de 2019

Lyndee Pellettiere-Swapp estaba en coma, pero escuchó todo lo que dijo su familia justo antes de que la desconectaran del soporte vital. Lo que pasó después fue prácticamente un milagro.

La entonces madre de 45 años todavía no tiene idea de por qué quedó inconsciente en su casa ese día de 2016. Lyndee vive en Phoenix, Arizona, con su familia. Su hijo Steven la había encontrado y llamó al 911 en pánico, y la llevaron de inmediato al hospital. Durante los siguientes cinco días, experimentó convulsiones y finalmente cayó en coma durante 12 días.

Lyndee también tiene una hija llamada Amanda, y un esposo, llamado Steve. Su familia rezó por un milagro. Sin embargo, después de varios días, los médicos les aconsejaron que apagaran su soporte vital y tuvieron que tomar una decisión dolorosa.

“Mi familia sabe que soy una entusiasta de la donación de órganos, así que cuando mis órganos comenzaron a fallar, ellos tomaron la decisión”, dijo Lyndee a los medios de comunicación después del incidente. “Era hora de tomar esa decisión”.

Al final, tristemente, decidieron honrar el deseo de Lyndee de donar sus órganos y desconectarla del soporte vital.

Los miembros de su familia vinieron a despedirse y cada uno de ellos se turnó para hablar con ella al lado de su cama de hospital. Sin que lo supieran,  Lyndee escuchó cada palabra con claridad; aunque estaba inconsciente, no tenía muerte cerebral.

“Recuerdo que la gente me hablaba”, compartió. “Recuerdo cuando la gente venía de visita, mi sobrina me leía”.

Su esposo, Steve, fue la última persona que se despidió. Susurró una súplica para que ella se aferrara a la vida. “Eres una luchadora. Necesito que luches”, había dicho.

Y ahí fue cuando ocurrió algo milagroso.

Aunque Lyndee no podía moverse ni hablar, había escuchado todo lo que había sucedido. Había escuchado las despedidas de su familia; había escuchado a los médicos cuando describieron a la familia el proceso que presenciarán de su muerte; y al escuchar esto, trató desesperadamente de hablar para salvar su vida.

“Fue muy agitado”, relató más tarde. “No podía moverme, no podía hablar”.

Luego, en el último minuto, pudo pronunciar unas palabras:

“Soy una luchadora”, susurró ella, para sorpresa de todos.

Steve rápidamente fue a buscar a un médico para que les explicara lo que había pasado. “Ella está haciendo todo lo que dijo que ella no haría,” Lyndee había recordado a Steve diciendo.

Había estado cerca de Lyndee, increíblemente cerca. De hecho, según CBS 5 Arizona, dos médicos estaban esperando afuera de su habitación para recoger sus órganos, que ya habían sido asignados a dos pacientes diferentes.

La gran noticia de su despertar, sin embargo, llegó a su casa al día siguiente. La hija de Lyndee, Amanda, vino a visitar a Lyndee al hospital, y la joven claramente no estaba preparada para lo que vendría después.

“La miré y ella solo dijo ‘Hola’ y me puse de rodillas y estaba llorando”, dijo Amanda a CBS 5 Arizona semanas después del incidente. Ella había pensado que su madre había fallecido.

Ya han pasado cuatro años desde que Lyndee entró en coma, y todavía no tiene ni idea de qué lo causó ni de cómo se recuperó. Aunque ella no lo llama “milagro”, así lo perciben sus seres queridos. Ha tenido que volver a aprender a caminar y a alimentarse por sí misma y se ha sometido a cuatro cirugías.

“Solo porque no estés consciente no significa que no puedas escuchar”, dijo Lyndee después. “Así que debes hablar con tus seres queridos si te encuentras en esa situación. Te escuchan”.

Mientras tanto, su hijo Steven compartió una lección de vida: “Pase lo que pase, podrías despertarte una mañana, teniendo todo en orden, y al siguiente, tu vida es un desastre. Así que, mantén a tu familia cerca y no los dejes ir”.

Ningún médico le daba a esta niña la esperanza de ver, pero gracias a la ayuda de muchas personas, su sueño se hizo realidad…

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS